El blog de Edenred: el impulso para tu empresa

Cómo contabilizar un anticipo de nómina

No cuesta nada saber cómo contabilizar un anticipo de nómina. En realidad, basta con ir al BOE y buscar en el articulado de la Ley por la que se aprueba el Plan General de Contabilidad. Lo que puede llevar más tiempo es darse cuenta de que, si se ha llegado a esa situación, puede ser que haga falta un cambio. Pero, vamos por partes.

Da el salto con Ticket Restaurant HAZ TU PRIMER PEDIDO AQUÍ

¿Qué dice el Plan General de Contabilidad acerca de los anticipos?

El Real Decreto 1514/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad contiene la información necesaria para saber cómo contabilizar un anticipo de nómina. Para acceder a la explicación basta con seguir estos pasos:

  • Entrar en el BOE online para acceder a la página del Plan General Contable.
  • Ir a la cuarta parte, donde se muestra el cuadro de cuentas.
  • Buscar el Grupo 4, que se refiere a acreedores y deudores por operaciones comerciales.
  • Acudir al epígrafe 46, que es el de Personal.
  • Buscar allí el 460, que son los anticipos de remuneraciones.

Un poco más adelante, al llegar a la quinta parte del texto del Real Decreto, en el apartado dedicado a definiciones y relaciones contables, se explica la manera de proceder para saber cómo contabilizar un anticipo de nómina, que es la siguiente:

  1. Tener claro que un anticipo se considera a efectos legales como una entrega de remuneración a cuenta, donde el destinatario es algún empleado de la empresa.
  2. Diferenciar el anticipo de nómina de otros préstamos al personal, que serían los que habría que incluir en la cuenta 544 o la 254 (en función del plazo de vencimiento).
  3. Registrar el adelanto en el activo corriente del balance, cargándolo al efectuar la entrega del importe, con abono a cuentas del subgrupo 57.
  4. Abonarlo al compensar los anticipos con las remuneraciones devengadas, en este caso cargadas a cuentas del subgrupo 64.

Igual no es necesario plantearse cómo contabilizar un anticipo de nómina

Más que pensar en cómo contabilizar un anticipo de nómina, quizás debas preguntarte por qué se ha producido esta situación. ¿Algún empleado te ha confiado que va a llegar muy justo al final de mes? ¿Les ha sucedido con anterioridad a otros trabajadores en plantilla?

Si es una situación que se repite y que afecta a distintas personas puedes considerar ofrecer un aumento, para evitarles este tipo de preocupaciones, o pensar en una forma de asegurar que dispongan de mayor liquidez. Lo ideal sería conseguirlo sin que ello supusiese un gasto adicional para la empresa, pero ¿es esto posible?

Sí, existe una solución y ya hay muchas empresas que han recurrido a ella. Se trata de la retribución flexible. Quienes la conocen saben que permite aumentar el poder adquisitivo de los empleados gracias a pagar en especie un porcentaje del salario, modalidad que tiene ventajas fiscales, ya que no tributa al IRPF. La diferencia de remuneración percibida con o sin retribución flexible puede ser de varios cientos de euros al año.

Se trata de una alternativa de gestión que, si costar ni un euro de más a la organización, consigue elevar la moral de la plantilla y con ello su productividad. De ese rendimiento mejorado se derivan mayores ganancias para el negocio y clientes más satisfechos por un mejor servicio.

New call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.