Dentro de las empresas, existen perfiles profesionales y personales muy diferentes. Cuando esto sucede, es necesario que se lleve a cabo una estrategia específica que asegure el buen funcionamiento de las relaciones personales dentro de la empresa. Esto es lo que se denomina como gestión de la diversidad, que implica sobre todo al departamento de Recursos Humanos, aunque se trata de una estrategia de la que deben colaborar todos los empleados de la empresa. 

Descargar guía gratuita "Características y funciones del controller financiero"

Qué es la gestión de la diversidad en una empresa

Se denomina gestión de la diversidad a la estrategia empresarial enfocada a garantizar la creación de una población de trabajadores con perfiles diversos y que colaboren entre sí dentro de la organización. Esta gestión de la diversidad se lleva a cabo de formas muy diversas y, según sea el caso, será más recomendable centrarse en un tipo de estrategia u otra. 

Objetivos y ventajas de la gestión de la diversidad

Existen diferentes causas que llevan a una empresa a buscar y potenciar la diversidad dentro de sus filas. Algunos de los objetivos principales y de las ventajas que ofrece contar con ella son los siguientes:

  • Atraer y retener a personas con perfiles diversos que aporten mayor perspectiva e innovación a la empresa. 
  • Crear un ecosistema empresarial interno que sea reflejo del externo, especialmente cuando se trata de una empresa internacional o con proyección en espacios diversos
  • Conseguir mayor dinamismo dentro de la empresa, evitando así que esta caiga en una obsolescencia prematura. 
  • Fomentar la innovación a través de la diversidad de culturas y orígenes geográficos
  • Crear una cultura empresarial en la que las necesidades de los empleados coincidan con los intereses corporativos. 
  • Ofrecer soluciones que permitan a los empleados mejorar la conciliación laboral y familiar
  • Apertura a nuevos mercados y retos laborales. 
  • Responder a los objetivos y normativas relativas a combatir la discriminación en todos los ámbitos laborales. 
  • Reforzar la imagen corporativa y dotarla de perspectiva internacional.

Cómo aplicar la gestión de la diversidad en una empresa

Existen distintas estrategias empresariales que pueden fomentar la gestión de la diversidad de forma exitosa. Hay que tener en cuenta que, según sea cada caso y cada circunstancia empresarial, diferentes estrategias tendrán mayor peso que otras. Sin embargo, en términos generales, las siguientes estrategias son las más habituales a la hora de fomentar la diversidad empresarial:

Asumir la diversidad como un valor de la propia política empresarial:

Uno de los aspectos más importantes para la gestión de la diversidad en una empresa es que dicha empresa se identifique de forma activa con dicha diversidad. De esta forma, la diversidad pasará a formar parte de la identidad corporativa de la propia empresa, por lo que la gestión de la misma será más sencilla y exitosa. 

Llevar a cabo políticas que faciliten la conciliación laboral y familiar:

Uno de los aspectos más relacionados con la diversidad es la necesidad de encontrar un punto de equilibrio entre la vida laboral y la vida profesional. En este sentido, ciertas estrategias empresariales, como pueden ser dotar a los empleados de Ticket Guardería o Ticket Restaurant puede ayudar a fomentar más su propia autonomía y mejorar la gestión de la diversidad de los empleados. 

Fomentar la creación de equipos de trabajo diversos:

Uno de los aspectos más importantes en la gestión de la diversidad es que esta no se limite a la creación de espacios diferenciados dentro de la compañía. Por ello, es fundamental que dicha diversidad esté presente en el día a día del trabajador, lo que suele conseguirse posicionando a los trabajadores en puestos de trabajo y equipos de trabajo de composición diversa. 

Diversidad en puestos de mando:

Por otro lado, una gestión adecuada de la diversidad no deberá limitarse únicamente a los escalafones más bajos de la empresa, sino que deberá ser visible tanto en los puestos bajos, como en los medios y en los altos. Esto incluye puestos de mando, donde normalmente la diversidad es menor y donde es necesario incrementar los esfuerzos. 

Realizar seguimiento continuado de los trabajadores:

Estos seguimientos permitirán llevar a cabo un proceso de control sobre la adaptación de todos los trabajadores, así como detectar posibles problemas antes de que estos lleguen a afectar al normal funcionamiento de la empresa. 

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.