Es hora de hacer cambios que de verdad consigan impulsar la motivación laboral en tu empresa. Alcanzar este objetivo equivale a lograr un mayor compromiso por parte de la plantilla, elevar el rendimiento y reducir considerablemente la rotación y el absentismo. ¿Listo para renovar las energías de tu fuerza de trabajo?

 

Descargar guía gratuita

Hacia dónde avanza la satisfacción: motivación laboral en 2019

En los próximos meses, veremos cómo muchas organizaciones aplican nuevas estrategias encaminadas a aumentar la satisfacción laboral de sus empleados. Pero, para diseñar la tuya, antes necesitas conocer algunas tendencias que pueden guiarte en ese proceso:

 

  1. La participación de la fuerza laboral aumentará. Escuchar las opiniones de los empleados y permitirles expresar su punto de vista es algo común en el estilo de liderazgo participativo. Este modelo gana en relevancia y se va imponiendo a otros donde predomina el autoritarismo.
  2. Los millennials plantearán todavía un desafío. La denominada Generación Y es ahora la mayoría. Las empresas que buscan motivar a los empleados en su trabajo tendrán que adaptar sus estrategias de compromiso a este grupo. Los nacidos a principios del año 2000 están motivados por la comunicación abierta, una gran cultura de trabajo, la participación en causas con impacto, el logro y el cumplimiento.
  3. El liderazgo avanzará hacia un estadio más consciente. Muchos estudios advierten de que las personas no renuncian a sus empleos, sino a sus jefes. Por esa misma razón, hay que tratar de dar la vuelta a la situación. La motivación de los empleados puede aumentar cuando se cuenta con un líder inspirador. El liderazgo de calidad está representado por profesionales auténticos, presentes, con un sentido de la dignidad desarrollado, sin miedo a delegar, con integridad y empatía.
  4. El equilibrio entre trabajo y vida se convertirá en una combinación necesaria. Las mejores empresas están adoptando la flexibilidad. Para muchas funciones de trabajo, ya no hay una buena razón para exigir que las personas acudan a la oficina todos los días, o para que el trabajo se realice entre las 9 de la mañana y las 5 de la tarde. Flexibilidad y conciliación constituyen dos elementos clave en una estrategia de compromiso que funciona, al ser fundamentales para la motivación de los empleados. Dentro de esta adaptabilidad y personalización, la retribución flexible se plantea como una interesante opción para empresas de todos los sectores puesto que hace posible elevar el poder adquisitivo de los trabajadores sin que la organización tenga que incurrir en gastos extra.
  5. La analítica contribuirá al incremento en la motivación de los empleados. Es importante observar las percepciones y comportamientos de los empleados y su impacto en el rendimiento. Combinando el análisis con la retroalimentación cualitativa se puede monitorizar cómo cambia el compromiso de los empleados y cómo se relaciona con indicadores clave de rendimiento (KPI), como las ventas, la satisfacción del cliente y el desgaste.
  6. Big data se consolidará en el área de Recursos Humanos. Si ya era una parte esencial de la gestión aportando visibilidad, en los próximos meses veremos que su uso se vuelve aún más transversal, abarcando más procesos, como el reclutamiento o la formación; e integrándose de forma eficaz con otras áreas del negocio.

 

La motivación de los empleados es una meta alcanzable cuando se conoce en qué dirección hay que apuntar los cambios. Un enfoque de liderazgo renovado, un mejor conocimiento de la plantilla y un paso más hacia la transformación digital del negocio pondrán a tu empresa en la pista adecuada para alcanzar el éxito.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.