El blog de Edenred : más para tu negocio

Operaciones no sujetas a IVA y operaciones exentas: ¿son iguales?

Las operaciones no sujetas a IVA no son operaciones exentas de IVA, pero tienen ciertas características que pueden crear confusión entre los gerentes de pymes que no están familiarizados con los importantes temas fiscales. La cuestión es importante por eso hemos dedicado el artículo de hoy a aclarar algunas de las dudas más frecuentes sobre este tipo de operaciones económicas. ¿Nos acompañas?

Da el salto con Ticket Restaurant HAZ TU PRIMER PEDIDO AQUÍ

Operaciones no sujetas a IVA y operaciones exentas de IVA

Para conocer las diferencias fundamentales entre operaciones no sujetas a IVA y operaciones exentas de IVA lo primero que tenemos que hacer es entender qué significan ambos conceptos: qué son las operaciones exentas de IVA y qué son las operaciones no sujetas a IVA (operaciones exentas y operaciones no sujetas).

Según la Ley 37/1992 de 28 de diciembre del Impuesto sobre el Valor Añadido, definiremos operaciones exentas de IVA como aquellas operaciones económicas que no deben tributar el impuesto sobre el valor añadido.  En la página web de la AEAT se explican muy bien cuáles son las operaciones exentas de IVA. 

Por otra parte -y según esta misma Ley del IVA – definiremos operaciones no sujetas a IVA como aquellas operaciones económicas especiales en las que no se aplica este impuesto por una razón concreta. El ejemplo más común de operación no sujeta a IVA es el caso de la venta de un coche entre particulares: como ninguna de las dos partes es una empresa de venta de vehículos, la operación de compraventa no estará sujeta al abono de IVA.

¿Cuáles son las operaciones exentas de IVA?

En la Ley del IVA se contemplan diversas exenciones, aunque las más fácilmente reconocibles para todos los responsables de PYME son las que tienen que ver con el comercio exterior.

Una operación de compraventa internacional quedaría exenta de este gravamen cuando se produjese “la entrega de bienes expedidos y transportados fuera del territorio peninsular español e Islas Baleares”.

No distingue la norma si la mercancía viajará hasta países dentro de la Unión Europea o si llegará a otros territorios, por lo que ambas posibilidades están exentas de pagar IVA.

Además, en la Ley se recogen los supuestos en que las operaciones interiores dan lugar a una exención. En concreto, se trata de las siguientes:

  • Docencia. Se trata de las actividades de enseñanza tales como pueden ser las clases particulares impartidas por personas físicas o la docencia en instituciones públicas o privadas. También tendrían esta consideración todas las actividades ofrecidas a los escolares en horario interlectivo, anterior a la entrada a clase, posterior o coincidiendo con la hora de comer.
  • Asistencia. En este caso se habla de los servicios de salud que se ofrecen a personas físicas por parte de profesionales la medicina y especialistas de sanidad.
  • Servicios profesionales. Se incluyen los que tengan por contraprestación los derechos de autor. Este supuesto puede darse en el caso de escritores y sus colaboradores, ilustradores, pintores y otros artistas plásticos, y también por asistentes gráficos.
  • Seguros. Se trata de la prestación de servicios en esta industria y las operaciones relativas a seguros, reaseguros y capitalización.
  • Mediación. En el entorno financiero, se hablaría de servicios de intermediación en distintas operaciones cuando sean prestados a personas físicas.
  • Alquileres. Se incluyen los arrendamientos de vivienda, pero también la entrega de terrenos rústicos y no edificables. Esta categoría de exenciones también contempla la segunda y ulteriores entregas de edificaciones.
  • Correo postal. En esta categoría de operaciones exentas de IVA se incluye la entrega de sellos de correos y efectos timbrados de curso legal.

Operaciones no sujetas a IVA: ¿cuáles son?

Hay muchas más operaciones exentas de IVA que operaciones no sujetas a IVA por lo que es algo más sencillo saber si una actividad económica concreta está sujeta al pago de este impuesto.  De todas formas, hay bastantes, así que a continuación solo anotamos las operaciones más habituales: compraventa entre particulares, muestras publicitarias, demostraciones gratuitas y entregas de productos y servicios por parte de las Administraciones Públicas. Vamos a ver algunos detalles de cada una de estas operaciones económicas a las que no se les grava el IVA.

  • Las operaciones de compraventa de bienes entre personas físicas (no entre empresas y particulares). Es el caso que te contábamos antes: el coche, el ordenador, la bicicleta, el libro, etc., que se vende entre particulares.
  • Las muestras publicitarias de productos. Estos regalos deben carecer de valor comercial alguno y, además, llevar impreso un texto que indique su gratuidad (“muestra gratuita”, “gratis prohibida su venta, etc.). Para evitar la picaresca en este sentido, la ley indica que un mismo destinatario no puede recibir al año muestras de productos que superen un valor de 200 euros a no ser que se justifique debidamente que esta persona o empresa redistribuirá esas muestras gratuitas entre otros destinatarios.
  • Las demostraciones gratuitas de productos o de servicios llevadas a cabo por profesionales o por empresas. En este segundo caso es fundamental que la empresa o profesional anote claramente en la factura que la demostración es completamente gratuita.
  • Algunas entregas de bienes o productos y, también, servicios que realizan las distintas Administraciones Públicas estatales, autonómicas o locales. Es fácil encontrar ejemplos de este tipo de operaciones no sujetas a IVA: un ayuntamiento que regala pasteles gratis a sus vecinos durante las fiestas del pueblo, una universidad pública que organiza jornadas y talleres de empleo dirigidas a sus estudiantes, etc. Lógicamente – y como bien sabes- no entran dentro de este gran cajón de operaciones no sujetas a IVA muchas de las operaciones económicas realizadas por las entidades públicas como, por ejemplo, el suministro de agua, la recogida de basuras, el transporte público, etc.

El artículo 7 de la mencionada Ley del IVA describe de forma pormenorizada qué operaciones no están sujetas al IVA. El único problema es que el lenguaje que se utiliza en este texto legal no es demasiado accesible para la mayoría de nosotros, así que si te surgen dudas, ya sabes: consulta siempre a un asesor fiscal de confianza.

Recordemos que, en la mayoría de casos, las operaciones de un negocio no están exentas del pago del tributo ni pueden calificarse como operaciones no sujetas al IVA, por lo que conviene buscar la solución de poder deducirse este gasto.Si bien ese porcentaje del impuesto sobre el Valor Añadido en un repostaje de gasolina o una comida en un restaurante puede no parecer una cantidad significativa, los empresarios deben considerar el efecto acumulativo de esta clase de gastos. ¿Cuántos comerciales necesitan desplazarse a diario y comer con clientes? ¿Cuántos vehículos incluye la flota del negocio? ¿Has pensado a cuánto podría ascender el sumatorio de todas estas deducciones a final de año? Hablamos de unos cientos de euros que pueden recuperarse fácil y cómodamente si se cuenta con el respaldo de soluciones como Ticket Gasolina (o Ticket Restaurant), por ejemplo.

New call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.