El blog de Edenred : más para tu negocio

Gastos de una empresa: ejemplos claros y sencillos

Para una pyme, conocer los gastos de una empresa con ejemplos claros y sencillos es fundamental. La razón es simple: muchas pequeñas empresas no disponen de los recursos económicos suficientes como para crear su propio departamento de contabilidad. A continuación vamos a intentar despejar algunas de las dudas más frecuentes sobre este tipo de gastos gracias a ejemplos sencillos y, sobre todo, fáciles de entender. 

New Call-to-action

Cuáles son los gastos de una empresa

Los economistas dividen los gastos o coste de una empresa en dos grandes grupos: gastos fijos y gastos variables. 

  • Gastos fijos: Como su nombre indica, son todos aquellos gastos o costes constantes. Es decir, aquellos que no varían en función del nivel de la actividad ni del número de clientes de la empresa, la coyuntura económica o cualquier otro elemento. 
  • Gastos variables: Son los gastos que pueden cambiar y fluctuar según el caso. Pueden aumentar o disminuir, y pueden hacerlo tanto de manera voluntaria como involuntaria según sea el caso. Respecto a la forma voluntaria, puede ser implementado diferentes sistemas de ahorro, como por ejemplo sistemas de Retribución Flexible, uso de Ticket Gasolina, o cualquier otra acción que se implemente de forma voluntaria y que permita reducir este tipo de gastos. Respecto a la forma involuntaria, son todas aquellas que afectan a los gastos variables pero que no dependen de una decisión que la empresa controle, como por ejemplo los costes de las materias primas, el incremento en el coste del carburante, etc. 

Conocer bien cuáles son los gastos de una empresa, especialmente cuando es una empresa pequeña, es fundamental para mejorar la productividad y competitividad de la misma. A continuación te presentamos algunos ejemplos comunes a la mayoría de negocios. 

Descargar guía gratuita: 15 tipos de finanzas para empresas

Gastos de una empresa: ejemplos de costes fijos

Los costes o gastos fijos de una empresa son aquellos que se tienen que asumir de forma periódica e independientemente de su volumen de trabajo o facturación. Por lo general, la mayoría de los economistas consideran como una regla de oro que, cuantos menos y de menor cantidad sean los gastos fijos, mejor. Sin embargo, hay ciertos gastos fijos que siempre se suelen tener que asumir en la mayoría de las circunstancias:

  • Alquiler o hipoteca: Se trata de un gasto fijo asociado al espacio en el que se desarrolla la actividad. Puede hacer casos en los que no sea necesario (por ejemplo una actividad deslocalizada o una empresa que ya cuente con el local en propiedad). Sin embargo, en la mayoría de los casos, se trata de uno de los gastos de una empresa típicos. 
  • Suministros básicos: Se trata del otro gasto fijo por antonomasia. Aquí se incluyen tanto el agua como la electricidad, así como la climatización el coste de telefonía e Internet, etc. 

Gastos de una empresa: ejemplos de costes variables

El segundo grupo de gastos de una empresa son los denominados como costes variables, y engloban todos los gastos que no se pagan siempre de manera periódica, sino que su pago dependerá de las circunstancias y de la actividad particular de cada empresa

Estos gastos de una empresa depende muchísimo del tipo de pyme o pequeña empresa del que se trate. Por ejemplo, en el caso de una taller, los gastos variables incluirán elementos como el mantenimiento de la maquinaria y la adquisición de herramientas. Esta partida será muy superior a, por ejemplo, los gastos que pueda tener otro negocio como pudiera ser una tienda de alimentación o una peluquería. Es decir, que los gastos variables serán muy dispares según el tipo de empresa o pyme en particular del que se trae. 

En cualquier caso, existen una serie de gastos variables que suelen asumir todas las empresas, independientemente del tipo de negocio al que se dediquen. Los más comunes son los siguientes:

  • Publicidad y comunicación externa: Como por ejemplo abrir y dinamizar las redes sociales de la pyme, imprimir folletos, insertar anuncios en prensa o radio, etc. Su principal objetivo es la de captar nuevos clientes, lo que permitirá que la empresa se mantenga activa y que, al mismo tiempo, pueda ampliar su actividad. 

Costes de personal: Se trata de los gastos de una empresa más comunes y, además, también constituye el principal coste variable al que tienen que hacer frente la mayoría de ellas. La plantilla de una pyme supone un gasto indirecto de la empresa. Estos gastos de personal son ineludibles, ya que, el valor de una empresa, depende en gran medida del valor de su equipo humano.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.