Mejorar la comunicación efectiva ha demostrado ser mucho más que una moda o tendencia en el mundo empresarial; mejorar la comunicación efectiva es un reto plenamente vigente que deben afrontar todas las empresas de cualquier tamaño y sector de actividad. ¿Qué es exactamente la comunicación efectiva empresarial? ¿Cómo podemos mejorarla? Esas son las dos grandes cuestiones a las que damos respuesta en el artículo de hoy.

New Call-to-action

¿Qué es la comunicación efectiva empresarial?

Definimos comunicación efectiva empresarial como aquel proceso de intercambio de información (datos, opiniones, sentimientos, críticas…) que se pone en práctica entre dos o más actores presentes en el ámbito de la empresa (empleados, compañeros, dirección…) utilizando diversos canales (conversaciones personales, teleconferencias, correos electrónicos, llamadas de teléfono, etc.).

Conseguir una comunicación efectiva es importante en todos los ámbitos de nuestra vida, en el seno familiar, en el grupo de amigos… Pero es vital en un entorno tenso, muchas veces sobrecargado de trabajo y continuamente expuesto a la consecución de ambiciosos objetivos económicos y competitivos: el ámbito empresarial.

Como ves, definir el proceso de comunicación efectiva en el ámbito empresarial es bastante sencillo, lo complicado es ponerlo en práctica. Vamos a intentarlo a través de los siguientes tips o consejos que te proponemos a continuación.

Tip 1 comunicación efectiva empresarial: la escucha activa

Resulta curioso que el primer consejo que te damos para mejorar la comunicación efectiva en tu empresa sea escuchar, pero si lo piensas, verás que es el más importante de todos por una razón muy simple: la mayor parte de las veces escuchamos lo que queremos y no lo que realmente se nos está contando.

Y es que excepto en muy contadas ocasiones, el proceso de la comunicación es mayoritariamente subjetivo y, así, interpretamos lo que escuchamos, vemos o leemos a través de un filtro personal, de una barrera emocional y cognitiva formada por nuestros conocimientos previos, nuestra experiencia anterior, nuestras opiniones sobre el tema o el interlocutor…

Escuchar activamente ayuda al proceso de la comunicación efectiva porque nos permite centrarnos puramente en el mensaje, en interpretarlo correctamente y, así, en poder argumentar unas respuestas libres de prejuicios y opiniones subjetivas.

Tip 2 comunicación efectiva empresarial: la empatía

El diccionario de la RAE define el término “empatía” como “la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos”.

La empatía es una cualidad, pero también un hábito que influye positivamente en el proceso de la comunicación efectiva empresarial. ¿Por qué? Porque para trasmitir un mensaje que realmente cale en nuestro interlocutor es preciso que nos identifiquemos con lo que está pensando, sintiendo u opinando ante nuestro discurso para poder modificar alguna idea sobre la marcha, recalcar algún concepto que puede quedar confuso, utilizar términos más o menos sencillo, intercalar mensajes motivadores en un momento dado… La empatía es, sin lugar a dudas, una de las armas secretas de los líderes transformacionales que dominan el arte de la comunicación efectiva empresarial.

Tip 3 comunicación efectiva empresarial: el lenguaje no verbal

El tercer consejo para mejorar la comunicación efectiva en el seno de tu empresa tampoco tiene mucho que ver con lo que “se dice”, sino en el “cómo se dice”.

Hablamos del lenguaje no verbal, de esa multitud de señales voluntarias e involuntarias que se entremezclan con el discurso y que pueden impedir una comunicación efectiva. Hablamos de tu forma de sentarte o de estar de pie a la hora de dirigirte a tus socios o empleados, de la posición de tus manos cuando hablas o cuando escuchas, del uso o abuso de los silencios en medio de una frase, de las miradas directas o huidizas que se intercambian entre los  participantes del proceso comunicativo… El lenguaje no verbal es tan importante como el verbal, sobre todo en el proceso de la comunicación efectiva en el ámbito empresarial.

En resumen:

  • Mejorar tu lenguaje no verbal mejorará tu comunicación efectiva.
  • Sentir empatía –  identificarnos con nuestro interlocutor- nos ayudará a manejar y dirigir mejor nuestro discurso para superar sus filtros personales a la comunicación, sus barreras emocionales y cognitivas.
  • Del mismo modo que ocurre con la comunicación efectiva, conseguir una escucha activa no es sencillo, pero puede hacerse. Es cuestión de concentración, práctica y voluntad.

¿Qué te han parecido estos tres consejos para mejorar tu comunicación efectiva empresarial? ¿Estás de acuerdo con ellos? ¡Escribe un comentario!

 

Descargar el ebook
 

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.