10 consejos sobre cómo no utilizar LinkedIn 08 de Marzo de 2016
Para el entorno profesional no existe mejor red social que LinkedIn. Mira estos 10 consejos sobre cómo NO utilizar LinkedIn.
Para el entorno profesional no existe mejor red social que LinkedIn. En esta herramienta no sólo podemos conectar con otra gente, sino que también ponemos nuestra experiencia en valor. Buscar candidatos o encontrar trabajo es una de sus funciones principales, así como aprender de las experiencias o sugerencias de los demás.
 
Sea cual sea su motivo, LinkedIn se ha convertido en una plataforma imprescindible para cualquier empresa o empleado que quiera estar conectado con el mercado.
 
Se ha hablado mucho de cómo utilizar la herramienta. Cuáles son sus buenas prácticas para sacar el máximo provecho. En esta ocasión, nos gustaría contarte qué es aquello que nunca deberías hacer en LinkedIn.

1. Conectar con alguien sin ninguna razón

Conectar con tu entorno profesional es el objetivo de LinkedIn, así como ganar visibilidad. Hasta aquí de acuerdo.
 
Lo que no debes hacer en LinkedIn es conectar con gente por el mero hecho de ganar números en tus contactos. No pretendas ser un LION (LinkedIn Open Networker), aprovéchate de ellos cuando lo necesites pero céntrate en tu sector a la hora de realizar conexiones. Éstos son los realmente valiosos para ti.

2. Conectar sin personalizar tu mensaje

Una vez quieres conectar con alguien, lo ideal es personalizar el mensaje. Esto es un signo que demuestra que te has tomado una molestia real en formalizar dicha conexión y de que, probablemente, esta será de valor.
 

3. Utilizar una foto inadecuada o que no refleje tu personalidad

Habrás leído una infinidad de veces que no deberías compartir fotos inapropiadas para un entorno profesional (por ejemplo, fotos de fiesta). Esto es evidente.
 
Más allá de esto, tu foto debe reflejar tu personalidad como profesional, así como la personalidad de las empresas a las que apuntas si es que estás buscando empleo de forma activa. Si tu perfil es creativo y desenfadado, una foto seria de estudio con traje y corbata no expresa tu personalidad profesional.
 
Cuida tu marca personal en todo momento, empezando por la imagen que quieres transmitir a tu mundo profesional.

4. Pedir recomendaciones a gente que no tiene que ver con tu trabajo

Las recomendaciones son muy valiosas. Es lo que en términos de marketing llamamos “social proof”. Siempre que puedas, cuenta con alguna recomendación que aporte valor a tu perfil.
 
Si la persona que te recomienda no aporta valor a tu perfil profesional (por ejemplo, desde un perfil ajeno a tu sector o con el que nunca has trabajado) lo mejor es no contar con ello.
 
La información de relleno gusta muy poco a los responsables de encontrar talento.
10 consejos sobre cómo no utilizar LinkedIn

5. No actualizar tu perfil ni compartir contenido

Tu perfil en LinkedIn debe estar vivo. Tenlo siempre al día y bien detallado, pues es tu CV virtual. No tenerlo actualizado es un error garrafal.
Otro error muy importante de los usuarios es no compartir contenido o recomendar actualizaciones. Esto te da visibilidad y te posiciona como experto en tu materia.
Pero ¡ojo! No te pases a la hora de compartir contenido (máximo 1 o 2 al día). Corres el peligro de saturar el timeline de tus contactos y, por consiguiente, animar a que éstos dejen de seguirte.

6. Olvidarte del extracto

El extracto es, probablemente, la parte más importante de tu perfil en LinkedIn. A través del extracto enganchamos a nuestros posibles contactos, inversores o empleadores. Es el espacio donde debemos demostrar nuestra propuesta de valor, quién somos y que podemos hacer por el resto.
 
Olvidarse de este módulo o redactar un extracto sin valor es un error que deberías evitar.
 

7. Poner información irrelevante

Está bien, todo aquello que has hecho en tu vida es relevante. Pero, ¿acaso pones todo en tu CV tradicional? Debes demostrar tu valor como profesional, pero no satures a los usuarios con información que no aporta nada a tu currículum. Por ejemplo, si eres licenciado, ¿es realmente interesante saber dónde cursaste la E.G.B.? Probablemente no.
 

8. No personalizar la url

Por defecto, la url que LinkedIn da automáticamente a tu perfil es numérica y, por consiguiente, poco amigable.
 
Personalizar tu url es un paso obligatorio para completar tu perfil adecuadamente, demostrar que te gusta cuidar los detalles y, de paso, ayudar a los buscadores a posicionarte mejor.

9. Enviar mensajes spam a tus contactos

A nadie le gusta el spam, y menos en una red social donde lo único que buscan y comparten sus usuarios es información de utilidad. Enviar mensajes masivos a tus contactos de Linkedin puede generar más rechazo del el que acostumbra. ¡No lo hagas!

10. Utilizar LinkedIn para temas no profesionales

El contenido que publiques debe estar adaptado al medio. El objetivo de Linkedin es conectar profesionales y establecer relaciones laborales dentro del mundo profesional. Por lo tanto cuando la gente se conecta a esta red social no lo hace para ver que has comido hoy, o para ver chistes y vídeos de animales. Esta no es la red social para este tipo publicaciones.
 
Guia tips financieros para autonomos

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.