Los complementos salariales vienen reflejados en la nómina de un trabajador junto a su salario base. Son ellos los que provocan que dos trabajadores en un mismo puesto puedan percibir sueldos diferentes.

 

En este post trataremos los complementos salariales consolidables. Ejemplos de ellos los tenemos en cuestiones que se suelen valorar junto al propio currículum, como pueden ser la formación o la experiencia. En concreto, los distinguimos de los no consolidables por lo siguiente:

 

  1. Los complementos salariales consolidables son aquellos que hacen referencia a la situación concreta y personal de un trabajador.
  2. Los complementos salariables no consolidables son aquellos que hacen referencia al puesto de trabajo o a la propia empresa.

 

Para comprender mejor los primeros, vamos a ver una serie de ejemplos y algunas cuestiones de cada uno de ellos que nos permitirán manejarlos de una forma más eficaz.

 

Descargar guía gratuita

Complementos salariales consolidables: ejemplos

Echemos un primer vistazo a los complementos salariales consolidables que vamos a desarrollar a lo largo del artículo:

  1. Antigüedad. El tiempo que ha transcurrido desde que el trabajador entró en la empresa.
  2. Formación. Tanto la reglada como la no reglada, ya que, en ocasiones, puede aportar más la segunda si está en mayor consonancia con el puesto de trabajo.
  3. Experiencia. Todo empleo o actividad profesional que el trabajador haya llevado a cabo con anterioridad.
  4. Conocimientos específicos. Aunque no disponga de formación o experiencia en determinados campos, un trabajador puede conocer algunas áreas de conocimiento que quizá resulten útiles.
  5. Logros anteriores.Es posible que el trabajador haya hecho publicaciones, participado en eventos de prestigio o cualquier otro logro que aumente su valor para la empresa.
  6. Veamos ahora cada uno de ellos con mayor detalle.

Antigüedad

En general, la antigüedad es uno de los complementos salariales consolidables cuyos ejemplos se basan en la premisa de que cuanto más tiempo lleve trabajando un empleado en la empresa, mayor será su complemento salarial de antigüedad.

 

Incorporar nuevos trabajadores debido a que otros abandonan su puesto supone un coste importante para la empresa. Este coste se refleja principalmente en tiempo:

  • Dedicado al proceso de selección de personal.
  • Dedicado a la formación del nuevo trabajador.
  • Dedicado a subsanar los errores que, inevitablemente, tendrá el nuevo trabajador en sus comienzos.

 

Por lo tanto, resulta más rentable aumentar el salario de un trabajador por su antigüedad que tener que contratar a nuevos trabajadores.

Formación

Como comentábamos arriba, en los complementos salariales consolidables y sus ejemplos encontramos la formación reglada y la no reglada.

 

Aunque se suele prestar más atención a la reglada, es importante tener presente la no reglada, ya que en ocasiones puede habernos enseñado más que la primera. Por ejemplo: ¿en qué tendrá mayores conocimientos una persona que, por un lado, ha obtenido el título de Graduado en Psicología con aprobados justos en 4 años más de los que debería y, por otro lado, que ha cursado 2000 horas de formación no reglada en diseño gráfico?

Experiencia

Sobre la experiencia laboral o profesional previa, debemos tener en cuenta principalmente tres cosas:

  1. El tipo de trabajos desempeñados anteriormente.
  2. El tiempo dedicado a esos trabajos.
  3. El nivel de satisfacción de la empresa, organización o institución para la que se desempeñaron esos trabajos.

 

Muchas veces nos olvidamos del tercer punto, pero es de vital importancia para determinarla como uno de los complementos salariales consolidables.

Conocimientos específicos

En el caso de los conocimientos específicos, los que más se suelen valorar son:

  • Idiomas. Principalmente inglés.
  • Informática. Dominio en distintos SO, software…
  • Internet. Uso del correo electrónico, redes sociales…

 

Habrá muchos casos en los que dichos conocimientos no tendrán el respaldo de un título formativo o de un certificado de trabajo, por lo que debemos comprobar hasta qué punto la persona tiene el nivel que indica en cada uno de ellos.

Además de todo lo anterior, en relación a la fijación del salario en función de los complementos, debemos tener en cuenta otras posibilidades como, por ejemplo, la retribución flexible.

 

Estos han sido algunos de los complementos salariales consolidables. Los ejemplos que hemos puesto deben tenerse en cuenta, pero no son los únicos. ¿Cómo los valorarás en tu empresa?

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.