Hoy vamos a hablar de la comunicación interna desde un punto de vista puramente práctico, dando respuestas claras a tres preguntas clave para cualquier empresario que se esté planteando invertir en mejorar su comunicación interna: ¿por qué tengo que invertir? ¿Qué beneficios directos voy a conseguir? y ¿Por dónde empiezo a mejorar mi comunicación interna?

Descárgate la guía

¿Por qué invertir en mejorar mi comunicación interna?

En todos los foros empresariales, sesiones de networking, publicaciones comerciales y entornos web se incide en la importancia de invertir en mejorar la comunicación interna de una empresa. ¿Cuáles son las razones más importantes? ¿Por qué mejorar la comunicación interna es una inversión y no un gasto? Quizá por las dos razones siguientes:

  1. Una comunicación interna fluida permite detectar prematuramente los inevitables conflictos que surgen en cualquier tipo de organización empresarial: descontento por las políticas de retribución salarial o de promoción interna, absentismo laboral, desigualdad en cuanto a la carga de trabajo y responsabilidades de cada departamento, falta de motivación entre los miembros del equipo humano, etc. https://www.edenred.es/blog/motivacion-laboral-definicion-tipos-y-pautas-para-su-impulso/
  2. Una buena comunicación interna garantiza un término que está muy de moda últimamente: la transparencia informativa. Información clara, suficiente y al alcance de directivos y empleados que evita rumores, malentendidos, sobreentendidos… Problemas que terminan casi siempre en pérdidas de tiempo, productividad y, por supuesto, dinero.

Beneficios directos de mejorar la comunicación interna

Las empresas que apuestan por mejorar su comunicación interna ya disfrutan de beneficios directos como los siguientes:

  1. La mejora de la comunicación interna supone automáticamente mejorar la implicación profesional del equipo humano e incrementar su productividad y rentabilidad laboral. Esta relación entre motivación y productividad está plenamente demostrada. Pulsa aquí si quieres ampliar esta valiosa información.
  2. La mejora de la comunicación interna nos permite prevenir el descontento profesional y, así, las temidas ausencias del trabajo – absentismo laboral-, las bajas médicas por ansiedad o depresión, etc. Desde este punto de vista, mejorar la comunicación interna no solo nos evitará el gasto de cientos de euros en costes médicos, sino que nos permite disfrutar de un equipo humano saludable con ganas de ir al trabajo y rendir lo mejor de sí mismos en pro de la organización.
  3. La mejora de la comunicación interna potencia nuestra excelente comunicación externa ya que nuestro equipo interno se convierte en embajador de nuestra marca y, así, se mejora notablemente la imagen que proyectamos al exterior: a nuestros clientes, a nuestros socios inversores…

Mejorar mi comunicación interna, ¿por dónde empiezo?

Ya hemos visto por qué mejorar la comunicación interna mejora automáticamente la productividad laboral y el sentimiento de pertenencia a una empresa comprometida y atenta a las necesidades de sus miembros, dos importantes apartados que influyen en la consecución de los objetivos económicos de nuestra empresa. Es decir: invertir en mejorar la comunicación interna merece la pena, pero ¿por dónde empezamos? Buena pregunta.

El punto de partida para “arreglar” algo es averiguar dónde falla. Así, el punto de partida para mejorar la comunicación interna de una empresa es realizar un análisis pormenorizado del estado actual de esa comunicación  para detectar los posibles fallos a subsanar. ¿Cómo se hace este análisis? De varias formas, pero la más rápida, sencilla y económica es la típica encuesta de satisfacción interna.

Una encuesta sobre comunicación interna bien diseñada nos permitirá conocer su DAFO: debilidades-amenazas-fortalezas-oportunidades. Y el análisis de este DAFO, a su vez, nos permitirá afrontar el segundo paso de nuestra estrategia de mejora: la elaboración de un Plan de Comunicación Interna

Pero implementar ese Plan de Comunicación Interna no supone el fin de nuestro proceso de mejora, sino el principio. ¿Por qué? Porque siempre se puede seguir mejorando la comunicación interna de  una empresa y, de esta forma, seguir mejorando la motivación, el sentimiento de compromiso, la productividad y la rentabilidad de nuestro bien más valioso: el equipo humano.

 

Descargar guía gratuita
 

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.