Hasta hace algunos años era común que los representantes llevasen hojas y hojas impresas con catálogos, modelos de contratos y propuestas comerciales en las visitas a sus clientes. La hoja de gastos y el esquema con la planificación de sus jornadas eran dos documentos clave que habría que añadir a esa lista de material imprescindible en esa época.

Descargar guía gratuita

Pero llegó el móvil, el WiFi y empezaron a implantarse las primeras estrategias de movilidad. La transformación digital del negocio y, dentro de ese esfuerzo evolutivo, la adaptación del departamento de ventas era uno de los puntos clave en las hojas de ruta de cualquier empresa.

Hoy día, parece cosa del pasado mostrar a un cliente el catálogo en papel durante una visita y, sin embargo, pese a que muchas rutinas son ya digitales, existen algunas herencias de ese pasado menos eficiente que parecen resistirse a desaparecer. Una de ellas es la hoja de gastos.

Un equipo comercial más profesional y mejor preparado: de la transformación a la digitalización de la hoja de gastos

Hoy día, un buen comercial puede responder ante una demanda de última hora de su cliente con respecto a la cotización… incluso fuera del horario de oficina. No importa que los contables o el responsable de finanzas estén camino de casa o que hayan teletrabajado ese día. Con las nuevas herramientas de colaboración toda la empresa está conectada.

Avisos, alertas, notificaciones, la intranet y los diferentes servicios de mensajería instantánea en línea facilitan al negocio demostrar a sus clientes que son los primero y que tienen la última palabra.

Demostraciones digitales acompañadas de complejas simulaciones, tecnología para monitorizar diferentes indicadores comerciales e incluso inteligencia artificial para optimizar la planificación del agente de ventas, en función del comportamiento de cada cliente son algunos de los básicos que dominan los representantes de esta nueva era.

Sin embargo, a pesar de su marcado perfil tecnológico y su apariencia innovadora, todavía hay quienes pasan al departamento de contabilidad la hoja de gastos escrita a mano.

¿No es paradójico?

Una hoja de gastos en Excel, la versión más habitual, es fuente de problemas para la empresa, ya que:

  • Hace perder tiempo a comerciales y contables.
  • Aumenta las probabilidades de error, que llevan a dejar cuentas por pagar o a pagar de más en algunas partidas, debido a fallos o confusiones.
  • Es fuente de susceptibilidad y puede llegar a ocasionar conflictos dentro de la empresa.

La evolución más lógica es avanzar hacia la automatización de la hoja de gastos. Para ello, basta con descargarse una aplicación, como Corporate, que mejora el control, ayuda a ganar en inmediatez en la gestión, evita errores y, además tiene otras ventajas añadidas.

Sí, uno de los puntos fuertes de la hoja de gastos digital es que facilita la recuperación del IVA. ¿Cuántas veces se ha perdido una factura de restaurante, justo la del día que se invitó al cliente a comer fuera? ¿En cuántas ocasiones se ha olvidado reclamar la devolución del IVA de los gastos de restaurante? SI te ves reflejado con estas reflexiones, puedes evitar que se vuelvan a plantear estos inconvenientes en tu negocio, recurriendo a Corporate o Ticket Dietas. ¿Los conoces?

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.