En la empresa española, ¿importan más las formas que los resultados? Ponemos a prueba la apertura de mente de los directivos patrios repasando algunas ideas radicales propuestas por la americana Rana Florida en su último libro: Upgrade.
Rana Florida es CEO de la consultora Creative Class, pero también autora de ‘Upgrade: Taking Your Work and Life from Ordinary to Extraordinary’, un libro donde relata sus experiencias “radicales” para aumentar la productividad de sus empleados.
 
¿Qué les dijo? Estas son algunas de las frases con las que obtuvo resultados:
 
• «Por favor, no me llames jefe ni me pidas permiso para irte de vacaciones».
 
• «Estás recibiendo un salario por tu expertise. No voy a hacer revisiones de cómo va todo. Depende de ti gestionar tu carga de trabajo, tus clientes y entregar un servicio de calidad».
 
• «No me importa dónde trabajes o cómo trabajes».
 
Rana refuerza su propia experiencia con entrevistas a otros profesionales. Como Jason Fried, un emprendedor del mundo del software, que probó en su oficina a trabajar 32 horas a la semana, solo de lunes a jueves, y lo contó en el New York Times. ¿El resultado?
 
«Cuando tienes una jornada semanal comprimida tiendes a centrarte en lo que es importante».
 
Y reflexiona: “Facebook y Twitter no son los verdaderos problemas en la oficina. Los auténticos problemas son lo que me gusta llamar los M&Ms, Managers y Meetings, es decir, los jefes y las reuniones.
 
Otra idea radical de Jason Fried: «la oficina no es un buen lugar para trabajar», como explica en esta interesante conferencia TED
 
Ideas radicales al otro lado
 
La propia Rana Florida cuenta que ella nunca tuvo un jefe que creyera en la idea de estar menos horas en la oficina para ser más productivo. Si rascamos un poco en la prensa, rápidamente encontramos altos directivos con esta postura.
 
Uno de los primeros en defenderla públicamente fue Jack Welch, CEO de General Electric durante más 20 años. Welch declaró que no tenía nada en contra de los empleados que se negaban a trabajar más horas del tope legal marcado por la ley o que pretendían conciliar la vida profesional con la familiar, pero que «este tipo de gente nunca va a promocionar en su carrera ni ascender en la empresa».
 
Otro caso: Marty Nemko, coach en negocios: «Si te agota trabajar 70 horas a la semana es que eres un inútil y no sirves».
 
Hubo más directivos que se sumaron a este tipo de declaraciones, que los sindicatos consideraron un «ataque» contra los derechos laborales y calificaron de reaccionarias, machistas, irracionales y promotoras del neoesclavismo. Alerta, el revisionismo ataca.
 

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.