En los tiempos que corren, es habitual que las empresas reciban una cantidad ingente de candidaturas, cartas de presentación y currículum vitae, tanto durante los procesos de selección de personal como fuera de ellos. En esos momentos es cuando se hace necesaria la criba curricular, es decir, el proceso por el que se eligen o descartan las candidaturas recibidas.

En este post veremos una serie de claves que te permitirán llevar a cabo la criba curricular de forma eficiente y eficaz.

Descargar guía gratuita

Clave #1 para criba curricular: lectura rápida

Comencemos por la eficiencia. Es obvio que cuanto mayor sea la velocidad de lectura de la persona encargada de realizar la criba curricular, más tiempo se ahorrará en ella. La lectura rápida no es un mito (aunque sí existen ciertos mitos acerca de cómo llevarla a cabo), sino que cualquier persona puede entrenarla y desarrollarla si lo hace de la forma correcta.

Veamos algunas de las habilidades que una persona debe entrenar para aumentar su velocidad de lectura:

  1. Visión periférica. Es la habilidad de, fijando la vista en un punto del texto y sin moverla, ser capaz de leer las palabras que se encuentran a la derecha y a la izquierda. Cuantas más palabras se puedan captar con un único golpe de vista, más rápido se podrá leer. Una persona con su visión periférica bien entrenada puede captar todas las palabras de una línea estándar con solo dos golpes de vista.
  2. Velocidad de memorización. Es la capacidad de comprender y retener rápidamente la información leída. Obviamente, de nada sirve leer rápido si no se consigue entender lo que se está leyendo. La velocidad de memorización entrenada permite lograr esto.
  3. Concentración. Una persona que lee muy rápido pero que se desconcentra fácilmente tendrá que volver a leer lo ya leído, de modo que el tiempo ganado se pierde. Es por ello que la concentración es indispensable para garantizar una lectura rápida eficaz.

Desarrollando estas habilidades, el encargado de la criba curricular puede perfectamente multiplicar por 3 o por 4 su velocidad de lectura, de modo que si es capaz de leer a 200 palabras por minuto, podrá ascender hasta las 800 palabras por minuto, o incluso más. Dicho de otro modo: podrá revisar candidaturas y currículum vitae tres o cuatro veces más rápido, lo que implica un ahorro de tiempo y de recursos para la empresa.

Clave #2 para criba curricular: correcta redacción de ofertas de empleo

En los casos en los que publiquemos una oferta de trabajo y nos llegue una cantidad de candidaturas superior a la cantidad de puestos que vamos a cubrir, es necesaria una criba curricular.

Para evitar que nos lleguen candidaturas que no se corresponden con lo que necesitamos y así no consumir tiempo revisándolas en vano, es importante conocer estas cuestiones al respecto:

  • La redacción de la oferta debe ser clara y no dejar lugar a dudas acerca de lo que estamos pidiendo. Esto permite hacer una criba curricular previa que la mayoría de los propios candidatos llevarán a cabo.
  • Es recomendable incluir textos relativos a la propia criba curricular, como por ejemplo «se descartarán automáticamente todas aquellas candidaturas que no cumplan con los requisitos de la oferta» o «debido a la gran cantidad de candidaturas que solemos recibir, no nos resulta posible dar respuesta a las candidaturas que no se ajustan al perfil».
  • Los portales de empleo online permiten incluir una breve encuesta que el candidato debe cubrir antes de enviar su propuesta. Estas encuestas permiten, por un lado, que el propio candidato perciba si enviar su candidatura tiene sentido y, por otro lado, que la empresa pueda desechar rápidamente aquellas candidaturas que lleguen y no se ajusten al perfil demandado.
  • Si existe la posibilidad de que los candidatos tengan unas circunstancias personales específicas, como por ejemplo hijos pequeños, es bueno indicar que la empresa ofrece soluciones como el ticket guardería. De este modo, la atracción de talento no se verá limitada por dichas circunstancias.

Clave #3 para criba curricular: almacenamiento en base de datos

Para lograr un proceso de criba curricular eficaz y eficiente, no debemos centrarnos únicamente en la criba curricular actual. Un esfuerzo a la hora de almacenar en una base de datos las candidaturas que no han sido elegidas, pero que cumplían con el perfil, nos permitirá en el futuro realizar una búsqueda rápida para encontrar a un candidato sin necesidad de publicar ofertas de empleo.

En resumen: para lograr una criba curricular eficaz, es necesario ser también eficientes en el uso de recursos.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.