Con tantos factores a considerar antes de hacer una oferta a un candidato, conocer las killer questions para diseñar la entrevista de trabajo es esencial para optimizar el proceso de reclutamiento. 

Hacer las preguntas correctas sobre experiencia y cualificaciones es esencial, pero también hay que descubrir si el candidato estará a gusto trabajando para la empresa. Además de tener en cuenta la felicidad a largo plazo del candidato en el puesto, conviene asegurarse de que el personal actual se lleve bien con la nueva incorporación.

Descargar guía gratuita "Características y funciones del controller financiero"

Encontrar las mejores preguntas para una entrevista de trabajo

Desafortunadamente, no existen reglas de oro que se puedan aplicar a todas las entrevistas de trabajo, aunque existen algunos aspectos a considerar para mejorar resultados, como:

  • Personalizar la entrevista por vacante tras identificar los requisitos cruciales.
  • Dejar que las preguntas reflejen la cultura de empresa. El candidato que seleccione debe alinearse bien con cada aspecto del trabajo y su empresa si está buscando un cargo a largo plazo.
  • Tener en cuenta la motivación a la vez que el nivel de la vacante también es vital. Por ejemplo, si se encuentra un candidato con menos experiencia y buenas habilidades, aunque no cumpla con el ajuste de motivación, pueden aprender. Sin embargo, un candidato de alto rango que se queda corto a nivel motivacional probablemente no será una buena opción.

Por último siempre hay que tratar de adaptar las preguntas de la entrevista de trabajo al contexto, los objetivos y el propio candidato que se tiene enfrente, para evitar terminar tomando malas decisiones de contratación.

Killer questions: ejemplos para tomar las mejores decisiones de contratación

A la hora de definir las killer questions de la entrevista no se puede pasar por alto que la experiencia y las cualificaciones son mucho más fáciles de determinar que el ajuste motivacional y cultural. Por eso, es importante poner el foco en estos puntos y hacer preguntas abiertas, entre las que no deberían faltar:

1. “Cuéntame algo relevante sobre el mejor trabajo que has tenido hasta ahora”. Una de las killer questions que te permiten conocer lo que le gusta hacer al candidato. También brinda la oportunidad de comparar sus gustos con lo que implica su trabajo y la forma de operar de la empresa.

2. “Explica cómo es tu ambiente de trabajo ideal”. Permite descubrir las preferencias personales e identificar qué factores hacen de la empresa un entorno de trabajo ideal. Una vez se tiene claro, se puede poner el foco en esos factores y profundizar en la entrevista, preguntando acerca de cómo se sentirías el candidato si este entorno cambiara de repente o cómo ve a sus colegas, si como individuos o como compañeros de equipo.

3. “Háblame de un momento en el que no cumpliste con una fecha límite o de alguna vez que cometieses un error que le costase caro a la empresa”. Esta pregunta puede medir dos cosas, si el candidato está dispuesto a ser honesto, aunque eso le haga más vulnerable y si ve el fracaso como una oportunidad de aprendizaje o como algo que le hace sentir culpable y genera únicamente sentimientos negativos.

Recuerda al diseñar tus killer questions que las preguntas de la entrevista de trabajo son solo una parte del proceso de reclutamiento y, como tal no han de considerarse como el único factor decisivo que determinará qué candidato es el más adecuado.Por último, cuando encuentres a ese diamante en bruto e incorpores su talento a tus planes de negocio, no tardes en poner en marcha la siguiente fase de tu plan: la retención. Busca formas efectivas, como la retribución flexible, para mantener su motivación y hacerle sentir lo importante que es para la empresa.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.