Entorno Personal de Aprendizaje

El Entorno Personal de Aprendizaje (EPA) o en inglés Personal Learning Environment (PLE) es un concepto o sistema formado por un conjunto de elementos (herramientas, fuentes de información, personas y actividades) que son utilizados de forma habitual para la gestión del aprendizaje personal y que al mismo tiempo va acompañado de un cambio de actitud. El  EPA sirve para aprender a lo largo de toda la vida, a nuestro propio ritmo y en función de nuestras necesidades.

Un EPA o PLE no es una manera de enseñar sino un enfoque del aprendizaje que ayuda a comprender la forma de cómo aprendemos las personas utilizando las tecnologías que se encuentran a nuestra disposición. Es por lo tanto, un enfoque pedagógico con grandes implicaciones en los procesos de aprendizaje y con una base tecnológica.

El Entorno Personal de Aprendizaje incluye tanto el material que una persona consulta para mantenerse informado y formado, como las personas que le sirven de referencia y las conexiones entre dichas personas. Nos ayuda a desarrollar nuevas competencias digitales, así como a encontrar y conectar con diferentes personas y de esta forma descubrir otras perspectivas e ideas innovadoras.

Características de nuestro Entorno Personal de Aprendizaje

Todo PLE (EPA) posee una serie de características básicas comunes, independientemente de que cada persona lo personalice en función de sus necesidades:

  • El PLE integra todas las experiencias que han configurado los aprendizajes de una persona en la educación formal así como las nuevas experiencias facilitadas por las tecnologías de la información.
  • El PLE reconoce que el aprendizaje es permanente, proporcionando herramientas para apoyar ese aprendizaje. 
  • Permite a la persona fijar sus propios objetivos de aprendizaje, dotándole de autonomía para tomar decisiones y autorregularlo en su beneficio. De esta forma se permite al alumno decidir qué quiere aprender, cómo lo quiere aprender y con quién quiere aprender. Él mismo es el gestor de su aprendizaje.
  • Tiene una alta implicación social.
  • Favorece la generación de relaciones con otros procesos de aprendizaje.

¿Cómo creamos un Entorno Personal de Aprendizaje?

Un EPA es algo muy personal como su nombre indica, por lo que cada persona que crea su propio EPA podrá organizarlo y gestionarlo como más se ajuste a su manera de aprender. No obstante, si queremos que un EPA sea completo deberá contar al menos con tres partes:

  1. Fuentes de información. Formadas por todos los sitios y actividades de los que obtenemos información. Pueden ser por ejemplo, medios online, bibliotecas digitalizadas, blogs, canales de videos, newsletters, etc.
  2. Herramientas para modificar la información. Son todas las herramientas digitales o software que nos permiten trabajar con la información obtenida y de esta forma poder crear contenidos que nos ayuden a aprender. Son por ejemplo, herramientas de creación de blogs, presentaciones, vídeos, etc.
  3. Red personal de aprendizaje o Personal Learning Network (PLN). Está formada por todas las personas con las que compartimos nuestro conocimiento y experiencias, colaborando en la creación de nuevos objetos de aprendizaje. Para conectarnos a ellas utilizamos las redes sociales, los foros o comunidades virtuales, los entornos colaborativos, etc.

Por lo tanto, para crear aprendizaje en un EPA, en primer lugar la información o conocimiento llegará a la persona a través de medios como las redes sociales, por búsquedas o por su propia red. En un segundo momento, y con la información obtenida, se crearán nuevos contenidos que se compartirán en redes sociales, estrechando de esta manera los vínculos con los componentes de nuestra red de aprendizaje.

Consejos para crear un EPA

Antes de crear un EPA es conveniente que tengamos en cuenta una serie de recomendaciones:

  • Es importante crearlo poco a poco. No es cuestión de sentarnos a recopilar de golpe todas las herramientas que estén a nuestro alcance, ni de comenzar a crear perfiles en las redes que luego no podamos atender. Es importante que si no estamos formados, reforcemos nuestras competencias digitales poco a poco, utilizando y aprendiendo solo las herramientas o redes que vayamos a utilizar y que nos resulten de utilidad.
  • Se encuentra siempre en constante transformación. A la vez que vamos aprendiendo hay recursos que dejamos de usar o que sustituiremos por otros más avanzados o ajustados a nuestros contenidos. También incluiremos nuevas fuentes, contactos y herramientas que vayamos descubriendo.
  • Hay que compartir. Además de obtener información de nuestros contactos en las redes, es fundamental que compartamos con los demás nuestras actividades, experiencias y conocimientos. Esto se puede llevar a cabo a través de los perfiles que tengamos en redes sociales o desde nuestro propio blog. De esta manera todos aprenden, tanto los contactos de nuestra red de aprendizaje, como nosotros mismos a través de sus respuestas y comentarios.

Por todo lo expuesto, podemos concluir que un PLE está compuesto por tres grandes bloques que forman parte de nuestro entorno personal de aprendizaje, los cuales están relacionados con las actividades de leer, reflexionar y compartir. Los PLE son unos  facilitadores del proceso de enseñanza-aprendizaje que consiguen que podamos disfrutar del conocimiento colectivo y público. Al mismo tiempo promueven la participación al compartir y crear nuevo conocimiento.

Descubre todas las posibilidades que Edenred ofrece a las empresas y a los trabajadores para ayudar a crear un Entorno Personal de Aprendizaje. Pide información sin compromiso.

Referencias

Validación

Artículos relacionados

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.