Conseguir que nuestros empleados sean felices en nuestra empresa tendrá beneficios directos en los resultados anuales. Te contamos qué debes hacer para conseguir un entorno óptimo de trabajo.

Según un estudio de la Universidad de Warwick un empleado feliz es un un 12% más productivo, mientras que uno infeliz es un 10% menos.

No existe una fórmula definitiva para tener un empleado feliz, puesto que cada empleado es único. Sin embargo, sí que existen ciertas variables que, bien aplicadas a nuestros empleados, ayudarán a que nuestra empresa y su ecosistema sean un lugar feliz de trabajo.

1. Escucha a tus empleados

La comunicación interna es fundamental para poder crear empatía y saber cómo valoran los trabajadores a una empresa.

La mejor forma de saber si tus empleados están contentos o no, es preguntándoles. De esta forma identificarás posibles problemas internos y podrás erradicarlos antes de que sea tarde.

Muchas empresas utilizan herramientas como Typeform para elaborar pequeñas encuestas y enviarlas a sus trabajadores al final de la semana con el objetivo de identificar posibles mejoras. En estos test plantean preguntas básicas como:

– ¿Que tal ha ido la semana?
– ¿Has tenido mucho trabajo?
– ¿Destacarías algo de esta semana?

El feedback del empleado es el más importante de una empresa. Debemos tener en cuenta sus ideas y preocupaciones. Esto es esencial para hacerles sentir valorados y, de paso, mejorar nuestros procesos internos.

Recuerda que su felicidad repercute directamente en su productividad y, por ende, en los resultados globales de la compañía. Un entorno feliz beneficia a todos.

Además de las encuestas, una comunicación continua y abierta es esencial. Existen herramientas de chats internos, como el chat de Google en Gmail o Slack, que ayudan mejorar la comunicación entre empleados.

2. Delega y marca objetivos

Dar poder y responsabilidad a un trabajador ayuda a mantener su motivación alta. Les da un razón para seguir esforzándose y dar sentido a su día a día, ofreciéndoles una dirección que seguir para no divagar por la empresa.

Pero no basta solo con delegar responsabilidades, también tendrás que establecer unos objetivos a conseguir en un espacio delimitado de tiempo (mensual, trimestral, anual…).

Es recomendable que la consecución de dichos objetivos tengan detrás una recompensa. De esta forma tanto empresa como empleado se verán beneficiados: el trabajador se siente realizado con su trabajo, obtiene una recompensa que repercutirá en su felicidad y la empresa podrá aumentar la productividad y, por ende, mejorar el resultado financiero.

4 tips para tener a tus empleados felices

3. Ayúdales en su carrera profesional

En la gran mayoría de casos, los caminos profesionales nos llevan a lugares que tal vez no habríamos planteado tiempo atrás. Existe la posibilidad de que nuestros sueños profesionales se trunquen y terminar trabajando en posiciones que no consideramos nuestra vocación.

Sin embargo, esta situación puede ser bien gestionada si ayudamos a entender a nuestros empleados que cada posición tiene elementos interesantes que pueden ayudar a su auto-realización.

Ayuda a tus empleados en su formación. Anímales a que se apunten a cursos, talleres o conferencias para ampliar los conocimientos que puedan utilizar en su día a día. El aprendizaje continuo hace que los trabajadores se sientan más útiles y capaces dentro de una empresa y, por lo tanto, más a gusto en ella.

4. Celebra los logros colectivos

No hay duda de que celebrar nos hace felices, y motivos para celebrar hay muchos. Éxitos, nuevos clientes, la finalización de proyectos,…Aprovecha esto para reunir a tu equipo en la cafetería de la empresa o en el bar de la esquina. Donde sea.

Debemos involucrar a todo el personal en ese estado positivo. Es importante que todos se sientan partícipes de los éxitos logrados, que su granito de arena a servido de algo para conseguir objetivos importantes para la empresa.

Esto, sin duda, ayudará a aliviar tensiones y favorecer un entorno agradable donde el buen clima laboral debe ser protagonista.

Por último, tal y como afirma Margarita Álvarez, experta en el estudio de la felicidad laboral, la clave maestra para fomentar un entorno óptimo es «buscar lo que te hace disfrutar de tu trabajo. Poner el foco en lo positivo». Y en ese aspecto, nosotros como empresa tenemos mucho que aportar.




CTA guia empleados felices sin gastos




Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.