Beneficios Sociales en la empresa

Un factor clave en el éxito de cualquier empresa es conseguir que los trabajadores realicen sus funciones en sus puestos sintiéndose cómodos, relajados, felices y por lo tanto muy motivados. De esta forma, en este buen ambiente de trabajo, su productividad se verá incrementada y a consecuencia de esto, aumentará la rentabilidad de la empresa.

Lograr esta motivación e implicación en la organización no es una tarea sencilla ni una cuestión de un solo día. Es un trabajo lento y constante durante años, que afectará directamente a la filosofía empresarial. Además, debemos tener en cuenta que cada trabajador tiene su forma personal de pensar, sentir y percibir, y que lo que puede hacer feliz y motivar a un individuo a otro le puede causar indiferencia. Por eso es tan importante en este caso, el papel del departamento de RRHH, el cual tendrá que estudiar a fondo cuáles son los elementos que la empresa puede proporcionar a sus trabajadores para incrementar la felicidad y motivación en su puesto de trabajo.

De nada va a servir que fichemos al mejor de los candidatos en nuestra organización si no se va a sentir cuidado y a gusto trabajando en ella. Lo que toda empresa debe tener como prioridad es conocer a fondo cómo retener el capital intelectual para de esta forma aumentar su competitividad.

Cada vez toma un papel más importante dentro de las organizaciones lo que se conoce como experiencia del empleado. En la actualidad un empleado contento puede hacer mucho bien a la empresa y uno descontento mucho mal, dañando su reputación, aspecto muy negativo tanto de cara a sus clientes como a sus proveedores o posibles futuros trabajadores. Saber cómo mejorar la experiencia del empleado será por lo tanto un factor fundamental en el éxito de la consecución de los objetivos empresariales. Y los beneficios sociales que la empresa proporcione al trabajador jugarán un papel decisivo en ayudar a mejorar esta experiencia.

1. ¿Qué son los beneficios sociales?

¿Pero sabemos exactamente que son los beneficios sociales en la empresa? Los beneficios sociales están compuestos por un conjunto de mejoras para los trabajadores de una determinada empresa y que no están incluidas en sus nóminas. Su objetivo es el de mejorar tanto la calidad de vida del trabajador como su entorno, potenciando la satisfacción en su puesto de trabajo, incrementando la productividad y sirviendo como atractivo para atraer capital intelectual.

Los beneficios sociales son por lo tanto prestaciones no dinerarias y no sustituibles por dinero, ni acumulables, cuya naturaleza jurídica es no remuneratoria, por lo cual sobre ella no se hacen deducciones ni aportes. No son mejoras salariales (mejora voluntaria, complementos…) u otros derechos reconocidos en el Convenio Colectivo o de empresa (permisos más largos, más días de vacaciones….). Estas mejoras salariales no son beneficios sociales, sino derechos salariales o derechos laborales que tiene reconocido el empleado.

2. Diferencia entre beneficios sociales y retribución flexible

La retribución flexible es la posibilidad que brindan las empresas a cada empleado de elegir qué parte de su retribución quiere recibir como salario monetario y qué parte en productos, derechos o servicios (retribución en especie). Gracias a la retribución flexible el trabajador aumenta su salario neto, sin suponer un coste extra para la empresa. La parte percibida en productos, derechos o servicios, si se realiza de la forma y con los requisitos legales establecidos, está exenta de IRPF, por lo que la capacidad adquisitiva del trabajador se ve incrementada. Por lo tanto, la sensación de ahorro es mayor.

Los beneficios sociales son otra forma de mejorar la retribución de los empleados por parte de las empresas. Suelen estar reconocidos mediante convenio colectivo, como medida de fidelización o retención de talento por los Departamentos de Recursos Humanos. Suponen un coste añadido para las empresas, ya que además del coste del bien o servicio deberá cotizar a la Seguridad Social por ellos. Además, los beneficios sociales no tienen el carácter individual de la retribución flexible, ya que por su propia naturaleza son grupales, y se deben incorporar al paquete retributivo de toda la compañía o de un departamento o categoría concreta por igual.

La retribución flexible es una posibilidad individual que tienen los trabajadores de destinar un porcentaje de su salario bruto a unos servicios determinados. No todo el salario puede ser sustituido por esa retribución en especie. En España, el Real Decreto 439/2007 de 30 de marzo en su artículo 26.1, establece que el máximo porcentaje que puede recibirse por esta modalidad es el correspondiente a una tercera parte del bruto del salario base del empleado.

Los servicios ofrecidos pueden ser los mismos en ambas fórmulas. Bienes, derechos o servicios de guardería, restaurante o transporte, que sirven como complemento económico del trabajador y le ayudan en su economía. Por ejemplo, un trabajador puede tener a su disposición un ticket guardería como beneficio social para toda la plantilla, o puede haber elegido que este ticket guardería forme parte de su sueldo como retribución en especie. [AM1] 

3. Tipos

El número y tipología de beneficios sociales que podemos encontrar en una empresa en la actualidad es muy amplio. Según un reciente informe de la consultora KPMG, los beneficios sociales más habituales en las empresas son los seguros de accidentes y de vida, las aportaciones a planes de pensiones y los tickets restaurante. Es más, según la investigación llevada a cabo por IPSOS sobre Consecuencias del Decreto-Ley aprobado por el Gobierno en diciembre de 2013, el 86% de los trabajadores que se benefician de las tarjetas restaurante se sienten muy satisfechos con la medida y el 75% de ellos afirma que su eliminación afectaría a su motivación.

En nuestro país, y según recientes estudios, algunos de los beneficios sociales más valorados son la formación, el ticket transporte y el ticket restaurante

Veamos a continuación un listado de los beneficios sociales más habituales y utilizados en las empresas:

  • Tickets de gasolina.
  • Tickets restaurante.
  • Tarjetas regalo.
  • Subvención del transporte.
  • Provisión de ropa de trabajo.
  • Ayudas al pago de los servicios de guardería.
  • Programas de alimentación saludable.
  • Financiación de estudios.
  • Ayudas para costear el material escolar de los hijos del empleado.
  • Programas de actividades deportivas.
  • Retribución flexible.
  • Prestaciones especiales para los periodos de vacaciones.
  • Entrega de incentivos o recompensas al mejor o mejores empleados.
  • Actividades de ocio.
  • Facilitadores de vida, como por ejemplo servicios de lavandería.

4. Ventajas

Los beneficios sociales aportan una amplia variedad de ventajas, no solo para los trabajadores, sino también para la empresa. La introducción de los beneficios sociales juega un papel crucial, ya que son un añadido al propio salario del empleado que consigue que éste perciba una mayor recompensa por el trabajo realizado. Veamos a continuación algunas de las ventajas más importantes:

4.1 Para la empresa:

  • Incremento de la fidelización de talento. Cuantos más beneficios sociales tenga una organización mejor será la experiencia de sus empleados y por lo tanto más probabilidades habrá de que el empleado no quiera cambiar de trabajo, estrechando sus vínculos con la empresa.
  • Mejora de la comunicación entre empresa y empleado. Al establecer un plan de beneficios sociales también se establecen canales de comunicación efectivos.
  • Mejora del Employeer Branding o reputación de marca. Los beneficios sociales hacen que mejore la imagen de la marca o empresatanto dentro de ésta como en círculos externos. Un empleado que sea comprendido, escuchado y cuidado por su empresa, hablará y compartirá su experiencia tanto dentro como fuera de ella. Los trabajadores se convierten de esta forma en los mejores embajadores de la empresa.
  • Mejora del clima laboral. Aumentando el bienestar del empleado mejora en clima laboral en todos los ámbitos.
  • Mejora en los procesos de selección. Una buena marca como empleador facilita los procesos de selección ya que al resultar la compañía más atractiva para trabajar, atraerá a los profesionales con más talento y ayudará a la tarea de búsqueda de capital humano cualificado a los encargados de la selección de personal. Además, si estos profesionales se sienten a gusto una vez que comiencen a trabajar, se quedarán en la compañía, aumentando de esta forma los niveles de retención y evitando nuevos y costosos procesos de selección.

4.2 Para el trabajador:

Las ventajas de los beneficios sociales que obtienen los trabajadores son muy variadas, y dependen sobre todo del tipo de beneficio social concreto que tengan a su disposición. Los beneficios sociales aportan una forma de financiar gastos que los empleados tendrían que asumir de todas formas en su día a día. Por este motivo, los beneficios sociales son una forma de ahorro general que libera a los empleados de tener que dedicar parte de su salario a su financiación. Otras importantes ventajas para los empleados son:

  • Mayor satisfacción en sus puestos de trabajo. Estose traduce en una mayor productividad y en una menor rotación de los puestos de trabajo, así como en la retención del talento por parte de la compañía.
  • Mejora del bienestar profesional. Gracias a los beneficios sociales se cuida la experiencia diaria del empleado en la empresa, mejorando su motivación y productividad.
  • Mejora de la calidad de vida de los trabajadores. Se facilita a los trabajadores aspectos muy importantes y muy valorados como por ejemplo el transporte o la guardería de sus hijos o las comidas.
  • Mejora del bienestar mental. Cuando una persona trabaja bajo un buen clima laboral que ofrece flexibilidad y autonomía, con un buen ambiente entre compañeros, es mucho más fácil evitar problemas de motivación.
  • Mejora de la motivación. El propio empleado tenderá a automotivarse y a tener  la ilusión y energía necesarias para desarrollar su trabajo de forma óptima.
  • Reducción del estrés. Un trabajador que se siente apoyado y valorado realizará sus funciones de forma mucho más relajada, trabajando mejor y aumentado de esta manera su productividad.

5. Cómo diseñar un correcto plan

Diseñar un plan de beneficios sociales no es una tarea sencilla. Para que la política de beneficios sociales de una empresa sea todo un éxito será necesario seguir una serie de pasos fundamentales:

1. Identificar exactamente las necesidades de los trabajadores por grupos o segmentos. Las necesidades de cada empleado son diferentes, por este motivo muchas veces los beneficios sociales que les motivan también lo son. Puede ocurrir por ejemplo que a un empleado que acaba de ser padre le haga mucha ilusión y le sea muy útil Ticket Guardería, y a otro que no dispone de vehículo propio y no tenga hijos, le sea necesario Ticket Transporte. Por este motivo, antes de establecer cualquier tipo de beneficio social es muy importante conocer las expectativas y necesidades de los empleados.

Para obtener esta información se pueden realizar reuniones, cuestionarios, etc., e incluso hablar con los trabajadores que lleven más años en la empresa, los cuales pueden proporcionar una información muy valiosa sobre qué necesidades son las más comunes entre los empleados. Todo esto nos permitirá diseñar experiencias más personalizadas y acordes a cada grupo de trabajadores.

2. Definir una propuesta para cada empleado. Una vez que conocemos al detalle las necesidades de cada grupo de empleados podemos comenzar a definir las acciones a llevar a cabo. De esta manera podremos ofrecer los beneficios sociales que más se ajusten a cada trabajador, intentando personalizar en la medida de lo posible.

3. Poner a prueba beneficios sociales concretos. Conviene empezar poco a poco e ir lanzando beneficios sociales e ir testeándolos para comprobar cómo es su acogida por parte de los trabajadores. De esta forma podremos seleccionar el beneficio o beneficios sociales que mejor funcionen.

4. Comprobar el impacto del beneficio social en el empleado. Deberemos seleccionar las herramientas que mejor nos ayuden a realizar un análisis detallado de cada acción y del impacto final sobre el empleado. Para ello podemos apoyarnos en algún software que automatice todas estas tareas y que nos facilite la medición de los efectos del reconocimiento por parte de los empleados.

6. ¿Cómo mejorarlos desde RRHH?

En cualquier empresa, el departamento encargado de la planificación y ejecución y por lo tanto del éxito o fracaso de una determinada política de beneficios sociales es el Departamento de Recursos Humanos. Para ello, este departamento tendrá que llevar a cabo una serie de acciones que ayudarán a mejorar la experiencia de todos los empleados:

  • Saber escuchar. Los trabajadores que se sienten escuchados en el trabajo tienen una probabilidad casi cinco veces mayor de rendir al máximo de su potencial que los que no se sienten escuchados y valorados.
  • El reconocimiento. A cualquier empleado le gusta un reconocimiento o un feedback positivo tras realizar un gran esfuerzo. Por este motivo es esencial que alguien de la organización se encargue de que esto ocurra, incluso con una compensación mediante algún beneficio social.
  • Personalización. Hay que saber cómo conseguir que cada empleado se sienta único. Es importante hacer que cada voz cuente y que cada necesidad sea satisfecha. Esta tarea no es sencilla ni fácil de conseguir en poco tiempo, sino que hay que plantearla a largo plazo, siendo conscientes de que tendrá un impacto decisivo.
  • Conseguir deslumbrar. Cada contacto que tengamos con los empleados será una oportunidad única para deslumbrar y atraer. Y esto se debe llevar a cabo desde el primer día que el trabajador entre en la empresa.
  • Medir el impacto de cada acción. Deberemos saber y poder medir el impacto de cada acción y de cada beneficio social planteado en la empresa. Para ello hay que seleccionar una herramienta sencilla y ágil que nos permita recopilar todos los datos que podamos para extraer conclusiones valiosas. 

7. Su impacto en la empresa

Existen múltiples investigaciones que relacionan la satisfacción laboral y la motivación de los empleados con su mayor rendimiento y productividad. Por ejemplo, un informe de “Wall Street Journal y Opener Institute for People” revela que los empleados felices están un 36% más motivados y son un 31% más eficientes que los que no lo están. En esta línea, los beneficios sociales se convierten en un óptimo medio para lograr trabajadores satisfechos.

Según otro estudio, el llevado a cabo por “The National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH)”, al implantar beneficios sociales en la empresa se repercute directamente en el aumento del rendimiento de sus empleados. Por ejemplo, el informe “Productividad y empresa saludable de IESE Business School”, concluye que la inversión en esta práctica de Recursos Humanos reduce un 26% el coste medio por empleado gracias a la reducción del absentismo, la productividad, el mayor compromiso de los empleados y la mejora del clima laboral.

Por lo tanto, los beneficios sociales resultan ser una herramienta muy rentable para la organización, ya que con una pequeña inversión por empleado, se incrementa y mejora el bienestar físico y mental del capital humano de la empresa, generando grandes resultados.

8. Algunos de los beneficios sociales más valorados por los empleados

Como hemos visto en esta guía existe una amplia variedad de beneficios sociales que podemos aplicar en nuestras empresas. No obstante, en nuestro país, algunos de los más comunes y que más valoran los empleados son los siguientes:

8.1 Ticket Restaurant

Ticket Restaurant es, desde hace años, uno de los beneficios sociales más valorados por los empleados y de los más comunes, ya que supone una importante ventaja económica para las empresas y los empleados. Para las empresas, este beneficio social es 100% deducible del Impuesto de Sociedades. Para los empleados, queda exento de IRPF hasta 11 € por día laborable, lo que supone un ahorro anual de unos 600 €.

8.2 Ticket Transporte

Ticket Transporte fomenta el uso del transporte público colectivo con el fin de abonar los trayectos entre la residencia y el lugar de trabajo. Es prepago y se puede utilizar para la adquisición de títulos de transporte público colectivo de viajeros, tanto autobús como tranvía, tren y metro. Para las empresas, este servicio es 100% deducible del Impuesto de Sociedades. Para los empleados, queda exento de IRPF hasta un importe máximo de 1.500 € por trabajador al año.

8.3 Ticket Guardería

Ticket Guardería consiste en el pago de la guardería a través de la empresa, un beneficio social que fomenta la conciliación de la vida familiar y laboral. Puede ser ofrecido por las empresas a los padres y madres trabajadores con hijos en el primer ciclo de educación infantil, es decir, de 0 a 3 años. Permite a aquellos empleados obtener un ahorro fiscal de hasta tres mensualidades al año en el pago de su centro de educación infantil. Para las empresas, este servicio es 100% deducible del Impuesto de Sociedades. Para los empleados, Ticket Guardería queda íntegramente exento de IRPF.

8.4 Tarjeta Regalo

Una solución que permite recargas periódicas, es nominativa y que se ajusta a cualquier presupuesto. Es perfecta para campañas puntuales o reconocimiento a empleados o incentivos. Una nueva forma de hacer regalos a los empleados.

8.5 Tarjeta Gasolina

La Tarjeta Gasolina simplifica la gestión de tickets y notas de gastos de los consumos en combustible. Todos los consumos estarán agrupados en una única factura y los empleados no tendrán que adelantar el dinero.

8.6 Seguro médico

Otro beneficio social de los más valorados es el seguro médico privado. De esta forma los trabajadores pueden beneficiarse de ventajas como evitar listas de espera, escoger entre diferentes profesionales médicos, hospitales, etc. Las empresas pagarán un recibo único que podrá deducirse en el Impuesto de Sociedades sin que se considere como un aumento en las aportaciones a la cuenta de la seguridad social.

8.7 Formación bonificada

Cada vez un mayor número de empresas invierten en mejorar la cualificación de sus trabajadores mediante cursos bonificados vinculados al puesto de trabajo. Esto provoca un inmediato aumento de la productividad y la competitividad. Es un excelente incentivo para el crecimiento profesional y la motivación de los trabajadores y también para las empresas, ya que atraen talento.

A modo de conclusión podemos decir que gran parte del éxito de una empresa radica en la política de beneficios sociales que siga. Gracias a estos, aumentaremos la satisfacción de los trabajadores, lo que redundará en el aumento de la productividad y a su vez en el incremento de la rentabilidad y competitividad de la empresa. Al mismo tiempo es muy importante saber qué beneficios ofrecer a los empleados y cómo gestionarlos, teniendo en cuenta el tipo de trabajadores de nuestra empresa, sus edades, sus inquietudes, sus necesidades, etc., para que los beneficios que otorguemos se ajusten lo más posible a sus motivaciones.

Maria Abolafio

Responsable de marca, comunicación y contenidos en Edenred España

Artículos relacionados

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.