11 consejos para enamorar a tus empleados 15 de Julio de 2015
Lo que empieza como una relación entre empleado-empleador llena de expectativas, ilusiones y pasión, puede terminar convirtiéndose en un matrimonio desgastado por años de rutina.
¿Sabías que, según el “Estudio Felicidad y Trabajo”, los empleados felices son un 88% más productivos?
Y es que una buena relación empleado-empleador llena de expectativas, ilusiones y pasión es vital para poder garantizar un entorno laboral óptimo. Está en nuestra manos, como empresa, lograr que las relaciones laborales se mantengan tan frescas como en las primeras citas.
Te damos 11 consejos que te ayudarán a enamorar a tus empleados:
1. Riega la relación a diario
Las buenas palabras, actos y gestos hacia tus empleados son esenciales para mantener las buenas relaciones: ten un detalle si es su cumpleaños, hazles más fácil la vida con soluciones de conciliación (ayudas al transporte, vales de comida…), evalúa continuamente qué se puede hacer para que todo vaya mejor…
 
2. Comunícate abiertamente
La comunicación interna bidireccional es uno de los factores más importantes para que los flujos de trabajo sean lo más eficientes y productivos posibles. Escucha al otro, agradece el trabajo bien hecho, indica el rumbo a seguir, presta apoyo en los momentos duros y negocia cuando sea necesario. Que el silencio no mate vuestra relación.
 
3. Exprésate claramente
Nadie puede adivinar qué piensa o desea el otro. Para poder responder a las expectativas,los trabajadores han de saber exactamente qué se espera de ellos. Los objetivos y plazos han de estar claros y, en caso necesario, ser consensuados por ambas partes para que sean realistas.
 
4. Cambia tus políticas, no a las personas
Las políticas de RRHH deben adaptarse a las diferentes fases personales y profesionales que afrontan los trabajadores. Esto puede afectar, entre otros, a la política de retribución o la flexibilidad de los horarios. Reconoce el trabajo bien hecho y recompénsalo con, por ejemplo, con tickets regalo, días de vacaciones, comidas extraordinarias, etc.
 
5. Marca un ritmo de trabajo cómodo
Pese a que algunos empleados rinden mejor bajo presión, mantener un ritmo de trabajo cómodo pero constante es la manera más eficiente para obtener resultados y que las relaciones no se vean afectadas negativamente.
 
6. Aprende a delegar
La confianza es vital en cualquier relación laboral. Demuestra la confianza que tienes sobre tu equipo delegando el trabajo. Ten en cuenta que cada empleado tendrá sus propios métodos de trabajo y manías. Aprende a adaptarte a ellos, al fin y al cabo, el buen resultado es lo que cuenta.
 
7. Deja tiempo para el espacio personal
Cuidarse uno mismo es esencial para dar lo mejor en el trabajo. No percibas el tiempo libre de tus empleados como algo negativo a lo que debes poner trabas. Todo el mundo (tu incluido) debería invertir esos momentos con su familia, amigos o practicando su afición favorita. Esto enriquece a la persona y libera tensiones que, sin duda, contribuirá a incrementar los resultados en el trabajo.
 
8. Posibilita su desarrollo profesional
¿Tus empleados llevan demasiado tiempo con el mismo proyecto? Busca formas de hacer aflorar el talento. Permite que los trabajadores desarrollen su carrera horizontalmente (en diversas áreas, por ejemplo) ya que esto estimula su motivación y le da una visión global de la compañía.
 
9. Respeta a tus empleados
Desvalorizar, juzgar sin motivo, ofender o no ceder nunca son formas de destruir la confianza que has estado construyendo poco a poco. No cometas este error y resuelve los conflictos con comunicación abierta, respetuosa y profesional.
 
10. Salid juntos de la rutina
Informes, reuniones, fechas tope… El día a día puede ser muy estresante. Por ello, compartir momentos distendidos fuera de la oficina ayudará a conoceros mejor, relajar tensiones y generar empatía. Intentad desconectar del trabajo juntos de vez en cuando.
 
11. Y, sobre todo, ¡actitud positiva!
No lo dudes, habrá momentos duros; la actitud es tan importante como la aptitud para salir de ellos. Sé realista, pero positivo y convierte los problemas en una desafiante aventura. Debes transmitir esto en todo momento. Esto servirá para generar aún más confianza. El equipo lo agradecerá.

CTA guia empleados felices sin gastos

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.