La formación de los empleados es una de las áreas de trabajo donde resulta más importante que una empresa invierta. En este contexto, surge la formación in Company, caracterizada por llevarse a cabo en la propia compañía o espacio de trabajo donde los empleados desarrollan sus tareas diarias y que, gracias a sus características, presenta una serie de beneficios y ventajas concretas. 

Descargar guía gratuita:

Qué es la formación in Company

El concepto de formación in Company hace referencia a la formación que se lleva a cabo en las empresas y que se hace trasladando al personal docente al mismo centro de trabajo. Se diferencia de otros tipos de formación más tradicional y en los que son los alumnos los que deben desplazarse hasta la escuela o centro educativo o de formación donde se imparten los cursos correspondientes. Por el contrario, en el caso de la formación in company, son los docentes los que se desplazan a la compañía o empresa donde se impartirá la materia, lo que permite que la personalización y adaptación a las necesidades concretas de los trabajadores sea más rentable y efectiva. 

Cómo es la formación in Company

La formación in Company es similar a la formación que pueden recibir los empleados en cualquier otro tipo de cursos. Sin embargo, como la principal característica de la formación in Company es el desplazamiento de los docentes al centro de trabajo donde se imparten las lecciones, esto permite una mayor personalización y adaptación a las necesidades concretas de cada empresa y grupo de trabajadores. De hecho, es habitual que la mayor parte de los contenidos docentes presentes en los programas que se imparten de forma in company partan de una base común, pero que, una vez que se efectúan las clases, se adapten a las circunstancias y particularidades concretas de cada empresa. 

Esto se lleva a cabo de forma voluntaria, pero también surge en parte de manera espontánea como consecuencia de trasladar las clases teóricas de las aulas a las compañías. Cuando una clase se realiza en un mismo entorno (a pesar de impartirse para un alumnado diferente), termina siendo repetitiva y estandarizada. Sin embargo, el simple hecho de cambiar de espacio implica la necesidad de adaptación por parte del profesorado, que está más atento a los elementos particulares de cada clase de alumnos y a las necesidades concretas de cada situación. 

Qué beneficios y ventajas ofrece la formación in Company

La formación in Company presenta una serie de beneficios y ventajas tanto para los empleados como para las empresas, lo que hace que cada vez sea una modalidad más común en los cursos de formación y educación que se imparten en las empresas. 

  • Formación personalizada: La primera de las ventajas que ofrece la formación in Company en contraposición a otros métodos es que responde en forma de formación personalizada y adaptada a cada situación. Se parte de una base de contenidos comunes, que durante las clases se adaptan a las necesidades concretas de cada alumnado y empresa. 
  • Mayor participación: Otra de las ventajas y beneficios que ofrece este tipo de formación es que resulta mucho más participativa que otros métodos. Al desarrollarse en un entorno conocido para los alumnos, estos se muestran mucho más receptivos y atentos a la explicación, lo que implica un mayor compromiso con el proceso que cristaliza en forma de una tasa de participación mucho mayor que cuando se utilizan otras metodologías. 
  • Mayor comodidad: Tanto para los empleados como para las compañías, ya que la formación in company se desarrolla en el mismo espacio de trabajo, esto implica mayor comodidad para los trabajadores y para la propia empresa. 
  • Mayor rentabilidad: Debido precisamente al hecho de que la formación se lleve a cabo en el mismo entorno de trabajo, resulta más rentable para las compañías, que no tienen que disponer de jornadas u horarios de formación extremadamente extensos, y pueden dividirlos acorde a las horas de trabajo de sus empleados y aprovechar mejor la jornada laboral.

Los beneficios de invertir en los empleados

Tanto la formación in Company, como cualquier tipo de formación que se ofrezca a los empleados, debe ser visto siempre como una inversión y no como un gasto. Mejorar las condiciones de trabajo de los empleados y su formación es una forma de mejorar la productividad y rentabilidad de la empresa, al mismo tiempo que permite retener el talento en la propia compañía. 
De hecho, existen diversas formas de mejorar las condiciones laborales de los empleados sin necesidad de llevar a cabo un incremento de salario de forma directo. Uno de los mejores ejemplos es a través de la Retribución Flexible, que permite que los empleados que lo deseen puedan convertir parte de su sueldo en forma de Ticket Guardería, Ticket Transporte o Ticket Restaurant. De esta forma, esa parte del sueldo queda exenta del pago de impuestos, lo que se traduce en un aumento del poder adquisitivo del empleado sin necesidad de que la empresa ejecute una subida de salario de forma directa, lo que consigue mejorar las condiciones laborales y beneficia al trabajador sin que esto suponga ningún gasto para la compañía.

Guía
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.