Las empresas que compiten en función del precio y se dirigen a un amplio mercado objetivo están siguiendo una estrategia de liderazgo en costes. Muchas de ellas dependen de las economías de escala para lograr la eficiencia.

Guia tips financieros para autonomos
Las economías de escala se crean cuando el coste de ofrecer bienes y servicios disminuye a medida que se pueden vender más artículos. Esto ocurre porque los gastos se distribuyen entre una mayor cantidad de productos.

Muchas veces, quienes ostentan el liderazgo en costes son las empresas más grandes, ya que están en disposición de exigir concesiones de precios a sus proveedores y negociar condiciones de pago más ventajosas. Todos estos beneficios repercuten en precios más bajos en la tienda, el mejor reclamo para atraer grandes volúmenes de consumidores que buscan la mejor oferta.

No obstante, es necesario no confundir una estrategia de liderazgo en costes con:

  • Una calidad inferior en bienes y servicios: IKEA es ejemplo de la aplicación con éxito de una estrategia de este tipo y, sin embargo, nadie duda de la calidad de su propuesta, tanto en lo que respecta a los materiales, como en lo concerniente al diseño.
  • La estrategia que se sigue para toda la oferta del negocio: por ejemplo, en el caso de Dunkin Donuts la estrategia de liderazgo en costes se pone en práctica con la venta de café, y no con su producto estrella. Sin embargo, su café barato es su principal fuente de ingresos y el medio que tiene para plantarle cara a competidores de la talla de Starbucks.
  • La falta de anuncios: si bien es cierto que la mayoría de los líderes en costes gastan poco en publicidad, estudios de mercado o investigación y desarrollo; existen ejemplos de lo contrario. Mc Donald’s es uno de ellos.

Pros y contras del liderazgo de costes

Cada estrategia ofrece ventajas que las empresas pueden aprovechar para aumentar su éxito y, de la misma forma, todas cuentan también con inconvenientes que pueden llegar a frenar su expansión. Lo mismo sucede con la estrategia de liderazgo en costes.

Su principal ventaja es que el énfasis que se pone sobre la eficiencia coloca en una buena posición a los negocios que optan por seguir esta estrategia y eso les permite resistir la competencia de precios de los rivales. Además, si se cuenta con una alta participación en el mercado, se pueden llegar a generar ganancias aún mayores. Y no sólo eso, la fuerza de este tipo de jugadores en el mercado actúa como barrera de entrada a nuevas firmas.

Pero no todo son beneficios.

Para optar por una estrategia de liderazgo en costes hay que tener en cuenta también los contras:

  • La caída de las ventas que puede producirse si la percepción de calidad se vuelve demasiado baja.
  • La necesidad de asegurar elevados volúmenes de ventas para poder continuar a pesar de los escasos márgenes.
  • El retraso que esta política puede producir, que alejaría a los negocios con una estrategia de liderazgo en costes en marcha de una adopción temprana de las últimas tendencias de mercado.
  • La rigidez de un sistema que no está preparado para adaptarse a los cambios con agilidad si quiere mantener su eficiencia.

¿Ya sabes si a tu negocio le puede interesar una estrategia de liderazgo en costes?

Descargar guía gratuita:

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.