Llegar tarde a la oficina, cometer errores en el trabajo u “olvidarse” de los plazos de entrega de tareas y proyectos es algo que puede suceder a trabajadores en todas las empresas. Se trata de fallos que forman parte de la condición humana y de nuestra na

turaleza.

Sin embargo, cuando este tipo de errores en el trabajo se repiten a menudo y el protagonista es siempre un mismo empleado, hay que pararse a pensar si se trata de una señal que evidencia un problema más profundo.

Descargar guía gratuita

Cuando los errores en el trabajo hablan por sí mismos

Cuando un trabajador se siente desapegado, le falta compromiso con los objetivos de la empresa y se percibe a simple vista cómo su lealtad se diluye con el tiempo, hay que poner soluciones.

 

Lo más importante es ser capaz de reconocer los indicios que presentan este tipo de situaciones. Cometer errores en el trabajo repetidamente es uno de ellos. Hay más:

 

  • Llegar tarde al puesto de trabajo de manera habitual.
  • Salir antes de que concluya la jornada laboral, por norma.
  • No participar en las actividades propuestas en el ámbito de la empresa.
  • Tener una mala relación con otros compañeros de trabajo.
  • Bajar el rendimiento.

 

Cuando un empleado deja de sentirse parte importante de algo más grande que él, se pierde su lealtad. Esto afecta a su productividad y satisfacción en el trabajo, pero también influye negativamente en el clima laboral y, por supuesto, en las metas del negocio.

Es necesario advertir que se está produciendo un cambio de este tipo, para poder actuar, remediando la situación y encauzándola.

Cómo reducir los errores en el trabajo

A veces, los errores en el trabajo obedecen a causas ajenas al trabajador, como pueden ser:

 

  • Falta de formación o información.
  • Falta de las herramientas y medios apropiados para desempeñar su actividad.
  • Reparto desigual de las cargas de trabajo.
  • Aumento de volumen de trabajo repentino.
  • Cambios internos en la empresa que no han sido bien gestionados.

 

Sin embargo, otras veces, son la dejadez, la falta de interés y el no compromiso los que propician la aparición de los fallos. En esos casos, como empresario responsable hay que actuar.

 

En un estudio realizado por la Queens School of Business en colaboración con Gallup, publicado en Harvard Business Review, se demuestra que los trabajadores no comprometidos tienen un 37% más de ausentismo, un 49% más de accidentes y un 60% más de errores en el trabajo.

 

Asimismo, las organizaciones con bajos puntajes de compromiso de los empleados, experimentaron un 18% menos de productividad, un 16% menos de rentabilidad, un 37% menos de crecimiento laboral y un 65% más bajo en el precio de las acciones con el tiempo.

 

Teniendo en cuenta estos datos, el objetivo no debe ser solo reducir los errores en el trabajo, sino recuperar los niveles de lealtad y satisfacción laboral que se han perdido. Los programas de incentivos pueden ayudar a transformar la visión del empleado que no se siente valorado.

 

Ticket RestaurantTicket GuarderíaTicket Regalo podrían contribuir a mejorar sus condiciones laborales, reforzar su sentimiento de pertenencia a la empresa y reconocer su esfuerzo de forma personalizada.

 

Muchas empresas deciden pactar con sus empleados la retribución flexible que les permite disfrutar de importantes beneficios, a la vez que eleva su poder adquisitivo, sin que ello suponga un desembolso extra para el negocio.

 

Cuando se apuesta por impulsar la motivación, los errores en el trabajo disminuyen.

Descárgate la guía

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.