En un entorno altamente competitivo, la innovación empresarial se ha convertido en el caballo de batalla de las organizaciones. Como expresa Enrique Dans, “el valor de la innovación no está en evitar que te copien, sino en conseguir que todos te quieran copiar”. Las compañías necesitan incorporar nuevos productos, servicios o procesos con los que mantener su posición en el mercado. Ahora bien, existen diferentes vías para conseguir este valor añadido.

 Descargar guía gratuita

Concepto de innovación empresarial

Una de las primeras definiciones de innovación empresarial es la aportada por el economista austriaco Joseph Schumpeter, que introdujo este concepto al ámbito de los negocios en su obra The Theory of Economic Development, concibiéndola como  “la introducción de un bien (producto) nuevo para los consumidores o de mayor calidad que los anteriores, la introducción de nuevos métodos de producción para un sector de la industria, la apertura de nuevos mercados, el uso de nuevas fuentes de aprovisionamiento, o la introducción de nuevas formas de competir que lleven a una redefinición de la industria”.

Por su parte, la Comisión Europea, en el Libro Verde de la Innovación, publicado en 1995, describe la innovación empresarial como “sinónimo de producir, asimilar y explotar con éxito una novedad, en las esferas económica y social, de forma que aporte soluciones inéditas a los problemas y permita así responder a las necesidades de las personas y de la sociedad”.

En este mismo sentido, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en el Manual de Oslo de 2005 la define como “la introducción de un nuevo, o significativamente mejorado, producto (bien o servicio), proceso, método de comercialización o modelo organizativo en las prácticas internas de la empresa, la organización del lugar de trabajo o las relaciones exteriores”.

Tipos de innovación empresarial

Dentro de la innovación empresarial, podemos encontrar también numerosas clasificaciones. Una de las más recientes es la propuesta por Steve Blank, un reputado empresario y académico de Silicon Valley (California) e impulsor del método Lean Startup con su obra The Four Steps to the Epiphany.

Para este experto, la innovación empresarial puede dividirse en los siguientes grupos:

  • La iniciativa individual. Este tipo de innovación empresarial hace referencia a la propia capacidad de la organización de crear una cultura de empresa que propicie la creatividad de los trabajadores y permite a los profesionales poner en marcha sus propias ideas o proyectos. Un ejemplo sería Google, que cuenta con programas específicos para la innovación individual, ofreciendo a los empleados la posibilidad de dedicar el 20% de su jornada laboral a sus propias propuestas.  
  • La mejora de los procesos. Se trata de la innovación empresarial por antonomasia, es decir, la introducción de novedades en los productos, servicios o procesos como mecanismos para la mejora continua sin modificar la actividad de la compañía o el modelo de negocio. Dentro de este grupo se encontrarían los nuevos modelos de iPhone que lanza Apple, la puesta en marcha de un soporte móvil como alternativa al Ticket Restaurant de Edenred o la agilización del sistema de distribución de Inditex.  
  • La innovación continua. En este caso, la innovación empresarial se produce mediante la incorporación de nuevas líneas de negocio al modelo empresarial a partir de una revisión constante de la compañía. Se trata, por ejemplo, del caso de Amazon, que comercializó el libro electrónico Kindle como valor añadido. Incluso es posible que la innovación continua termine con una modificación integral en cuanto a la actividad empresarial en sí, como ocurrió con la joyería Tiffany’s, que comenzó vendiendo material de papelería o Nokia, que fabricaba papel antes de vender móviles.

La innovación disruptiva. Se trata, posiblemente, del modelo más difícil de lograr pues supone la aparición de una nueva industria, no solo para la empresa o su público objetivo, sino para toda la sociedad. Este tipo se refiere, por ejemplo, a la aparición del coche, de la televisión, de los ordenadores, de internet…

 

New Call-to-action

 

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.