El blog para los profesionales en la gestión del capital humano

Neurociencia y empresa: tips de aplicación en el entorno laboral

Neurociencia y empresa son dos términos que cada vez van más de la mano. No resulta extraño escuchar en el ámbito empresarial términos como neuromarketing, neuroventas o neuroeconomía. Los nuevos descubrimientos en neurociencia, además de contribuir al desarrollo de la sociedad en general, también contribuyen a que las empresas puedan generar beneficios y, con ello, ayudar a que crezca la economía.

En este post reunimos algunos tips en relación con neurociencia y empresa para aplicar en el entorno laboral, es decir, en la labor del departamento de Recursos Humanos.

Descargar guía gratuita

Neurociencia y empresa: cognición

Cuando hablamos de cognición nos referimos a aquellas capacidades que nos permiten conocer el entorno que nos rodea. Algunos ejemplos son la atención o la memoria.

La neurociencia tiene mucho que contarnos acerca de ello y de ahí surgen múltiples tips como los siguientes:

  • Nuestro cerebro dirige su atención inconscientemente a todo lo que cambia o ser mueve. Sabiendo esto, está claro que, para evitar distracciones, debemos eliminar del entorno cualquier estímulo que cumpla con este perfil. Por ejemplo, si uno de nuestros empleados es brillante, pero despistado, mejorará su rendimiento si su lugar de trabajo se encuentra alejado de cualquier ventana que dé al exterior, en donde pueden aparecer pájaros, coches o cualquier otro estímulo que le distraiga.
  • La atención sostenida fluctúa, es decir, que es imposible mantener la concentración al máximo durante un tiempo indefinido. Por lo general, se aconsejan un par de minutos de descanso cada treinta minutos de trabajo, pero esto variará en función de la persona y de la actividad que esté llevando a cabo en cada momento. Lo que está claro es que, tras ese pequeño descanso que le damos al cerebro, el rendimiento será mayor que si no hacemos la pausa que nos está exigiendo.
  • Cuando tenemos otras preocupaciones en la cabeza, nuestro cerebro divide su atención y concentración entre estas y el trabajo. Como empresa, podemos relajar ciertas preocupaciones en nuestros trabajadores. Por ejemplo, una preocupación habitual es el ahorro para ciertos gastos como la guardería de los hijos o el transporte hasta la oficina. Soluciones como la retribución flexible pueden relajar estas tensiones emocionales y, con ello, permitir que la atención y la concentración de nuestros empleados sea mayor.
  • La memoria es otra variable importante en el trabajo. De hecho, existe el término memoria de trabajo para referirnos al almacenamiento y recuperación de la información durante un período breve de tiempo, el necesario para poder llevar a cabo una tarea. Es la memoria que utilizamos para mantener en mente un número de teléfono que nos acaban de dar hasta que lo anotamos o para recordar que, tras finalizar una tarea A, debemos pasar urgentemente a realizar una tarea B. Sin lugar a dudas, la memoria de trabajo es imprescindible para cualquier empleado, por lo que debemos fomentar el entrenamiento de dicha capacidad a través de juegos como, por ejemplo, el Simon.

Neurociencia y empresa: emoción

En lo relativo a neurociencia y empresa, la emoción es tan importante como la cognición, o quizá más. Si las emociones dominan nuestro cerebro, la parte cognitiva no podrá entrar en pleno funcionamiento y la productividad decaerá.

Por ello, ofrecemos los siguientes tips relativos a emoción, neurociencia y empresa:

  • Un ambiente de trabajo positivo contribuye a mejorar el rendimiento. Cuando nos encontramos en un entorno hostil, nuestro cerebro se centra en evitar las posibles amenazas y, por lo tanto, no puede centrarse en trabajar de forma óptima. Cultivar un clima laboral en el que reinen las emociones placenteras como la alegría debería ser, por tanto, una prioridad para todo departamento de Recursos Humanos.
  • Debemos saber también que los efectos de las emociones dolorosas perduran más que los efectos de las emociones placenteras. Esto significa que, ante una reprimenda, los empleados permanecerán más tiempo a la defensiva de lo que permanecen con los ánimos altos ante una felicitación. Es importante medir muy bien cómo gestionamos las llamadas de atención y qué palabras utilizamos en ellas.
  • El estrés es una de las emociones dolorosas más habituales en la empresa actual. Sin embargo, lo que no se conoce tanto es el hecho de que el estrés no afecta por igual a todas las personas. Hay quienes se sienten estresados ante una carga ingente de trabajo, pero también hay quienes se estresan, o aburren, cuando la carga de trabajo es poca. Por lo tanto, el departamento de Recursos Humanos debe conocer muy bien a cada uno de sus empleados para adaptar a ellos el nivel de exigencia.

Esperamos que estos tips de neurociencia y empresa contribuyan a mejorar el rendimiento en la tuya.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.