El blog de Edenred : más para tu negocio

Cómo recompensar a los empleados

Recompensar a los empleados que trabajar bien es importante. Esto permite que se sientan valorados en sus puestos de trabajo y, además, ayuda conservar y aumentar su motivación y compromiso con la empresa. A continuación te contamos algunas de las opciones más comunes para hacerlo. 

Recompensar a los empleados: opciones disponibles

A la hora de recompensar a los empleados hay que tener en cuenta que existen diversas formas de hacerlo y, decantarse por una u otra, dependerá de los motivos que lleven a ejecutar dicha recompensa y la trascendencia que se le quiera dar.

Descargar guía gratuita "Cómo tener empleados felices con la Retribución Flexible"

Aumento salarial

La forma más directa y generalizada de recompensar a los empleados es mediante un aumento de salario. Aumentar el salario de los empleados implica que esta recompensa se mantendrá a largo plazo, por lo que es importante tenerlo en cuenta, ya que implica un aumento de los gastos de la empresa de los que será complicado prescindir más adelante. 

Promoción laboral

De forma paralela al aumento salarial se encuentra la promoción laboral. Esta es otra forma de recompensar a los empleados, y suele ir ligada al ya mencionado aumento de salario. La promoción laboral implica no solo más dinero, sino también más responsabilidades y, sobre todo, mayor importancia y capacidad de decisión dentro de la compañía. Es decir, existe un factor subjetivo que también forma parte de la recompensa. 

Aumento de responsabilidades

En este caso nos referimos a un aumento de responsabilidades desvinculada del aumento de salario y de la promoción laboral. Normalmente se trata de un paso previo a las dos formas de recompensa ya citadas, y constituye una forma de visibilizar la confianza que la compañía o un jefe determinado tiene en su empleado. Por ejemplo, un aumento de responsabilidades puede estar ligado a realizar viajes de empresa, delegar decisiones de acuerdos con clientes, o supervisar parte de otros empleados que forman parte del equipo. 

Cursos y desarrollo de capacitaciones

Otra forma de recompensar a los empleados es mediante cursos o formaciones que les permitan desarrollar sus capacitaciones y aptitudes profesionales. Esta formación les acompañará siempre, por lo que, aunque tenga un enfoque práctico para la empresa, se trata de elementos que contribuyen al desarrollo profesional del empleado en particular. 

Regalos o premios concretos

Finalmente, otra opción para recompensar a los empleados es hacerlo mediante regalos o premios concretos. Estos pueden ser económicos (como un bonus) o en especia. En este sentido, una opción que siempre permite acertar en el regalo y resulta más rentable para las compañía que algunos bonus es Ticket Regalo. Esta opción consiste en una tarjeta regalo personalizable, por lo que se puede adaptar perfectamente a cada empleado o situación particular, lo que también asegura que el regalo agradará al empleado al que se quiere recompensar.

Recompensar a los empleados: una forma de aumentar la productividad

Aunque es fundamental, la importancia de recompensar a los empleados no debe entenderse solo como una cuestión de agradecimiento a un trabajador por un trabajo bien hecho. Sino que constituye un elemento básico a la hora de fomentar la motivación de los empleados y, en consecuencia, de mejorar su productividad. Por ello, es importante que las compañías no entiendan este tipo de premios como un simple gasto, sino más bien como una inversión en sus empleados. Una inversión a medio y largo plazo que les será rentable y que les ayudará a retener y aumentar el talento presente en la empresa.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.