Disponer de un plan de recursos humanos es básico para cualquier empresa independientemente de su tamaño, sector de actividad, número de empleados, etc. Pero ¿cómo elaborar un plan que se adapte realmente a nuestra empresa? Siguiendo los dos simples pasos que te contamos en el artículo de hoy.

Descargar guía gratuita

Plan de recursos humanos, paso 1: saber qué es y en qué consiste

El primer paso para elaborar tu propio plan de recursos humanos es comprender qué es y qué no es este tipo de planes o, lo que es lo mismo, saber exactamente qué apartados habría que incluir para que no se convierta en un simple papel mojado.

Lo explicamos rápidamente: un plan de recursos humanos es un documento estructurado que resume y explica cómo están organizados los diferentes departamentos o áreas de actuación de nuestra empresa y qué profesionales necesitamos contratar para alcanzar los objetivos que nos hemos marcado como empresa: profesional de contabilidad, de marketing, de comunicación, de ventas, de compras… En un plan de recursos humanos también suelen aparecer otros datos importantes como, por ejemplo, las políticas de retribución salarial (fija y flexible), la política de contratación y de promoción interna, los planes de formación continua que se implementarán de forma periódica, etc.

El plan de recursos humanos forma parte de otro mayor llamado Plan de Negocio y es necesario prepararlo bien porque influye de forma determinante en los resultados económicos de la empresa.

Paso 2: decidir qué apartados incluir en el plan de recursos humanos

Cada empresa decide qué apartados debe incluir en su propio plan de recursos humanos, pero hay tres que no deberían faltar en ningún plan bien estructurado: el organigrama de la empresa, la definición de cada puesto de trabajo y las medidas de motivación del personal. Lo vemos con detalle a continuación.

Apartado 1: describir el organigrama de la empresa.

Plasmar el organigrama jerárquico de tu empresa es fundamental para evitar muchos problemas internos: conflictos entre los profesionales, ausencia de asunción de responsabilidades, falta de liderazgo, etc. Elaborar este organigrama es muy sencillo: comienza desde arriba hasta abajo desgranando las diferentes áreas de trabajo, por ejemplo:

  • Gerencia.
  • Departamento de recursos humanos.
  • Departamento de atención al cliente.
  • Departamento administrativo.
  • Departamento de compras y relación con los proveedores.
  • Departamento informático.
  • Departamento de comunicación, etc.

Apartado 2: describir cada puesto de trabajo

Elaborar el segundo apartado de tu plan de recursos humanos te va a llevar algo más de tiempo que pensar en el organigrama de la empresa, pero créenos: merece la pena. En este segundo apartado deberás incluir el perfil idóneo de cada profesional que formará parte de cada uno de los departamentos anotados en el apartado anterior: titulación, experiencia, nivel de idiomas, conocimientos especializados, etc.

Apartado 3: describir tu política de motivación

Cualquier buen plan de recursos humanos debería incluir un apartado en el que se describan en detalle las diferentes actuaciones que se pondrán en marcha para retener a los talentos, mejorar su compromiso con tu organización, actualizar sus conocimientos teóricos y prácticos, etc.

Estas medidas de motivación y bienestar laboral pueden ser de todo tipo: flexibilidad horaria y temporal para mejorar la conciliación laboral y familiar de tu equipo humano, jornadas de formación continua, acuerdos con restaurantes cercanos para evitar las idas y venidas de tu personal a la hora de comer, etc.

En resumen: saber qué es y en qué consiste un plan de recursos humanos y tener en cuenta los apartados imprescindibles que deberías incluir en este documento son dos sencillos pasos que te ayudarán a personalizar esa herramienta de trabajo básica para tu organización llamada plan de recursos humanos.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.