Hacer una oferta a un candidato es una cuestión de equilibrio. No se trata de ganar, se trata de llegar a un acuerdo que logre que tanto la empresa como el empleado o futuro empleado se sientan satisfechos. Pero para eso hay que saber cómo negociar.

Descargar guía gratuita

Cómo negociar: del salario justo a la satisfacción mutua

Comenzar las discusiones salariales desde el respeto es crucial y, además, de ese punto conviene también planificar estratégicamente el proceso. Solo así se puede garantizar el éxito a largo plazo.

Quienes saben cómo negociar tiene claro que, entre los aspectos más importantes a tener en cuenta al extender una oferta salarial se encuentran los siguientes:

  1. stablecer rangos salariales. Para cada puesto para el que se esté contratando, es buena idea definir un límite inferior y superior. De este modo es más sencillo orientar el enfoque en la negociación salarial. La oferta más baja debe estar en línea con los estándares de la industria y ser atractiva para el candidato quien, probablemente, recurrirá a esa información para determinar sus requisitos salariales si sabe cómo negociar.
  2. Ser transparente, pero sin perjudicar al negocio. Los candidatos quieren datos concretos y lo complicado es abordar esas solicitudes, sin dejar de ser fiel a las limitaciones financieras de la empresa. Saber cómo negociar implica tener en cuenta este factor y, llegado el caso, preguntar al posible futuro empleado que espera en términos de compensación. Al eliminar la incertidumbre, la mayoría de la gente responde positivamente.
  3. Poner a las personas primero. ¿Cómo se puede apelar a los deseos y necesidades del candidato incluso antes de comenzar una negociación salarial? Muy sencillo, tratando de comprender lo que es importante para él: compensación, vacaciones, beneficios de salud, flexibilidad… Quienes saben cómo negociar no dudan en usar un recurso muy valioso, en este caso es crear un paquete que vaya más allá de lo que aportaría una mera cifra.  Tiene que ser un conjunto de beneficios que haga sentir bien a la empresa y al candidato. Algunos de los beneficios, como la retribución flexible, pueden tener un coste cero para la empresa y, sin embargo, marcar la diferencia a final de mes en términos de poder adquisitivo del trabajador.
  4. Compensación monetaria adicional. Otros consejos para que los empleadores creen una oferta atractiva sin sacrificar el salario base incluyen un bono de firma, bonos de desempeño o acciones en la empresa. Suele ser recomendable inclinarse por estas opciones al comienzo de la negociación salarial, para que el candidato pueda evaluar el valor total de su paquete.

Por último, entender cómo negociar implica asumir que los tiempos son importantes. Por esa razón, merece la pena dar algo de tiempo para que el candidato valore lo que la empresa le está presentando. Ese plazo ofrece también a ambas partes la oportunidad de hacer preguntas y ajustar la oferta.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.