El blog de Edenred: el impulso para tu empresa

IVA soportado y repercutido: conceptos y deducciones

IVA soportado y repercutido son habituales en las liquidaciones trimestrales de empresas y autónomos. Pese a que pueden consistir en un mismo porcentaje, IVA soportado y repercutido se diferencian por el emisor y receptor de la factura en la que se reflejan.

El vendedor será quien emita la factura repercutiendo en ella el impuesto correspondiente, mientras que el comprador lo soportará, abonará y, después, podrá recuperar en el momento de la liquidación, al desgravárselo.

Ahorra con Ticket Gasolina HAZ TU PRIMER PEDIDO AQUÍ

¿Cuál es el significado del IVA repercutido?

El IVA repercutido es el impuesto al valor agregado que se cobra sobre las propias ventas de bienes y servicios tanto a otras empresas como a consumidores particulares. Este impuesto debe aparecer en cada una de las facturas de ventas gravadas por este tributo, como son, por ejemplo, las que se realizan en territorio español.

¿Cuál es la definición de IVA soportado?

El IVA soportado es el impuesto al valor agregado que se añade al precio que pagamos cuando sal comprar bienes o servicios sujetos al IVA. Aunque este porcentaje debe ser pagado por la empresa, podrá ser después deducido al momento de hacer la liquidación con las autoridades fiscales.

Ejemplos de IVA soportado y repercutido

El concepto de IVA soportado y repercutido se entiende mejor con ejemplos. Así, por ejemplo, un fabricante de quesos gravará sus productos con el IVA superreducido, el del 4 %. Así, cobrará al distribuidor se porcentaje sobre el precio de venta como impuesto a la producción (IVA).

El fabricante, al hacer su declaración trimestral deberá pagar a la autoridad fiscal la cantidad que haya recibido del distribuidor como pago en concepto de IVA. Es decir, lo que corresponda a ese 4 %.

El distribuidor, a su vez, venderá el producto a un establecimiento físico, cobrando ese 4 % de impuesto que el vendedor deberá pagar y que después podrá desgravar.  Por último, el consumidor final adquirirá el queso en la tienda, pagará ese 4 % de IVA y asumirá la carga total del impuesto pagado a las autoridades fiscales, ya que no se lo podrá desgravar.

El IVA soportado y repercutido en el caso de los productos básicos es del 10 % en nuestro país, mientras que otros artículos están gravados con un 21 %, como sucede, por ejemplo, con el vino.

En cualquier caso, es fundamental llevar una buena contabilidad que ayude a conocer a cuánto asciende el IVA soportado y repercutido, para así poder desgravarse todo el dinero que corresponde y no perder ni un euro. ¿Sabías que existen soluciones como Ticket Gasolina que te ayudan a alcanzar este objetivo?

New call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.