Cómo no hacer el ridículo en la cena de empresa
01 de Diciembre de 2015
La Navidad llega, y con ella las típicas cenas de empresa donde tenemos la oportunidad de congeniar con nuestros compañeros en un ambiente festivo. Sin embargo, dicho ambiente puede jugarnos malas pasadas. ¿Qué podemos hacer para no arrepentirnos al día siguiente?
La cena de empresa es una excelente ocasión para conocer otras facetas personales de nuestros compañeros de trabajo, jefes o empleados de nuestra empresa. Da la oportunidad de sentirnos relajados y mostrar nuestra auténtica personalidad.
A veces nos dejamos llevar demasiado en este ambiente festivo y relajado. Esto puede ir en nuestra contra si no sabemos cómo comportarnos.
 
Estos son 7 consejos que deberías seguir siempre:
 
1.Cuida tu imagen personal
Piensa en la cena de empresa como un compromiso en el que causar mala imagen irá en tu contra durante todo el año.
 
Asegúrate de acordar con tus compañeros el código de vestimenta que llevaréis para no desentonar. Es decir, no vayas más formal que el resto ni, por supuesto, mucho más informal.
 
2. No olvides tus modales en la mesa
 
Los malos modales en la mesa son una falta de respeto hacia el resto de comensales. Sé educado y respetuoso siempre. Esperar a que todo el mundo esté preparado para empezar a cenar o evitar ciertos temas de conversación en la mesa son sólo unos ejemplos de cómo comportarse en la mesa.
 
Recuerda: aunque el objetivo es divertirse, la cena de empresa no deja de ser un evento formal.
 
3. ¡Cuidado con el alcohol!
Este es, tal vez, el consejo más importante y obvio que todos sabemos y que siempre alguien se olvida cumplir. ¡No te pases con el alcohol! Está bien desinhibirse un poco, con o sin alcohol, pero pasarse de la raya te traerá fatales consecuencias. Serás la comidilla de la empresa lo que queda de año y se acordarán de ti hasta la cena siguiente, momento en el que, con suerte, se pasará el relevo a otro compañero.
 
La gran mayoría de los consejos mostrados más abajo son derivados del beber más de lo debido.
Cómo no hacer el ridículo en la cena de empresa

4. No hables más de la cuenta
Ten cuidado con los temas que tratas, sobre todo si tienen que ver con el trabajo. De hecho, toma esta regla e intenta cumplirla: “no hablar sobre el trabajo”. El alcohol o la confianza que sientes en ese momento podrá hacer que digas algo sobre algún compañero o jefe que deberías guardarte para ti mismo.
 
No es el momento de tratar esos temas.
 
5. Siempre positivo, nunca negativo
A la cena de empresa hay que ir con buena cara siempre. Piensa en ella como una formalidad que te ayudará a congeniar mejor con tu entorno, a divertirte y a aliviar ese estrés laboral que has ido acumulando durante todo el año. Tú y tus compañeros merecéis pasarlo bien juntos. Por eso, acudir con una actitud negativa no hará más que estresarte a ti y a tus compañeros.
 
O vas con actitud dispuesta a disfrutar o mejor no vayas.
 
6. No compartas las fotos en redes sociales
Las noches de fiesta suelen inmortalizarse en divertidas fotografías. Pero por muy divertidas que sean, no suelen ser muy aptas para que sean compartidas en la red. Si lo haces, no lo hagas sin el consentimiento expreso de tus compañeros.
 
No seas aquel que arruinó el compañerismo por un puñado de “me gusta”.
 
7. Sobre todo, diviértete
Este es el mejor consejo. Diviértete porque todo se trata de eso, de disfrutar la Navidad. Repetimos: vas a pasar un buen rato con tus compañeros, aprovéchalo. Es el momento.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.