Internet ha dado acceso a un universo de información, una ingente cantidad de datos que facilita a los responsables de Recursos Humanos la identificación de los mejores talentos para las empresas. El reclutamiento en línea ha llegado para quedarse, gracias a su gran efectividad a la hora de gestionar el capital humano frente a los métodos tradicionales.

Descárgate la guía
Dada la importancia de contar con los mejores perfiles en un entorno altamente competitivo, las compañías no pueden quedarse quietas esperando a que los profesionales llamen a sus puertas, sino que deben adaptarse a las tendencias en RRHH. Necesitan navegar por la red para crear vínculos con el capital humano, interactuar con él a través de plataformas digitales y redes sociales y dar a conocer la empresa a través de las nuevas tecnologías.

El reclutamiento 2.0 en España

La utilización de internet y redes sociales en la actualidad para la búsqueda de empleo, por parte de los profesionales, y de candidatos, por parte de las empresas, está muy extendida, como pone de manifiesto el informe de Infoempleo y Adecco de 2016 Redes sociales y mercado de trabajo.

En este sentido, según el estudio, el 86% de las compañías españolas tiene presencia en redes sociales y el 84% las utiliza para la selección de personal. Del mismo modo, 9 de cada diez profesionales cuenta con un perfil social y el 78% lo emplea para buscar trabajo.

De hecho, los usuarios de las redes sociales que siguen a una marca lo hacen, en primer lugar, para conocer las ofertas de empleo que publican y la primera opción a la que recurren los profesionales en búsqueda activa de trabajo son los portales de empleo, consultados por el 98% de los encuestados en el estudio. Por su parte, el 86% de los responsables del reclutamiento en línea de las compañías aseguran que consultan los perfiles de los aspirantes preseleccionados antes de tomar una decisión final sobre la contratación.

Una interacción, además, que no queda en papel mojado, pues el 77% de los participantes en la encuesta han presentado el currículum a través de redes sociales y casi la mitad han sido contactados por las empresas como respuesta a su candidatura.  

Ventajas del reclutamiento en línea

Ahora bien, ¿a qué se debe esta expansión del reclutamiento en línea en el sector empresarial? Su auge responde a una serie de ventajas inherentes a este método de selección de personal:

  1. Más candidatos. Con un anuncio de empleo en un periódico, solo los lectores y sus allegados tenían acceso a la oferta. En cambio, en el reclutamiento en línea no existen límites temporales ni geográficos. Cualquier profesional, de cualquier parte del mundo, puede acceder a una oferta, del mismo modo que las organizaciones pueden conectar y conocer a posibles candidatos sea cual sea su residencia.
  2. Más inmediatez. Los procesos de selección online reducen los tiempos del reclutamiento, debido a la velocidad a la que se mueve el entorno digital. Solo hay que esperar unos minutos tras publicar una oferta de trabajo para empezar a recibir candidaturas.
  3. Más conexión. El reclutamiento en línea también favorece la creación de vínculos con los profesionales. No se trata exclusivamente de publicar una oferta en un momento dado, sino de crear employer branding y conectar con los integrantes del mercado de trabajo.
  4. Más conocimiento. El currículo de los profesionales se amplía con el reclutamiento en línea: la experiencia y formación inherente al documento en papel se complementa con toda la información que los usuarios de las redes sociales comparten en sus perfiles. Un conocimiento muy valioso, pues permite conocer al candidato más a fondo y comprobar con mayor acierto si encajará en la compañía.
  5. Mejor análisis. La tecnología que lleva aparejada el reclutamiento en línea posibilita la automatización del estudio y evaluación tanto de los aspirantes como del proceso en sí mismo. Así, las plataformas digitales de empleo nos permiten filtrar los aspirantes en función de diversos parámetros y a través del big data podemos analizar el impacto de una oferta, por ejemplo.
  6. Menos costes. Muchas compañías se benefician de notables ahorros al poder llegar a numerosos aspirantes a coste cero a través de los portales de empleo y las redes sociales, evitando tener que contratar empresas especializadas de reclutamiento.
  7. Más personalización. La amplitud de internet posibilita que los responsables de Recursos Humanos puedan diseñar ofertas de empleo o acciones de reputación de marca según sus objetivos y necesidades. Publicar un anuncio en una red social para llegar a un gran público o limitar la oferta a un grupo cerrado de LinkedIn o en un portal muy especializado, por ejemplo.

Descargar guía gratuita

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.