El blog para los profesionales en la gestión del capital humano

Jubilación del autónomo: años de cotización

La base de cotización y los años de cotización son las dos variables que determinarán la cuantía de la prestación de jubilación que recibirá el trabajador autónomo cuando decida retirarse de la profesión.

 

En algunos casos, el momento de dar comienzo a esa nueva etapa en la vida de un trabajador llegará a los 65 años, en concreto a los sesenta y cinco y medio. Hasta entonces tendrán que trabajar quienes se jubilen este año, en 2018.

 

Sin embargo, hasta el 2027 esta edad de jubilación irá retrasándose, a razón de dos meses por año. Llegados a ese punto, los autónomos verán que el momento de retirarse se ha aplazado hasta los 67 años. Pero no todos tendrán que esperar tanto. Existen excepciones.

Quienes hayan acumulado 38 años de cotización y seis meses podrán jubilarse al cumplir ese plazo, puesto que para la Seguridad Social habrán alcanzado la carrera laboral completa, que es como se denomina a este periodo.

Descargar guía gratuita

Años de cotización y otras dudas resueltas para jubilarse con tranquilidad

El autónomo no tiene la misma facilidad que un trabajador por cuenta ajena para calcular su base de cotización, debido a la incertidumbre que suele rodear a su actividad profesional, que puede verse afectada por factores del entorno, como cambios sociales, políticos y económicos.

 

Del mismo modo, tampoco lo tiene tan fácil como quien trabaja para otro para calcular los años de cotización que le quedan por delante. Porque, ¿qué sucede si, de repente, el negocio deja de funcionar?

 

Si bien, a día de hoy, nadie puede tener la certeza de conservar un puesto de trabajo para toda la vida, especialmente, en el sector privado, los autónomos se encuentran en una posición, si cabe más crítica y, por eso, es importante que queden claros aspectos que queden ayudarles en su planificación y gestión, detalles como los siguientes:

  • El número de años cotizados es directamente proporcional a la pensión que se percibirá.
  • La cuantía de la base de cotización también guarda esta relación por lo que, a más dinero cotizado, mayor será la cuantía de la prestación por jubilación.
  • Es posible mejorar las condiciones económicas de la jubilación de los autónomos si, desde que se cumplen 42 años se incrementa la base mensual por el resto de años de cotización.

Por último, no hay que olvidarse de una posibilidad. Existe la opción de solicitar una jubilación anticipada también en el caso de los trabajadores autónomos. Pueden acogerse a esta modalidad de jubilación todos los trabajadores por cuenta propia que, además de tener 63 años cumplidos (que subieron a 65 en 2017), puedan acreditar un mínimo de treinta y cinco años cotizados.

 

Eso sí, los años de cotización juegan un papel clave en la cuantía de la prestación que percibirán quienes decidan dar por finalizada su carrera profesional de forma anticipada. Y es que, en función del periodo cotizado se practicará una reducción en la mensualidad de la pensión, que puede oscilar entre el 6,5 % y el 8 %.

¿Te quedan dudas acerca de los años de cotización o la pensión de jubilación de autónomos?

 

Comparte tu experiencia y recomendaciones en comentarios.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.