¿Quién es el responsable de las obligaciones financieras en la empresa? ¿A quién le corresponde controlar la contabilidad del negocio?

Lo primero que habría que plantearse, en realidad, es si se puede confiar en este sistema de información que es la contabilidad. ¿De verdad se ha logrado que las cuentas de la empresa ofrezcan una imagen realista del negocio? ¿Se han bloqueado las ambigüedades que impiden entender la evolución del patrimonio empresarial?

Guia tips financieros para autonomos
Porque las obligaciones financieras tienen mucho que ver con la contabilidad. Créditos, letras y pagarés están sujetos a un plazo en el que deberá cancelarse su monto en concepto de deuda, por eso se contabilizan en el pasivo del balance. Y es en ese punto donde control y responsabilidad se pueden solapar.

Contabilidad y obligaciones financieras

Uno de los problemas que pueden derivar en el riesgo asociado a las obligaciones financieras radica en la contabilidad. Se trata de una cuestión de control o, mejor dicho, de falta de él, puesto que, teniendo en cuenta que la mayoría de revisiones de un balance se llevan a cabo a posteriori, esto da lugar al retraso y el desajuste de las medidas que se decida tomar.

¿Qué pasa cuando el balance no cuadra? ¿Hasta dónde hay que remontarse para ver la luz? El control proactivo es uno de los grandes aciertos de las empresas que deciden tomar las riendas de su contabilidad. Para ello tienen a su disposición diferentes métodos, aunque existen dos planteamientos que pueden emplearse de forma complementaria con buenos resultados:

  • La auditoría de cuentas: un control a priori que fomenta una contabilidad diligente y más transparente. (En este enlace y en éste otro puedes encontrar más información).
  • La implementación de un software de análisis y planificación financiera: que optimiza la gestión y facilita la consecución de una mayor alineación entre estrategia y operaciones, que se refleja también en una contabilidad más transparente. (Aquí tienes un ejemplo de este tipo de herramientas de pago y otro gratuito).

La responsabilidad sobre las obligaciones financieras

En los casos de infracción financiera, la organización es responsable y responde con su patrimonio. De esos activos se obtendrá el dinero para efectuar el pago de las multas, sanciones y recargos correspondientes a sus actuaciones irregulares.

No obstante, aunque la presunción de inocencia se extiende también al ámbito de las obligaciones financieras, el Director Financiero o CFO (Chief Financial Officer), Consejo de Administración pueden terminar debiendo hacer frente al importe adeudado por la empresa si se considera que se han cometido acciones culpables.

Esto puede suceder cuando se procede a la delegación sistemática de tareas, se relajan las medidas de control y no se toman las decisiones adecuadas para asegurar la calidad de la contabilidad (como expresa Alfonso Garrido Lucas en su libro “Marco institucional de la contabilidad y las finanzas”), “la mayoría de las infracciones relativas a la contabilidad son de carácter tributario”.

¿Sabes cómo ganar en control sobre tus obligaciones financieras?

 

Descargar guía gratuita:

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.