Motiva a tus empleados con la retribución flexible 20 de Julio de 2015
La motivación del empleado está en tus manos: eres responsable de que ellos estén comprometidos con la empresa y den lo mejor de sí mismos.
Una de las formas más efectivas de motivar a tus empleados es, sin duda, mejorando todo aquello que les toca el bolsillo. La retribución flexible es una excelente forma de conseguirlo. Te contamos cómo:
¿Qué es la retribución flexible?
La retribución flexible es la forma más eficiente de aumentar el poder adquisitivo de tus empleados sin que esto suponga un aumento en los gastos de tu empresa. Permite al propio trabajador elegir qué parte de su salario cobrará en dinero y qué parte cobrará en productos y servicios. De esta manera, ¡los salarios pueden rendir hasta un 7% más!
Claves para aplicar la retribución flexible
1.Realiza un análisis previo para conocer las necesidades de tus empleados
Conocer las necesidades de tus empleados es vital para poder implementar un sistema de retribución flexible con garantías. Siéntate con ellos, escúchalos y averigua de qué manera puedes ayudarles. Demuestra la confianza que han puesto en tí para ofrecerles una solución interesante que les permita aumentar su poder adquisitivo a través de la retribución flexible.
2. Diseña un plan que beneficie al trabajador
Una vez los has escuchado, haz cuentas. Cada empleado es único y las opciones que ofrece la retribución flexible son muy numerosas, pero no te olvides de tu objetivo: asegúrate de que el plan diseñado de verdad beneficia al trabajador.
3.Plantea una comunicación abierta para resolver cualquier tipo de duda
La comunicación interna es esencial. El trabajador no debe tener ninguna duda de cómo el plan de retribución flexible le beneficiará o cómo debe implementar las soluciones elegidas. La transparencia y la comunicación directa con el trabajador es indispensable para generar confianza y compromiso con la empresa, aspectos claves para mantener la motivación de los empleados.
4. Administra correctamente el plan seleccionado
El plan de retribución flexible, pese a estar soportada por sistemas de información que facilitan enormemente su gestión, necesita de un apoyo humano para, por ejemplo, su correcta contratación. El trabajador contará esto como parte de su retribución (porque así lo es) y deposita en tí la confianza para hacerlo correctamente. No le falles.
5. Evalúa su eficacia y realiza los cambios que sean necesarios
Un plan de retribución flexible es, como su propio nombre indica, flexible. Evalúa su eficacia. Si no beneficia al trabajador, ¿qué sentido tiene? Para ello, haz un seguimiento y realiza ajustes a medida que las circunstancias personales de tus empleados cambien, adaptando los servicios contratados a sus nuevas necesidades.
 
Por último, y como recordatorio, no olvides que un empleado feliz y comprometido es un valor por el que tu empresa debe apostar. Es responsabilidad de la empresa ofrecerles todo lo que esté en nuestras manos para conseguirlo. No lo dudes, esta filosofía te pondrá en el camino del éxito.
New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.