Café de media mañana: pros y contras
12 de Marzo de 2014
Tomarse un respiro a media mañana puede ser una oportunidad para cargar las pilas e interaccionar con tus compañeros. Así surgen las grandes ideas, dirán algunos. Otros lo consideran una pérdida de tiempo. Buscamos lo mejor de cada bando.
El café tiene sus efectos positivos sobre el cuerpo humano. Tomar 2 tazas de café al día aumenta la capacidad de atención y reacción, y previene algunas enfermedades.
Pero la pausa para el café va más allá de los beneficios de esta sustancia. Sirve para:
– Comunicarse con los compañeros.
– Impulsar la espontaneidad y la creatividad
– Ayudar a recuperar la vitalidad.
– Es un oasis de relajación en medio de una jornada estresante.
Pero también…
– Interrumpe la concentración en lo que estabas haciendo.
– Si tienes horario flexible, puede alargar la jornada laboral.
¿Con qué postura te identificas más?
Defensores de la pausa del café: el MIT y la Universidad de Copenhague
• El coffee break aumenta la productividad un 8% según un estudio del prestigioso MIT (Massachusetts Institute of Technology). Un experimento desveló que el rendimiento aumentaba debido a la pausa y al ejercicio comunicativo con los otros trabajadores.
No son los únicos que defiende que esta sociabilidad fomenta la creatividad y las relaciones humanas:
• En 2010, un equipo de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) aseguraba que la oportunidad de tomar un descanso durante la jornada laboral ayuda a mejorar la vitalidad y a que los problemas en el trabajo no afecten tanto a la vida familiar.
• En 2008 la investigadora Pernille Stroebaek (Universidad de Copenhague) entrevistó a 20 funcionarios daneses y concluyó que la pausa de media mañana cumple importantes funciones psicológicas y sociales en los centros de trabajo. Era vista como “un momento informal y espontáneo para liberar tensiones, comentar casos complicados con los compañeros y ventilar tensiones emocionales derivadas de las situaciones de estrés y crisis que se veían obligados a resolver”.
Liga anti-coffee break: Harvard Business Review
• Según publicó Harvard Business Review en 2012, tomarse breves descansos a lo largo del día no te revitaliza, salvo que hagas algo relacionado con el trabajo o positivo, como alabar a un compañero o aprender algo nuevo.
La autora de esta investigación, Charlotte Fritz, argumenta que las micropausas que no están relacionadas con el trabajo (como hacer una llamada o chequear Facebook) no están asociadas con mayor energía y menos fatiga, e incluso a veces se eran asociadas con un aumento del cansancio. Su idea es que, cuando estás en medio del trabajo, lo haces mejor y te sientes mejor si ten centras en este. Fritz es partidaria de las pausas más largas, como la del almuerzo.
Otro argumento:
• Suprimir o reducir la pausa para el café es una de las fórmulas en aquellas empresas que apuestan por combatir el presentismo acortando los tiempos muertos del trabajo, como la pausa del café o los largos almuerzos, para permitir que la jornada sea más intensiva y los empleados salgan antes siendo igual de productivos.
¿Lo mejor? Ser flexible y adaptar tus costumbres a las necesidades de tu puesto y tu manera de ser más productivo. ¡Encuentra tu propia fórmula!

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.