No todos los miembros del equipo saben recurrir a frases asertivas cuando llega el momento. Muchos imponen su voluntad sin importar las consecuencias, actuando de forma agresiva con los demás y si tener en cuenta sus intereses; mientras que, en el plano opuesto, estarán quienes no sepan decir que no, se pongan siempre en último lugar y terminen sucumbiendo a la voluntad de otros.

 

Ninguno de estos extremos es positivo para la empresa y, si ya tienes en marcha un programa de retribución flexible o recurres a soluciones como Ticket Restaurant o Ticket Guardería para mantener los niveles de motivación adecuados en la plantilla, deberías ayudar a tus empleados a ser más asertivos.

En las siguientes líneas repasaremos qué es asertividad, qué significa ser asertivo y pondremos algunos ejemplos de frases asertivas.

 

Descargar guía gratuita

¿Qué es la asertividad?

Asertividad es la capacidad de expresar los propios deseos o necesidades sin dejar de lado los de otras personas. Es un estado de armonía donde, partiendo del respeto, se logra un nivel de comunicación muy efectivo donde se puede hablar de todos los temas y expresar cualquier punto de vista, pero desde la empatía y la seguridad en uno mismo.

La asertividad no se basa en ganar, puesto que tiene en cuenta los sentimientos, circunstancias y necesidades de otros; ni tampoco consiste en ceder, porque esta cualidad implica estar seguro de uno mismo, ser firme en las propias convicciones y poder expresar los propios deseos y necesidades con claridad y sin reprimirlos.

¿Qué significa ser asertivo?

Ser asertivo significa estar convencido de que nadie es más que otra persona y que todos tenemos los mismos derechos. En el lugar de trabajo, por ejemplo, una persona asertiva no temerá pedir un cambio en los cuadrantes de trabajo o decir que no a un requerimiento de última hora un viernes por la tarde.

De la misma forma, este mismo individuo sabrá entender a sus interlocutores y hará el esfuerzo de no poner sus intereses por delante de los de otros, si eso les puede causar un perjuicio; por esa razón, a veces aceptará que se lleve adelante lo que otros proponen, aun cuando no fuese su primera opción.

Ejemplos de frases asertivas

Ejemplos de frases asertivas que pueden usarse en el lugar de trabajo existen muchas, aunque, entre las más recurrentes (y útiles) se encuentran las siguientes:

 

  1. Frases asertivas para ganar tiempo: «lo pensaré y te llamaré» o “no estoy seguro, ¿te importa si lo pienso por un tiempo?» . La ventaja de estas frases asertivas es que evitan un no rotundo y sus efectos negativos para la relación con el interlocutor.
  2. Frases asertivas que incluyen un agradecimiento: “gracias, pero no estoy interesado”, «Gracias, pero necesito un poco de tiempo para mí ahora mismo», «Gracias por mantenerme al tanto, pero no puedo hacerlo esta vez». Una opción sencilla y que siempre funciona es el «No, gracias» acompañado de una sonrisa. La ventaja de estas frases asertivas es que, con el agradecimiento, incluyen el toque necesario de empatía.
  3. Frases asertivas y explicativas: «no estoy de acuerdo contigo. Veo la situación de esta manera”, «me gustaría que respetases mi punto de vista», «me siento ofendido por tu comentario». La ventaja de estas frases asertivas es que permiten un intercambio de pensamientos, sentimientos, deseos y opiniones que puede ser provechoso para la relación con el interlocutor a largo plazo.

Como hemos visto, la asertividad evita malentendidos y sienta las bases de una relación saludable entre compañeros de trabajo. ¿A qué esperas para ayudar a tus empleados a usar más a menudo estas frases asertivas?

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.