Las dinámicas de comunicación resultan una gran inversión para las empresas. Con no demasiados recursos y un rango temporal que nunca suele superar la hora de duración, se pueden reforzar comportamientos positivos, apoyar el desarrollo de nuevas habilidades y frenar el deterioro en la comunicación corporativa.
La mala comunicación es la raíz de muchos problemas y puede desembocar en errores, problemas de calidad, conflictos, sanciones y oportunidades perdidas.
Todo esto puede evitarse planteando a tiempo dinámicas de comunicación como las dos que proponemos en las siguientes líneas, que ayudan a desarrollar habilidades muy necesarias, a generar confianza y desarrollar buenas relaciones entre los miembros del equipo.

Descargar el ebook

Dinámicas de comunicación 1: aprender a escuchar

Aprender a escuchar es una parte esencial en cualquier comunicación y esta actividad ayuda a desarrollar la habilidad de escucha activa en el equipo, en un espacio de tiempo que va entre la media hora y los cuarenta y cinco minutos. Consiste en:

  1. Animar a los participantes a comunicar cómo se sienten acerca de un tema, que puede elegirse al azar entre distintas fichas que se hayan preparado antes de la práctica. Deben ser temas interesantes, pero alejados de la controversia.
  2. Para una de las dinámicas de comunicación más sencillas y efectivas que existen, basta con que las personas se junten a escuchar a un miembro del equipo, que expresa sus opiniones. El entorno es importante y, por eso, habrá que elegir una habitación tranquila, bien iluminada y con la suficiente privacidad.
  3. Después de concluir su exposición, otra persona debe resumir lo escuchado, sin juzgar.

Esta actividad fortalece las habilidades de escucha de los miembros del equipo. Escuchar es una parte increíblemente importante de una buena comunicación, pero se trata de una habilidad que las personas a menudo ignoran en las actividades de equipo.
Además de la escucha activa, con este tipo de dinámicas de comunicación también se fomenta el que el grupo mantenga una actitud abierta. Por eso, al concluir la actividad, merece la pena hablar con los miembros del equipo y preguntarles cómo se sintieron al participar en este ejercicio.

Dinámicas de comunicación 2: hacer equipos

En esta actividad, los miembros del equipo deben actuar rápidamente para formar equipos pequeños según las instrucciones que reciben. Se trata de uno de los tipos de dinámicas de comunicación que fortalecen las habilidades de expresión y ayudan a ponerse en el lugar de otros, a empatizar con el resto del equipo.
Hay que prever alrededor de quince minutos, nunca más de una hora y seguir estas instrucciones:

  • Explicar a los participantes que deberán formar un equipo según las reglas que se propongan. Por ejemplo, algunas instrucciones podrían ser formar un equipo con personas que tengan el mismo número de hijos que tú o con compañeros a los que les gusten tipos de música similares.
  • Cuando el equipo se considere formado, se puede comunicar o, simplemente, acordar que todos los miembros de ese equipo se sienten.
  • Lo importante es actuar con agilidad, que los grupos de formen lo más rápido posible.

Este ejercicio puede repetirse tantas veces como se quiera. Es importante que, al concluir la actividad, se hable con los participantes de cómo podrían aprender a abrirse y comunicarse más efectivamente en situaciones laborales en el futuro
Las dos dinámicas de comunicación planteadas pueden aplicarse para que un nuevo grupo tenga un gran comienzo, pero también ofrecen buenos resultados con un equipo existente, si es preciso resolver los problemas que podrían estar frenando su rendimiento.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.