Pese a que, en algunas organizaciones, los análisis de rendimiento se llevan a cabo mediante soluciones software, los indicadores de evaluación todavía son uno de los apoyos de la empresa a la hora de tomar decisiones relativas al personal.

Descárgate la guía

Las evaluaciones de desempeño basadas en estos KPI se aplican a:

  • La hora de identificar problemas y discutir sus posibles soluciones.
  • La autogestión de los propios empleados, que, gracias a las métricas que proporcionan los indicadores de evaluación descubren una nueva perspectiva de su desempeño y pueden determinar qué capacitación adicional necesitan para mejorar o hacia dónde dirigir sus esfuerzos de crecimiento personal y profesional.

Los indicadores también dan a los empleados el foco y las evaluaciones que les hacen sentir que su buen trabajo es reconocido. Pero, para eso, hace falta poder acceder a esa información. Por eso mismo, se considera que una parte importante del éxito de este tipo de sistemas de evaluación de la plantilla radica en la capacidad de la gerencia para poder comunicarse bien con su personal.

El establecimiento de indicadores de evaluación debe estar precedido por un plan de rendimiento y desarrollo, donde se delineen los estándares y las metas esperadas en lo que respecta a resultados, pero también al desarrollo de habilidades.

Cómo establecer los indicadores de evaluación

La forma de configurar los indicadores de evaluación sería, por una parte, decidiendo a quiénes se implicará en es proceso. No es lo mismo la perspectiva que ofrece una evaluación 360º que una 180º, por ejemplo.

También es importante determinar la periodicidad con que se llevarán a cabo las encuestas y mediciones. Teniendo en cuenta el tiempo y los recursos que es preciso invertir para lograr una visión completa del rendimiento en la empresa, puede resultar conveniente:

  • Programar una única evaluación al año.
  • Combinar notas la recogida de la información más relevante con una periodicidad trimestral, hacer revisiones semestrales y terminar de completar la perspectiva con una revisión completa a final de año.

A la hora de establecer los indicadores de evaluación, hay que tener en cuenta que, tan importantes son los de tipo cuantitativo, como los cualitativos, por lo que ambos deberán quedar reflejados en la valoración, para que los resultados del análisis reflejen con fidelidad la realidad.

El entorno en el que conviene aplicar los indicadores de evaluación

En la práctica, al realizar una evaluación de desempeño se han de seguir los siguientes pasos:

  1. Pedir al empleado que se califique a sí mismo. Dependiendo del tipo de evaluación del rendimiento que se quiera aplicar, también habrá que solicitar a sus superiores, compañeros y / o subordinados que respondan a cuestiones y den calificaciones.
  2. Proporcionar los resultados de la evaluación de desempeño por escrito al empleado, para que pueda acceder a información sobre los aspectos positivos y negativos con ejemplos específicos.
  3. Mantener una reunión dentro de las 48 horas siguientes.
  4. Anotar cualquier comentario del empleado e incorporarlo a la versión final complementando a las métricas y datos que se recogieron mediante los indicadores de evaluación.

Este método facilita la introducción de mejoras en los procedimientos, los hábitos o incluso la motivación de los miembros de la plantilla, aumentando la efectividad de los ajustes.

Cómo sacar el máximo partido a los indicadores de evaluación

Para que los indicadores de evaluación puedan considerarse adecuados, deben permitir establecer metas cuantificables y alcanzables para mejorar las actividades principales del negocio, no sólo en el presente, sino a lo largo del tiempo.

La forma de sacar el máximo partido a estos KPIs es:

  • Relacionándolos con los objetivos comerciales generales.
  • Estableciéndolos de forma que permitan medir el progreso en áreas que influirán en el éxito del negocio.
  • Articulándolos en torno a las áreas que evolucionan de forma más dinámica.

Por último, también hay que tener en cuenta la importancia de replantear regularmente los indicadores de evaluación, a la vez que se actualiza el plan de negocio. De esta forma, es más sencillo mantenerse alineado con los requisitos cambiantes del mercado.

 

Descargar guía gratuita
 

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.