No hay duda de que el trabajo colaborativo proporciona innumerables beneficios a la empresa. Desde evitar roces personales entre compañeros de trabajo hasta alcanzar los objetivos combinando los puntos fuertes de distintas personas, se trata de un enfoque que toda corporación debería contemplar. Sin embargo, no basta con implantarlo, sino que también hay que medirlo. En este sentido es donde cobran relevancia las dinámicas de evaluación.

Las dinámicas de evaluación son una serie de procesos que, mediante una serie de indicadores, permiten medir principalmente dos aspectos:

  1. Lo bien o lo mal que se está implantando algo. En este caso, se preocupan de la correspondencia entre lo planificado y lo ejecutado.
  2. La eficacia que están teniendo. En este caso, se preocupan de si están contribuyendo a alcanzar los objetivos que se espera de ellas.

Como comentábamos arriba, el trabajo colaborativo es una de las áreas en las que se pueden utilizar las dinámicas de evaluación. A continuación veremos ejemplos de algunas de ellas.

Descargar el ebook

Dinámicas de evaluación del trabajo colaborativo: ejemplos

Antes de proseguir, conviene recordar que las dinámicas de evaluación del trabajo colaborativo no tienen como objetivo fomentar el trabajo colaborativo en la empresa. Su objetivo es otro: evaluar y medir la eficacia de otras dinámicas que sí han sido creadas para fomentarlo.

Teniendo esto claro, podemos destacar las siguientes:

  • Encuestas. Se trata de una de las dinámicas de evaluación cuantitativa, es decir, que la información que proporcionan es 100% objetiva y no sujeta a interpretaciones individuales por parte del encuestador y el analizador. Un ejemplo lo podemos encontrar en las preguntas que solicitan al encuestado que valore de 1 a 4 su nivel de acuerdo con determinada información, siendo el 1 un «muy en desacuerdo» y el 4 un «muy de acuerdo». En nuestro caso, dichas informaciones deben referirse, por supuesto, al trabajo colaborativo en la empresa. Para que las respuestas no estén condicionadas, las encuestas deben hacerse de forma individual a cada trabajador, sin que este conozca lo que responden sus compañeros. Existe la posibilidad de que las encuestas sean anónimas para así evitar respuestas condicionadas, aunque quizá a la empresa le interese precisamente saber la opinión de cada empleado en concreto.
  • Entrevistas personales. Son dinámicas de evaluación cualitativa, lo que quiere decir que la información proporcionada por el entrevistado, al ser más abierta que con las encuestas, puede estar sujeta a interpretaciones subjetivas por parte del entrevistador y del analizador. Al igual que ocurría con las encuestas, las entrevistas personales deben realizarse de forma que ningún trabajador conozca las respuestas de sus compañeros, para así evitar condicionamientos. Por otro lado, una diferencia importante entre las encuestas y las entrevistas personales es que estas últimas nunca podrán ser anónimas, ya que el entrevistador siempre conocerá quién da cada respuesta. Si queremos mantener el anonimato para evitar condicionamientos, siempre podemos aclarar al entrevistado que solo el entrevistador sabrá que ha sido él quien ha dado sus respuestas, ya que al analizador le proporcionará la información sin el nombre de la persona.
  • Puesta a prueba. Una tercera posibilidad la encontramos en unas dinámicas de evaluación que consisten en crear un entorno de trabajo colaborativo que tenga únicamente el objetivo de evaluar. Por ejemplo, se pueden diseñar juegos cooperativos como un Escape Room o una yincana que trate sobre el propio entorno laboral para observar cómo responde el grupo de trabajo a ella: si colaboran entre ellos, quién lidera y quién no, cómo contrarrestan los puntos débiles de una persona con los puntos fuertes de otra, etc.

En definitiva, existen distintas dinámicas de evaluación que nos ayudan a medir cómo se está implantando y desarrollando el trabajo colaborativo en la empresa y, en función de la información que nos proporcionen, mantener o modificar sus pautas.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.