Ser más proactivo en el trabajo es un reto personal y una de las cualidades más demandadas por las empresas. Te contamos qué significa ser una persona proactiva y cómo potenciarlo para hacer tu perfil profesional aún más atractivo en el mercado laboral actual.

Hoy en día las empresas buscan para sus plantillas empleados de perfil emprendedor, con ideas, sin miedo a tomar iniciativas. Es por ello que los responsables de RRHH cada vez valoran más un rasgo característico de los mejores profesionales: la proactividad.

Pero, ¿qué significa ser proactivo en el trabajo y cómo podemos potenciar esta característica? Lo vemos a continuación.

Descargar el ebook  "Cómo dar feedback efectivo"

¿Qué significa ser proactivo en el trabajo?

Ser una persona proactiva significa tomar la iniciativa y el control de las cosas. Es ser enemigo de la procrastinación y no esperar a que las respuestas vengan sin más, sino que sale a buscarlas.

Ser más proactivo en el trabajo es un objetivo alcanzable que significa estar muy comprometido con la empresa y sus metas, estar pendiente siempre de los resultados obtenidos y de cómo mejorarlos. Es ser observador, pero nunca pasivo. Ser proactivo es tener una actitud ante la vida que reporta beneficios, tanto en lo personal como en lo profesional.

Las 3 P para ser más proactivo en el trabajo

1.Predice para ser más proactivo en el trabajo

Tener una visión de futuro es importante para anticiparse a los problemas. Esto te permitirá afrontar los desafíos con lógica e inteligencia. Esta visión de futuro también te ayudará a dominar tus inseguridades y tomar el control de situaciones antes de convertirse en problemas.

2.Planifica para ser más proactivo en el trabajo

Valora de dónde vienes, dónde estás y dónde quieres llegar. Esto te ayudará a tomar las decisiones con orden y sentido. Sin duda, ésta es la mejor opción que tienes para obtener el éxito deseado.

3.Participa para ser más proactivo en el trabajo

No dejes de participar e involucrarte en tu trabajo y en tu vida personal. Tomar iniciativas es, de lejos, la mejor cualidad de una persona proactiva.

New Call-to-action

Ventajas de ser proactivo en el trabajo

Hay dos tipos de empleados en el lugar de trabajo; las personas proactivas y las personas reactivas. Las personas que planean con anticipación y las personas que siempre están un paso atrás.

Los empleados reactivos son empleados que harán solo lo que sea estrictamente necesario. Este tipo de perfiles, generalmente, no comenzarán las tareas o proyectos con anticipación y, por lo tanto, pueden terminar retrasándose, algo que puede suceder con frecuencia.

Ser proactivo en el trabajo es hacer más de lo necesario e incluso antes de la fecha límite para salir adelante. Este tipo de empleados disfrutan de algunos beneficios, derivados de su actitud, como:

  1. Están preparados y resuelven los problemas. Cuando se es proactivo, siempre se adelanta a la fecha de vencimiento de un trabajo, se piensa en los posibles escenarios que podrían presentarse y se actúa en consecuencia. Al hacer esto, no hay mucho que pueda salir mal, incluso cuando se presenten situaciones inesperadas. Cuando se gestiona bien el tiempo para completar las tareas con anticipación, hay tiempo para aplicar la retroalimentación y corregir fácilmente cualquier error o revisión sin tener que preocuparse por cumplir con una fecha límite.
  2. Ven su nivel de estrés reducido. Un empleado reactivo, apenas cumple con los plazos o siente que se está quedando atrás. Cuando esto sucede, la cantidad de carga de trabajo se acumula y nunca está completamente al día. Por lo tanto, nunca tendrá tiempo suficiente para evaluar o revisar su trabajo cuidadosamente porque siempre estará preocupado por tratar de completar sus tareas y pasar a lo siguiente. Por el contrario, el empleado proactivo, no se encuentra en esta clase de apuros con tanta frecuencia, lo que reduce el estrés e incluso los errores.
  3. Son conscientes de sí mismos. Quien se considera un empleado proactivo, tiene el control de sus tareas. Entiende dónde se queda corto porque está preparado para cualquier obstáculo. Esto le permite reflexionar sobre sí mismo y convertirse en un empleado aún mejor. Este tipo de personas saben dónde sobresalen y son conscientes de qué cosas llevan más tiempo, lo que les permite prepararse aún mejor.

Cuando se logra ser más proactivo en el trabajo, no caben dudas acerca de lo que hay por delante los próximos días. Por lo general, las tareas están completadas de antemano y eso mejor la reputación en la oficina. Los compañeros y superiores consideran que este tipo de empleados son valiosos y confiables, ya que siempre completan sus quehaceres a tiempo.

Saber que las tareas y proyectos pueden ser lanzados en cualquier momento del día o la semana y que pueden gestionarse porque se está preparado aporta una sensación de tranquilidad que hace que el trabajo sea mucho más agradable.

¿Controlas su carga de trabajo en lugar de dejar que ella te controle a ti? ¿Has probado algún sentimiento más satisfactorio que ese? Un empleado que llega a ser proactivo en el trabajo está más relajado, libre de estrés y, en general, reciben valoraciones más positivas por su labor.

Guía
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.