El blog para los profesionales en la gestión del capital humano

Las claves del método GTD o cómo cumplir el sueño de ser más eficaz

Hay días en el que las tareas pendientes son tantas que de buena gana querríamos conocer algún conjuro mágico que aumentara nuestra eficiencia para solventarlas de la mejor manera posible. Pues bien, no hay milagros, pero sí métodos. Como el GTD.
Sé honesto y pregúntate a ti mismo: ¿con qué frecuencia haces una sola cosa cada vez? Si descubres que demasiado a menudo chequeas tu correo mientras preparas un informe y te cuesta demasiado concentrarte porque tienes demasiadas tareas que te reclaman, tal vez estés padeciendo un ataque de procrastinación. Necesitas cambiar de método.
 
GTD son las siglas de Getting Things Done, un método de gestión de actividades basado en el libro del mismo título escrito por David Allen (@GTDGuy), un experto en gestión del tiempo. Este sistema parte del principio de que las personas necesitan vaciar su mente del listado de las tareas que tiene pendientes para entrar en un estado verdaderamente productivo.
 
Allen propone seguir varios pasos:
 
• Paso 1: Recopila las cosas que tienes que hacer en otro sitio. Puede ser desde un trozo de papel hasta una PDA, pero también hay aplicaciones, como Things para iPhone (http://culturedcode.com/things/) y Evernote (www.evernote.com) .
 
• Paso 2: Procesa esta “bandeja de entrada”, cogiendo los elementos de uno en uno y analizando si requieren de alguna acción por tu parte. Si se puede hacer en menos de 2 minutos, no lo dejes para más tarde. Si hay delegar, hazlo. Si solo tú puedes hacerlo, márcalo como tal. Y si no, elimínalo o archívalo en función del caso.
 
• Paso 3: Organiza estas acciones para hacer un seguimiento, en función de si son acciones próximas, proyectos (complejas, que requieren más de una acción), en espera o entra en la categoría de “quizás algún día”.
 
• Paso 4: Revisar las listas de acciones y los recordatorios al menos una vez al día, al menos, para decidir cuál es el elemento que se va a llevar a cabo en función de el tiempo, la energía y los recursos.
 
Y si ya lo has probado antes pero no has sido capaz de mudarte a este método, tal vez debieras preguntarte si de verdad quieres mejorar tu productividad personal, porque es algo que —no lo olvides— requiere un compromiso.
 
Este es un pequeño esquema, pero merece la pena profundizar en las recomendaciones que ofrecen quienes de verdad saben de esto en nuestro país: expertos como Jeroen Sangers, José Miguel Bolívar, Jero Sánchez o Berto Pena, entre otros.
 
¿Te animas a ser más productivo?

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.