La reorientación profesional es una opción cada vez más común. Existen distintas causas que pueden llevar a un trabajador a tomar esta decisión. Sin embargo, más allá de estas motivaciones, lo más importante a la hora de hacerlo es saber cómo llevarlo a cabo y, en este artículo, te contamos algunas de las claves principales. 

Descargar guía gratuita "Características y funciones del controller financiero"

Qué se entiende por reorientación profesional 

Se habla de reorientación profesional cuando, después de haber desarrollado una trayectoria profesional en un sector concreto, se opta por un cambio de trabajo a otro sector diferente o que, por lo menos, dista bastante del trabajo realizado hasta la fecha. La reorientación profesional no está limitada por edad o años de trayectoria, sino que depende únicamente de la voluntad del trabajador a la hora de llevar a cabo este cambio de carrera.

Dificultades que presenta la reorientación profesional 

Hay que tener en cuenta que la reorientación profesional puede ser más compleja de lo que pueda parecer en un principio, especialmente si el cambio se realiza a un sector completamente novedoso y donde no se tiene experiencia de ningún tipo. Sin embargo, también hay que considerar que, el hecho de que sea complicado, no significa que no pueda realizarse con éxito. Por ello, antes de dar el paso definitivo, es importante contar con una estrategia y con la formación necesaria para hacerlo. 

Claves y consejos para llevar a cabo la reorientación profesional

Algunos de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta antes de iniciar un proceso de reorientación profesional son los siguientes. 

Tener un plan 

Renunciar a un trabajo que ya no nos satisface para iniciar una nueva carrera profesional puede parecer muy atractivo. Sin embargo, hay que tener en cuenta qué se hará después de la renuncia. En este sentido, a la hora de reorientar la carrera profesional, es importante tener un plan bien definido y que, sobre todo, nos aporte seguridad. De esta forma, uno de los aspectos más importantes a la hora de hacerlo será establecer objetivos concretos y fases. Es decir, un plan determinado que establezca cómo vamos a llevar a cabo la reorientación profesional en su conjunto. 

New Call-to-action

Contar con un colchón económico

Antes de dejar el antiguo trabajo para iniciar el nuevo proyecto, es muy recomendable contar con la seguridad de unos ahorros. Tener un colchón económico que nos permita cierto margen de maniobra durante el tiempo en el que se completa la transición entre un trabajo y otro nos permitirá mayor libertad y, sobre todo, centrarnos por completo en el nuevo proyecto para que salga bien. 

Contar con la formación necesaria

Una de las dificultades más importantes que presenta la reorientación profesional es que, si el nuevo trabajo no tiene nada que ver con el anterior, será necesario contar con ciertas capacidades de las que no se suele disponer. En este sentido, resulta casi indispensable optar por una formación previa que constituya la primera toma de contacto con el nuevo sector en el que se va a trabajar. 

Actualizar las redes de contactos

En un nuevo trabajo y en un nuevo sector, será necesario contar con nuevos contactos profesionales. En este sentido, tanto durante el proceso de transición hacia el nuevo trabajo como de ahí en adelante, es necesario contar con contactos dentro del sector. Esto facilitará mucho el proceso y, además, nos ayudará a crecer laboralmente en esta nueva aventura. Utilizar las redes sociales y los eventos propios de cada sector es una buena manera de llevar a cabo esta labor de networking

Adaptarse a las necesidades del mercado 

Aunque al dejar el antiguo trabajo pudiéramos tener muy claro qué queríamos realizar, es posible que, a medida que profundizamos en el nuevo sector o proyecto veamos más oportunidades en lugares que antes no habíamos valorado. En otras palabras, a la hora de reorientarse profesionalmente, es importante escoger una opción que ofrezca oportunidades de mercado. Hay que tener en cuenta que, precisamente al optar por un proceso de reorientación profesional, la capacidad de elección que tenemos es casi ilimitada. Por ello, se recomienda estudiar el mercado antes de decantarse por un sector concreto y, a la vista de los resultados, valorar cuál se adapta mejor tanto a nuestras aspiraciones laborales como a las oportunidades del mercado. 

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.