La baja moral, descenso en la productividad, un servicio al cliente precario y la alta rotación de la plantilla a menudo pueden estar relacionados con la forma en que se gestiona a los empleados. Pero los problemas laborales de este tipo pueden resolverse.

Descargar guía gratuita

¿Puede el estilo de gestión estar causando problemas laborales?

La gestión de la compañía podría estar detrás de algunos problemas laborales que han ido apareciendo en el horizonte, como los que conducen a:

  • Bajo compromiso de los empleados.
  • Descenso en la motivación de la plantilla.
  • Disminución de la productividad.
  • Mal servicio al cliente.
  • Alta rotación

Si bien no son fáciles de preguntar, y podría resultar aún más incómodas de responder, aquí hay siete preguntas clave que pueden ayudar a determinar si es la gestión la que causa los citados problemas laborales. Se trata de las siguientes:

  1. ¿Todos los miembros de su equipo de gestión conocen la Misión, Propósito y Visión de la empresa?
  2. ¿Puede cada miembro de su equipo de gestión describir los valores de la empresa, es decir, las formas clave en que realiza su trabajo, como la excelencia en el servicio al cliente, la innovación, el trabajo en equipo o el respeto?
  3. ¿Pueden los altos ejecutivos de la empresa poner algunos ejemplos de cómo se demuestran los valores de la compañía en el día a día?
  4. ¿Existe un plan de carrera basado en un enfoque de desarrollo de candidatos de alto potencial?
  5. ¿Las nuevas personas promovidas o contratadas para un puesto directivo demuestran claramente los valores de la empresa?
  6. ¿Existe en la empresa una manera efectiva de apoyar la transición de nuevos gerentes a sus puestos o simplemente se asume que la transición se producirá?
  7. ¿Se releva o reeduca a los gerentes pobres e ineficaces tan pronto como se advierte que pueden causar problemas laborales?

Una respuesta negativa a cualquiera de las preguntas anteriores puede confirmar que, efectivamente, tal y como se sospechaba podrían producirse dificultades en el negocio como resultado de sus problemas de gestión.

Pistas para mejorar la gestión y eliminar problemas laborales

Aunque pueda parecer imposible, lo cierto es que se puede mejorar el negocio, aun cuando los problemas y conflictos de los empleados se interponen en la forma de gestionar una organización eficaz, productiva y eficiente.

Lo primero que hace falta es cambiar el enfoque y analizar la situación con perspectiva. Hace falta entender que, a menudo, los problemas laborales son un síntoma que advierte de una gestión inconsistente o fallida.

Teniendo en cuenta que los activos más fuertes y recursos clave del negocio son sus empleados, hay que aceptar que, si desea mejorar la empresa, debe comenzarse por la gerencia.

El papel y el impacto de los supervisores directos a menudo se pasan por alto cuando la alta gerencia o los dueños de negocios contemplan preguntas de mejora tales como:

  • ¿Cómo podemos elevar la moral?
  • ¿Qué sistema de compensación interesa usar?
  • ¿Cómo podemos reclutar y retener a los mejores empleados?
  • ¿Cómo mejorar el servicio al cliente?

Pero la realidad demuestra que, hasta que no se ponga el foco en la competencia e impacto del gerente, no se podrá abordar eficazmente ninguna de las preguntas planteadas anteriormente.

Entre los pasos necesarios para identificar y abordar el problema de la mala gestión están:

  1. Lograr que los altos ejecutivos funcionen como un equipo alineado y los valores establecidos de la empresa.
  2. Seleccionar cuidadosamente a los empleados para los puestos gerenciales, incorporando un plan de desarrollo para candidatos de alto potencial.
  3. Apoyar la transición de empleado a gerente. No todos los gerentes recién promovidos estarán listos para su nuevo rol.
  4. Definir el estándar de rendimiento requerido de todos los gerentes.
  5. Asegurarse de que los gerentes sean responsables de la gestión del desempeño y de inculcar la responsabilidad de los empleados aplicando estos tres fundamentos:
    1. Aclarar las expectativas de su rol individualmente y dentro del contexto de la organización.
    2. Brindar capacitación y desarrollo adecuados para que hagan su trabajo.
    3. Proporcionar retroalimentación consistente sobre su desempeño, expresamente positiva, basada ​​en el reconocimiento y utilizando medidas complementarias como Ticket Regalo, para premiarles por sus logros.

La excelencia en el servicio, el rendimiento rentable y la innovación comienzan con empleados comprometidos. Y los empleados abandonan sus organizaciones con mayor frecuencia debido a un mal jefe y una mala relación laboral. Si crees que tus empleados no están lo suficientemente comprometidos comienza a atajar el problema con la gerencia y continúa con las políticas de empresa.

Introducir cambios a favor de la flexibilidad, personalizar el trato y ajustar la oferta de la empresa a las necesidades de cada empleado son medidas que funcionan. ¿Ya tienes planes para tu gerencia? ¿Conoces Ticket Regalo? ¿Has pensado en adoptar un modelo de retribución flexible?

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.