Cuando hablamos de desarrollo del talento en la empresa, no nos referimos solo a algo que mejora la cualificación profesional de nuestros empleados, sino también a algo que nos ayuda a generar beneficios. Dicho de otro modo: las empresas que cultivan el desarrollo del talento pueden ser mucho más competitivas en el mercado.

 

Esto es así porque partimos de la base de que los beneficios que una empresa obtiene son directamente proporcionales al talento de las personas que trabajan en ella. Sin esas personas, nuestro negocio no podría existir. Es por ello que debemos contribuir al máximo a su desarrollo, ya que este implica también un crecimiento para nuestra empresa.

 

En este post vamos a ver, en primer lugar, la relación entre el desarrollo del talento y la motivación para, a continuación, descubrir algunas fórmulas que nos ayudarán a cultivar el talento de nuestros empleados.

 

Descargar guía gratuita

Desarrollo del talento y motivación

Como dijo Henry Ford, «tanto si quieres como si no, tienes razón». Aplicadas al caso que nos ocupa, estas palabras son de vital importancia si lo que queremos es cultivar el desarrollo del talento en nuestra empresa.

 

Todos y cada uno de nuestros empleados tienen sus propias aspiraciones y metas profesionales. Algunos ejemplos de ellas pueden ser:

  • Conseguir un buen sueldo a fin de mes.
  • Aspirar a un puesto de mayor rango dentro del organigrama.
  • Aprender más acerca del sector en el que opera la empresa.
  • Alcanzar la autorrealización a través del trabajo.

 

Se trate de motivaciones extrínsecas o intrínsecas (no es objeto de este post explicar cuál es la motivación más recomendable), lo importante es que las conozcamos. Al conocerlas, podremos encauzar mucho mejor el desarrollo del talento en nuestros empleados. Por explicarlo de forma inversa: un empleado no motivado jamás podrá desarrollar su talento, ya que no contará con ninguna razón para hacerlo.

 

Ahora bien, una vez que nuestros trabajadores están motivados, ¿cómo podemos ayudarles a desarrollar su talento?

Fórmulas para cultivar el desarrollo del talento

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, para cultivar el desarrollo del talento en nuestros empleados, ellos deben ser conscientes de que lo tienen. Si ellos creen que tienen talento cero, es obvio que, por mucho que lo multipliquemos, el resultado seguirá siendo cero.

Por lo tanto, antes de realizar cualquier otra acción, es recomendable despertar esta perspectiva y mostrarles a todos ellos que tienen talento. Algunas formas para conseguirlo pueden ser:

  • Sesiones formativas relacionadas con la inteligencia emocional y la automotivación.
  • Programas de coaching empresarial.
  • Dinámicas de grupo enfocadas hacia el descubrimiento de fortalezas personales.

 

Una vez que hemos dado este primer paso, llega el momento de hacer crecer el talento. Para ello, podemos contar con una política y una filosofía empresariales que, de una forma u otra, recuerden cada día a nuestros trabajadores que:

  • Son imprescindibles en nuestra empresa.
  • Hemos decidido contar con ellos porque son personas talentosas.
  • Tienen total libertad para comunicarse con cualquier peldaño del organigrama para expresar sus opiniones y perspectivas, que son de gran valor.
  • Su trabajo puede marcar la diferencia entre nuestra empresa y la competencia.
  • Todos somos un equipo y el buen ambiente debe reinar para que todos podamos alcanzar nuestros objetivos.

 

Por otro lado, una fórmula complementaria que también da muy buenos resultados es optar por algún incentivo que facilite la vida de nuestros empleados. Por ejemplo, un ticket restaurant. Este tipo de gestos tienen una triple función:

  1. Transmiten al empleado el mensaje de que la empresa se preocupa por su bienestar y su comodidad.
  2. Generan un sentimiento de deuda por el que el empleado querrá satisfacer a la empresa de la misma forma en que ella le satisfizo a él.
  3. Alimentan la motivación y alivian las preocupaciones de los empleados al actuar como soluciones a algún tipo de problema.

 

Al despertarse este tipo de emociones, los empleados se sentirán aún más motivados para desarrollar su talento y querrán dar lo mejor de sí con él desarrollado.

Y ese debe ser el objetivo interno de cualquier empresa que aspire a liderar el mercado.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.