El blog para los profesionales en la gestión del capital humano

Fecha de devengo: el día que nace una obligación

Actualizaciones legislativas, cambios en los tipos de impuestos o la revisión de las condiciones contractuales de determinados acuerdos pueden obligarnos a confirmar la fecha de devengo. Este punto en el tiempo marcará un antes y un después, que puede significar tener que pagar más o menos, poder beneficiarse de algún tipo de ventaja o no, o ver modificados ciertos derechos y obligaciones.

 

Todos estos supuestos revelan la importancia de conocer la fecha de devengo.

Descargar guía gratuita:

¿Qué es la fecha de devengo?

La fecha de devengo es un momento acordado entre dos partes para que se cumpla con una obligación. Por lo general, la fecha de devengo es el día en que el usuario de un servicio se beneficia del mismo o, en el caso del comprador de un bien, el día en el que éste se pone a su disposición.

 

Muchas veces, la cuestión sobre la fecha de devengo está relacionada con el abono del IVA. En este caso, el momento en el tiempo a considerar para determinar el porcentaje por el que se gravará una operación es el día en que tuvo lugar la operación.

¿Son diferentes la fecha de devengo y la de pago?

La fecha de devengo y la de pago son diferentes, ya que la primera indica el día que nace una obligación, que tiene su origen en un acuerdo vinculante entre las partes; y la segunda seguramente estará relacionada con la fecha de facturación, puesto que, sin el documento de factura quien ha disfrutado de un servicio o adquirido un bien no conoce a cuánto asciende el importe que adeuda.

 

Por esta misma razón, tampoco tienen porqué coincidir la fecha de devengo y la de facturación, aunque sí que lo hagan en el caso de los servicios de tracto sucesivo, como es el caso de los suministros de gas, luz o internet, por ejemplo, en que, por razones de gestión, sí que se consideran coincidentes en el tiempo.

 

En la práctica, una persona que alquila un apartamento en la playa durante la primera quincena de junio puede recibir la factura por el importe del arrendamiento al mes siguiente. Aun así, la fecha de devengo será el 15 de junio, día en que dio por concluida su estancia en la vivienda vacacional tras dos semanas de disfrute de la propiedad.

 

Esta diferencia de días puede ocasionar una mayor complejidad en la gestión de la Administración, que ve que la fecha de devengo se ve marcada en determinados días, y con ella las obligaciones de los consumidores; mientras que, la información que les llega por parte de las empresas puede retrasarse incluso en semanas, debido a que se contabiliza la factura en base a su fecha de expedición, que suele ser a mes vencido.

 

En cualquier caso, ante la duda, siempre conviene atender a lo dispuesto en la Ley y a las aclaraciones, en ocasiones con ejemplos, que la Agencia Tributaria publica en su web, como:

 

¿Ya tienes claro el concepto de fecha de devengo?

Guia tips financieros para autonomos

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.