Las operaciones intracomunitarias y su relación con el IVA

Las operaciones intracomunitarias son aquellas que se realizan entre distintos países de la Unión Europea pero que, al ser ambos miembros de la Unión, mantienen administraciones y legislación comunes y conectadas entre sí. Su principal importancia radica en el IVA que, según el caso, se deberá aplicar de una forma u otra. 

Descargar la guía gratuita "Claves para motivar a tus empleados y equipo de ventas"

Qué son las operaciones intracomunitarias

Se denominan como operaciones intracomunitarias a la compraventa de bienes o servicios realizadas entre distintos países que sean miembros de la Unión Europea y realizadas entre empresas (no así entre particulares). Según las características de cada operación, esta se realizará de un modo u otro, pero siempre de acuerdo a los artículos 13 a 16 de la Ley del IVA

A qué países afectan las operaciones intracomunitarias

A todos aquellos países que formen parte de la Unión Europea. En este sentido, quedan exentos del pago del IVA intracomunitario aquellos países terceros que, a pesar de comerciar con la moneda euro, no forman parte de la Unión Europea (por ejemplo Andorra o Liechtenstein, entre otros), así como algunas regiones concretas de la Unión Europea (por ejemplo, Islas Canarias). 

Cómo pedir el NIF intracomunitario 

Para que una empresa pueda llevar a cabo operaciones intracomunitarias, requiere disponer de un NIF intracomunitario. El NIF intracomunitario es similar al NIF que tiene cualquier empresa que opera en territorio nacional pero, en el caso del NIF intracomunitario, este permite operar no solo en territorio nacional sino también en todo el espacio de la Unión Europea. Ambos NIF son distintos, y se deben solicitar de forma separada. 

Para pedir el NIF intracomunitario basta con solicitarlo directamente a Hacienda. Para ello, solamente es necesario mostrar la documentación asociada a la actividad de la empresa y su voluntad de operar en el espacio europeo. Esto se realiza solicitando el alta en el Registro de Operaciones Intracomunitarias (ROI)

El NIF intracomunitario suele concederse siempre que una empresa lo requiera, aunque es importante tener en cuenta que se debe disponer del mismo antes de poder empezar a operar fuera de las fronteras nacionales. 

Cómo se aplica el IVA intracomunitario

Una vez que se está dado de alta en el ROI y se ha obtenido un NIF intracomunitario, una empresa puede operar en todo el espacio europeo igual que lo hace en el territorio nacional. En el caso de las operaciones intracomunitarias, la factura deberá incluir el IVA intracomunitario correspondiente, que se puede consultar en el censo VIES, un sistema de validación de las operaciones económicas a nivel europeo. 

Las operaciones intracomunitarias deberán ser declaradas de forma trimestral por cada empresa que opera a nivel europeo. Esto se realiza a través del modelo 303 de IVA trimestral (incluso en el caso de operar con bienes o servicios que estén exentos de aplicación de IVA). Además del modelo 303, también deberá presentarse el modelo 349, que es un resumen de las operaciones intracomunitarias realizadas y que es de presentación obligatoria. 

Hay que tener en cuenta que en las operaciones intracomunitarias, el comprador deberá pagar el IVA correspondiente. Sin embargo, cuando una empresa realiza una compra en otro país europeo, este IVA, aunque se deba de pagar, será deducible si cumple con los siguientes requisitos: 

  • Se trata de un gasto asociado a la actividad económica de la empresa compradora. 
  • La empresa compradora está dada de alta en el ROI. 

De esta forma, la empresa compradora recuperará el IVA pagado en la compra, por lo que es importante realizar todas las operaciones intracomunitarias de acuerdo a lo establecido en la ley y contando previamente con un NIF intracomunitario asociado al ROI.

New Call-to-action

Artículos relacionados

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.