Todo lo que necesitas saber sobre ambiente laboral

Si preguntáramos a cualquier especialista en recursos humanos cuál es la mejor base para el éxito de una empresa nos diría, sin duda alguna, que este depende directamente del clima laboral.

Aunque es un término del que seguramente hayamos oído hablar en más de una ocasión, ¿sabes realmente a qué nos referimos cuando hablamos de clima laboral?

¿Qué es el clima laboral?

Según el psicólogo Antonio Martínez, el clima laboral es el conjunto de condiciones sociales y psicológicas que caracterizan a la empresa, y que repercuten de manera directa en el desempeño de los empleados.

El término incluye tanto la relación con los demás compañeros de trabajo como con el entorno en el que se desempeña el mismo. 

Definiendo el ambiente laboral

Algunos de los aspectos que dan origen al que llamamos clima laboral son:

  • El grado en que el trabajador se identifica con la empresa
  • El nivel de motivación del empleado
  • Los conflictos que existan
  • La estructura y organización de la empresa
  • El nivel de iluminación y ruido del lugar de trabajo

A estos factores principales se unen otros como el salario, la relación entre compañeros o la conciliación familiar, que resultarán determinantes para el clima laboral de la empresa.

Podemos comparar el clima laboral con el ambiente necesario para el estudio. De la misma manera que resulta difícil, o prácticamente imposible, concentrarse y estudiar en un ambiente bullicioso, podemos concluir que resultará difícil trabajar adecuadamente en una empresa en la que no reine un clima laboral positivo.

Además, cuanto mejor sea el clima laboral de la empresa mayores serán el rendimiento y la productividad de los trabajadores, ya que estarán más satisfechos con su entorno y con su relación con la misma. Y es que no cabe duda que conseguir un clima laboral positivo beneficia tanto a la empresa como al trabajador.

Identificar un clima laboral tóxico

No se puede aprender a mejorar el clima laboral de una empresa si antes no se distinguen cuáles son signos que caracterizan a un ambiente laboral tóxico. Y es que, cuando este ambiente se deteriora suele afectar negativamente tanto a la plantilla como a la calidad del trabajo o a la productividad.

Al igual que ocurre con las enfermedades, detectar con anticipación los indicios de un clima laboral negativo resultan cruciales para la empresa. Cuanto antes se identifiquen algunos de estos factores que desestabilizan el ambiente laboral antes se podrán establecer medidas preventivas que eviten que la situación empeore.

  • Falta de equidad: Cuando a pesar de desempeñar una función similar los trabajadores reciben reconocimientos desiguales pueden provocarse conflictos internos.
  • Falta de comunicación: Si no hay una comunicación fluida entre los superiores y los empleados se corre el riesgo de que estos últimos no se identifiquen con la empresa y, por tanto, no se impliquen en conseguir los objetivos como sería deseable.
  • Falta de reconocimiento: Si tan solo se hacen saber al trabajador los errores que comete y no se le felicita por el trabajo bien hecho este puede sentirse poco valorado y trasladar su malestar a los compañeros de plantilla.
  • Exceso de absentismo laboral: El aumento del absentismo laboral es uno de los factores clave. Este puede darse, bien por un mal estado físico de los empleados, por su baja satisfacción con el empleo o por un cambio en la percepción del trabajo, o bien es el proyecto de la empresa lo que provoca malestar laboral. Según Adecco, en el 2019 la tasa de absentismo en España alcanzó el 5,5%, la más alta en los últimos 20 años. Un récord superado tras la llegada de la Covid-19, llegando al 6,3% en el primer trimestre de 2020, y a 8,9% en el segundo trimestre.
  • Aumento de los errores humanos: Si los fallos humanos se suceden continuamente en el ámbito laboral a menudo deja entrever problemas como una excesiva carga de trabajo, turnos de trabajo establecidos de forma deficiente o un ambiente laboral negativo

Cuando uno o varios de estos factores se dan en una empresa es el momento de detenerse y replantear su estrategia de organización y su metodología de trabajo. Sino la empresa puede enfrentarse a riesgos como:

  • Aumento de conflictos entre los trabajadores: En algunos casos son el origen del clima laboral negativo, pero en otros pueden ser la consecuencia.
  • Baja productividad: Un trabajador en un ambiente tóxico no tiene el mismo rendimiento que en uno equilibrado.
  • Alta rotación de empleados: Al encontrarse en un ambiente laboral negativo es habitual que los empleados terminen por abandonar la empresa y que esta necesite contratar nuevos trabajadores con más frecuencia.

¿Hay en mi empresa un clima laboral negativo?

Por todos es bien sabido que prevenir siempre es mejor que curar, y analizar de manera periódica el clima laboral de tu empresa puede ser algo muy positivo.

De esta manera se pueden obtener impresiones directamente de los trabajadores y saber cómo perciben la empresa, sus objetivos, su entorno y su relación con los compañeros.

Una de las mejores formas de obtener esta información es realizando una encuesta de clima laboral. Estas encuestas son una herramienta de prevención perfecta que permite medir y analizar los potenciales riesgos que existan en la empresa para corregirlos lo antes posible.

Sin embargo, este tipo de encuestas no pueden realizarse de cualquier forma si se pretende que los resultados sean precisos.

La inversión de tiempo, dinero y esfuerzo que supone el realizar una encuesta de clima laboral en tu empresa debe materializarse en preguntas claras y concisas que el trabajador pueda responder sin complicaciones.

Para tener una perfecta radiografía del clima laboral de tu empresa lo más adecuado es que resumas las preguntas en dos bloques principales:

  • Preguntas sobre comunicación interna: Estas preguntas valorarán el nivel de compromiso del trabajador con el proyecto de la empresa, el conocimiento de los objetivos de la misma, las políticas de la empresa respecto a temas sensibles como la conciliación familiar o la inclusión, o los logros conseguidos por la empresa en ejercicios anteriores. 
  • Preguntas sobre la felicidad del trabajador: Con estas preguntas se valora cómo se siente el trabajador respecto a la empresa. Permite evaluar el nivel de compromiso con sus valores, si se siente motivado en el desempeño de su trabajo, si se siente valorado o si desea seguir ascendiendo dentro de la empresa.

Algunas de las preguntas sobre comunicación interna que puedes realizar en tu encuesta de clima laboral son:

  • ¿Son eficaces las reuniones de trabajo a las que asistes?
  • ¿Recibes toda la información que necesitas para llevar a cabo tu trabajo?
  • ¿Te resulta sencillo ponerte en contacto con tu superior para plantearle tus dudas?
  • ¿Conoces los objetivos de tu departamento?

En el caso de las preguntas sobre la felicidad del trabajador te sugerimos algunas como:

  • ¿Conoces las políticas de conciliación laboral de la empresa?
  • ¿Prefieres trabajo presencial o teletrabajar? ¿Por qué?
  • ¿Te sientes valorado por tu superior directo?
  • ¿Estás al tanto de las posibilidades de promoción interna?

Los resultados que se obtengan al realizar preguntas como éstas pueden marcar la diferencia en el futuro de la empresa.

Después de realizarla hay que tomarse todo el tiempo necesario para analizarla en profundidad y poder plantear así las medidas preventivas que se necesitan para que en la empresa siga primando un clima laboral adecuado. 

Clima laboral positivo

¿Cómo crear un ambiente laboral positivo en tu empresa?

Tanto si los resultados a la encuesta de clima laboral han sido positivos como negativos siempre es posible aplicar medidas que ayuden a mejorarlo.

Lo ideal para cualquier empresa es que todos sus trabajadores encuentren en ella un entorno agradable para así poder rendir mejor, ser más productivos y potenciar el sentimiento de pertenencia a la empresa. 

Para conseguir un clima laboral positivo es necesario también trabajar desde la propia organización. Aunque es cierto que las fórmulas para fomentar un clima laboral adecuado son muy diversas y deberían ajustarse a las necesidades de cada empresa, hay algunas generales que se pueden tener en cuenta.

  • Facilitar la conciliación laboral y familiar: La conciliación es una de las principales demandas de los trabajadores y una de las asignaturas pendientes de la mayoría de empresas. Sin embargo, apostando por mejorar las políticas de conciliación con iniciativas como las guarderías integradas en el complejo de la empresa o los tickets guardería, podría aumentarse la satisfacción en del trabajador en su puesto laboral y en la empresa.
  • Mejorar la comunicación para generar confianza: Una comunicación fluida evita posibles conflictos y genera una relación de mayor confianza entre el trabajador, sus superiores y la empresa. Además, fomentando también la comunicación interpersonal entre los propios trabajadores puede ayudar a que estos se sientan más integrados y a que se genere un mejor clima laboral. 
  • Apostar por el team building: Las dinámicas de team building son una herramienta a tener en cuenta para fomentar el desarrollo de las relaciones entre las personas que trabajan en un mismo equipo o departamento. Ya sean dentro o fuera de la empresa, se utilizan para que los miembros del equipo se conozcan mejor y aprendan a complementarse.
  • Un espacio para todos: El entorno físico también es fundamental para un buen clima laboral. Es necesario procurar que el espacio de trabajo se adapte tanto a las necesidades del trabajo que se realiza como a las del empleado. La ventilación, la temperatura, sillas ergonómicas, espacios adaptados a empleados con movilidad reducida o un entorno visual ordenado que genere un ambiente agradable son aspectos fundamentales a tener en cuenta.
  • Áreas de descanso diferenciadas: A pesar de contar con minutos de descanso lo deseable es que estos se desarrollen en un espacio diferente al de trabajo. Este espacio debería contar con las condiciones necesarias para que los empleados puedan descansar adecuadamente.
  • Fomentar el respeto: El respeto es fundamental en todas sus formas. Ya sea evitando discusiones en reuniones, mediando en los conflictos entre empleados o respetando estrictamente los horarios de salida de trabajo de los empleados… Que el trabajador se sienta respetado es esencial para un buen clima laboral.
  • Racionalizar los horarios: A primera vista puede parecer la más conflictiva de todas, sin embargo, es una de las más fáciles de implantar. Flexibilizar horarios para evitar las horas puntas en el desplazamiento al lugar de trabajo y en la vuelta a casa, apostar por el teletrabajo al menos un día a la semana o apostar por la jornada continua son solo algunas de las maneras de facilitar el día a día de los trabajadores.
  • Escuchar y preguntar a los empleados: Además de una comunicación fluida también es necesario que el diálogo entre trabajadores y empleados se mantenga más allá del proyecto en el que se esté trabajando. Escuchar las necesidades o sus preguntas ayudará a que estos se sientan tenidos en cuenta por la empresa y fomentará su compromiso con esta.
  • Apuesta por la formación: No importa a qué se dedique la empresa, las novedades se producen cada día en cada sector. Se trata de realizar una clara apuesta por los trabajadores ayudándoles a formarse en las últimas novedades que se hayan dado en sus herramientas de trabajo les hará sentir que la empresa apuesta por ellos y les impulsa a seguir creciendo como profesionales.
  • Incentiva a los trabajadores: Establecer incentivos como bonus por objetivos o comisiones por productividad puede ayudar a que los empleados se sientan más valorados. Además, de esta manera ayuda a que perciban a la empresa como un espacio en el que se puede crecer y ascender profesionalmente.

La empresa en la que todos querrán trabajar

Contar con un ambiente laboral positivo, en el que el empleado se sienta valorado, escuchado y motivado puede convertirse en uno de los grandes atractivos de tu empresa. Trabajar en mejoras como las que aquí se han enumerado y sugerido de forma progresiva permitirá a la empresa conseguir una plantilla feliz y satisfecha.

Aprender a gestionar un equipo de trabajo de forma inteligente para que la empresa alcance el éxito que tanto se desea no es una misión sencilla. En palabras del exjugador de baloncesto, Michael Jordan: “El talento gana un partido, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos”.

Bibliografía

+

Instituto Europeo de Psicología Positiva - Cómo generar un buen ambienta laboral

+

Psicólogo en casa - El clima organizacional

+

Psicólogo Antoni Martínez - Qué es el clima laboral

Maria Abolafio

Responsable de marca, comunicación y contenidos en Edenred España

Artículos relacionados

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.