Cómo aprovechar el tiempo de camino al trabajo
03 de Diciembre de 2015
Cuánto tiempo desperdiciado en ir al trabajo… ¿seguro? ¡Hay muchas cosas útiles que puede hacer camino de la oficina! Te proponemos 10 cosas que hacer para aprovechar el tiempo de camino al trabajo.
¿Sabes que empleamos, de media, unos 57 minutos en llegar hasta el trabajo? Si echamos cuentas, cada semana son casi 5 horas, tiempo nada despreciable para aprovecharlo.
¿Por qué no invertirlo en cosas que nos aporten valor?
Estas son nuestras propuestas:
1. Medita
Puede sonar un poco místico, pero es una de las recomendaciones de los gurús sobre negocios. Se trata, por un momento, de respirar hondo, y visualizar cómo va a transcurrir el día, sobre todo si lo haces a la ida, o cómo ha funcionado la jornada y cómo planificar el día siguiente, si prefieres ejercitarlo a la vuelta.
2. Cultiva tu mente
Vibrantes best sellers o sesudos ensayos, tú eliges el libro. Y si lo tuyo es el formato audiovisual, nada mejor que ponerse al día con esa serie que acaban de estrenar y todos comentan en la pausa del café.
3. Cuida las relaciones sociales
¿Tienes a los tuyos un poco abandonados? Seguro que, de vez en cuando, haces propósito de enmienda y te planteas hablar más con tu familia o con ese amigo al que hace tanto que no ves. Una llamadita camino del trabajo, y solucionado. Si vas acompañado y puedes charlar en directo, mejor que mejor.
4. Pon la casa a punto
Con tanto estrés nos faltan los minutos para realizar las tareas de la casa. Está claro que no vas a poner la lavadora por el camino (salvo que tengas una de esas casas inteligentísimas), pero puedes hacer la lista de la compra para ir a tiro hecho al supermercado nada más bajarte en tu parada. O la lista de lo que queda por hacer en casa.
Relacionado: 10 hábitos de transporte de los empleados en España
5. Ponte en forma
Ya lo dice un curioso personaje de la tele: la calle puede ser tu gimnasio. Y el transporte público también. Porque nada saludable para elevar las pulsaciones del corazón que subir andando en lugar de coger las escaleras mecánicas o bajarse una parada antes y completar a pie el resto del trayecto.
6. Escribe
Tus memorias, tus ideas, tus preocupaciones, en tu blog… Ten siempre dónde escribir (ya sea papel y bolígrafo, tu móvil o un portátil) ya que es una forma muy terapéutica de liberar las tensiones que tienes dentro. Escribir puede ayudarte a alumbrar ideas muy creativas.
7. Practica alguna afición
Por ejemplo, el punto. Sí, sí. No te preocupes, no vas a ser el primero ni el único que realizas manualidades en el metro o el autobús.
8. Aprende un idioma
Nunca más podrás decir aquello de: “me desapunté de inglés porque no tenía tiempo de hacer los deberes”. En el transporte público se puede repasar la gramática, practicar la redacción, leer diarios extranjeros, escuchar podcast, y, con un poco de suerte, intentar cazar al vuelo las palabras de los guiris.
9. Vacía tu mente
A veces, vamos tan a tope que no tenemos ni un segundo de tranquilidad para estar en silencio con nosotros mismos. Este puede ser tu momento. No hagas ni pienses nada. Mira el paisaje o a tus compañeros de viaje y simplemente disfruta del camino.
10. ¡Ahorra!
Sí, adquirir los títulos de transporte público con Ticket Transporte, proporciona un ahorro medio del 20-25% gracias a su exención de IRPF.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.