El blog para los profesionales en la gestión del capital humano

Plan de desarrollo profesional en la empresa y retención de talento

No hay duda de que una empresa que cuida de sus trabajadores es una empresa más eficiente, ya que no tiene que invertir tiempo y recursos en rotación de personal. Una de las formas que existen para cuidar de nuestros trabajadores es el plan de desarrollo profesional.

En este post veremos en qué consiste exactamente esta medida y algunos tips para implantarla de forma eficaz en la empresa.

Descargar guía gratuita

Plan de desarrollo profesional: ¿qué es?

Un plan de desarrollo profesional es un recurso empresarial que tiene un doble objetivo:

  1. Contribuir a la evolución de la carrera del trabajador. Es decir, conocer cuáles son sus preferencias y sus aspiraciones profesionales y ayudarle a alcanzarlas dentro de nuestra empresa.
  2. Evaluar la formación, la experiencia, los conocimientos y las aptitudes del trabajador para conocer en qué medida puede satisfacerse el objetivo anterior y qué puede llegar a aportar realmente a la empresa.

En otras palabras, el plan de desarrollo profesional se preocupa por ayudar al trabajador a alcanzar sus objetivos profesionales, pero sin olvidar la generación de beneficios para la empresa. Dicha generación de beneficios está directamente relacionada entre aquello a lo que el trabajador aspira y las posibilidades que tiene de alcanzarlo.

Algunos tips para un plan de desarrollo profesional que retenga talento

Ahora que ya sabemos qué es un plan de desarrollo profesional, veamos algunas claves que nos permitirán crear o consolidar el nuestro con el objetivo de retener el talento en la empresa:

  • El plan de desarrollo profesional puede plasmarse por escrito en un documento. Hacerlo proporciona dos beneficios principales. En primer lugar, podremos consultarlo siempre que lo necesitemos, evitando así olvidar aspectos claves del mismo. En segundo lugar, si compartimos dicho documento con todos los trabajadores de la empresa, ellos sabrán que nos preocupamos por su evolución profesional y conocerán exactamente cómo lo hacemos. Esto contribuirá a la motivación y a la retención del talento.
  • También podemos optar por el registro escrito de la situación particular de cada trabajador en un documento independiente que acompañe al plan de desarrollo profesional genérico. En este caso, es importante cuidar la protección de los datos y la intimidad. Por ello, nunca compartiremos este tipo de documentos individuales con el resto de compañeros de trabajo, sino únicamente con el empleado al que se refieren y con las personas responsables de su desarrollo profesional.
  • Los objetivos de cada trabajador en su documento independiente se pueden plasmar en formato SMART, de modo que no haya lugar a error entre lo que registramos y aquello a lo que el trabajador aspira. Cuanto más definidos estén, más información proporcionarán.
  • Dentro del plan de desarrollo profesional, es recomendable incluir reuniones con cada trabajador que permitan determinar su nivel de satisfacción con la empresa y con su puesto de trabajo actual, así como la correspondencia entre el mismo y sus objetivos profesionales. Este tipo de reuniones podemos establecerlas de forma periódica o bien convocarlas cuando detectemos que un trabajador se siente desmotivado, algo que debe detectar al departamento de RRHH.
  • Todo plan de desarrollo profesional, como elemento motivador que es, puede complementarse con otras soluciones que contribuyan a que los trabajadores vean que la empresa se preocupa por ellos. Así conseguiremos retener el talento. Un ejemplo de ello lo encontramos en la retribución flexible.

 

En resumen: el plan de desarrollo profesional es una alternativa que toda empresa que se preocupe por sus trabajadores debería implantar. Sus beneficios principales: motivar a los empleados y retener su talento.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.