Las empresas socialmente responsables deberían marcar el camino del resto de las compañías. Su compromiso con los empleados y con el conjunto de la sociedad es un ejemplo a seguir.
Entre las iniciativas que promueven dicho compromiso encontramos la certificación EFR, sello que honra a las empresas familiarmente responsables.
¿Qué es el Certificado EFR?
El certificado EFR (Empresa Familiarmente Responsable) reconoce las buenas prácticas en las organizaciones que integran modelos para la conciliación de la vida laboral y familiar. Tal y como apunta la Fundación MásfamiliaLa Iniciativa EFR responde a una nueva cultura sociolaboral y empresarial basada en la flexibilidad, el respeto y el compromiso mutuo”.
Las organizaciones que poseen este certificado cuentan con una cultura empresarial donde la productividad prima sobre sistemas inflexibles. Reconoce el entorno basado en el rendimiento y eficacia de sus trabajadores.
 

New Call-to-action
 
Esta certificación conlleva interesantes ventajas para las empresas que lo consiguen: atraer al mejor talento, captar nuevos inversores y, sobre todo, mejorar la imagen y reputación corporativa. Por otro lado, adoptar un modelo EFR mejora el clima laboral, reduce el absentismo y la rotación, entre otros beneficios.
¿Cómo se consigue?
El certificadoes otorgado por la Fundación Másfamila a aquellas empresas que se comprometen a implementar y potenciar una cultura EFR en su organización.
Para ello, las empresas deben diseñar e implementar un modelo de gestión EFR, cumpliendo ciertos estándares que lo regulan. Una vez diseñado e implementado dicho modelo, las empresas deberán superar periódicamente auditorías externas para asegurar el cumplimiento de su política de conciliación. Una vez superado esto y emitido un informe favorable, la Fundación Másfamilia reconocerá el compromiso de la empresa y otorgará el sello distintivo, certificando así un modelo empresarial que facilita la conciliación laboral y familiar de sus empleados (y, por consiguiente, que la organización es socialmente responsable).
Para diseñar e implementar un modelo EFR, las empresas podrán hacerlo o bien por sus medios o bien a través de entidades homologadas como AENOR, Bureau Veritas o Deloitte, entre otras. Estas entidades se encargarán de asesorar, implementar y auditar el modelo de gestión EFR.
Una vez obtenido el certificado EFR, éste tendrá una validez de 3 años para las grandes y medianas empresas y de 2 para las pequeñas organizaciones. Transcurrido este periodo, las empresas deberán renovar la certificación para poder mantener el sello de calidad.
¿Es tu empresa familiarmente responsable? Si ya lo es, las ventajas de obtener la certificación son numerosas. Si no lo es, ¿a qué esperas?

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.