Muchas personas, sobre todo empresarios, suelen asociar con emociones negativas las inspecciones de trabajo. El miedo, el estrés o la culpabilidad son algunos ejemplos de ello. Sin embargo, las funciones de la inspección de trabajo pueden contribuir a conseguir todo lo contrario si se enfocan de la forma correcta.

Como ocurre con el resto de animales, en los seres humanos el instinto de supervivencia manda sobre todo lo demás. Cuando percibimos algo como amenaza a través del miedo o del estrés, la reacción que se genera es la de huida, la de alejamiento de ese estímulo que nos provoca o nos puede provocar dolor. En el lado contrario, cuando percibimos algo como una fuente de placer o de beneficios, la reacción es la de aproximación o acercamiento a dicho estímulo.

A continuación vamos a ver algunas funciones de la inspección de trabajo que muchas veces se enfocan desde la perspectiva de la amenaza. Si cambiamos el enfoque y vemos los beneficios que pueden proporcionarnos, empezaremos a verlas como fuentes de beneficios.

Descargar guía gratuita "Características y funciones del controller financiero"

Funciones de la inspección de trabajo #1: vigilar la prevención de riesgos laborales

Como acabamos de comentar, debido a nuestra propia condición natural, los seres humanos tenemos una tendencia innata a alejarnos de aquello que nos puede provocar algún tipo de dolor. Por ejemplo, si nos encontramos en una empresa cuyas instalaciones pueden provocar que tengamos un accidente o que contraigamos alguna enfermedad, la respuesta de nuestro cerebro instintivo y emocional será apartarnos de ella y buscar trabajo en otra.

Esto es lo que les ocurre a muchos empleados que no se encuentran seguros en su puesto de trabajo. Ya lo decía Maslow en su pirámide: la integridad física es una necesidad humana de gran importancia, solo superada por las necesidades fisiológicas. Por lo tanto, debemos vigilar de cerca que todos nuestros empleados se sienten seguros y que no temen que pueda ocurrir algo que afecte a su bienestar físico.

Una de las funciones de la inspección de trabajo es precisamente velar para que esto sea así. Cualquier elemento que pueda provocar un accidente laboral y un perjuicio físico para un trabajador, será detectado y contrarrestado por la inspección de trabajo. Y es precisamente ahí donde se encuentra el beneficio para nuestros trabajadores y, por extensión para la empresa: si un trabajador sabe que las inspecciones de trabajo garantizan su seguridad física, trabajará de forma más productiva, sin preocupaciones que le distraigan, y no sentirá el impulso de abandonar la empresa para irse a un lugar más seguro. Y por supuesto, esto es totalmente beneficioso para la empresa, que podrá ahorrar en corregir errores derivados de las distracciones o en convocar nuevos procesos de selección de personal.

Funciones de la inspección de trabajo #2: vigilar el cumplimiento de la ley

De la misma forma que la seguridad física es importante, también lo es la seguridad emocional y la estabilidad laboral. Si un empleado siente que la empresa en la que trabaja lo está explotando o que puede despedirlo en cualquier momento sin previo aviso, no rendirá lo suficiente y se marchará a otro puesto de trabajo tan pronto tenga la ocasión.

Entre las funciones de la inspección de trabajo también se encuentra la vigilancia de que la empresa cumpla con las leyes laborales vigentes. Esto proporciona una seguridad emocional al trabajador, quien se sentirá más libre de preocupaciones. Y ya hemos visto en el punto anterior los beneficios que esto supone para la empresa.

Funciones de la inspección de trabajo #3: asesorar

Otra de las funciones de la inspección de trabajo en lo relativo a un nivel emocional es el asesoramiento que ofrecen tanto a los trabajadores como a la propia empresa. Dicho asesoramiento tiene como objetivo garantizar que se conoce todo lo relativo a legislación y cumplimiento correcto de directrices obligatorias.

De este modo, la inspección de trabajo funciona como un órgano consultivo en el que tanto la empresa como sus trabajadores pueden liberarse de sus dudas respecto a la seguridad laboral. Esto implica que la empresa trabajará con una transparencia completa hacia sus trabajadores, algo muy valorado por ellos.

En resumen, podemos concluir que la inspección de trabajo, en lugar de provocar emociones dolorosas, puede contribuir a la seguridad de la empresa y de sus empleados.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.