Hay empresas que todavía tienen problemas para recuperar el IVA. Se trata de un ahorro al que dejan de tener acceso y que, en algunos casos, puede tener consecuencias mayores que el mero gasto.

New Call-to-action

A veces están ocasionados por la actuación de terceros, como sucede con las facturas impagadas. No obstante, en la mayoría de los casos, es la propia organización la que falla: se olvida de la obligación de conservar documentos y los pierde, se despista con los plazos o equivoca las cifras, dando lugar a requerimientos de Hacienda.

En la actualidad, existen distintas maneras de evitar volver a verse en situación de no poder recuperar el IVA, algunas de ellas traen consigo ventajas importantes para el negocio, que le pueden ayudar a mejorar su efectividad en temas de contabilidad y a optimizar su gestión financiera. ¿Te interesa conocer cuáles son los problemas más habituales y cuáles sus mejores soluciones?

4 inconvenientes que te lo ponen difícil para recuperar el IVA

Algunas de las causas más frecuentes por las que las empresas no consiguen recuperar el IVA son las siguientes:

  1. Olvidar reclamar la devolución del IVA en el ejercicio anual.
  2. No contar con los justificantes, facturas o tickets que permitan aportar la documentación que Hacienda requiere.
  3. Tener alguna factura impagada.
  4. Descuidar los plazos y no darse cuenta de que han pasado ya cuatro años, la fecha límite fijada para la reclamación de la devolución del IVA.

Se trata de cuestiones que afectan a empresas grandes y pequeñas, pero que, afortunadamente, tienen solución, aunque distinta en cada caso. Así, por ejemplo, cuando se da la circunstancia de que se pasa el plazo de cuatro años, el último supuesto, la forma de proceder sería pedir la devolución por escrito de forma expresa, siempre y cuando no se haya dejado de contabilizar la cuantía del impuesto como “IVA pendiente de compensación” en los ejercicios anteriores.

Ante una factura impagada, trascurridos seis meses, plazo necesario para verificar que el deudor no está dispuesto a abonar su importe, se emite una factura rectificativa con la que se procede a anular la original y se envía copia a Hacienda, se hace una reclamación, vía judicial o notarial, de la factura sujeta a impago y, por último, bastaría con incluir la factura rectificativa en el modelo trimestral de declaración.

Los dos primeros supuestos mencionados son los más habituales y por los que más empresas en nuestro país se quedan sin recuperar el IVA. Se trata, sin embargo, de casos de fácil prevención.

Bastaría con llevar una contabilidad adecuada, una gestión automatizada de las facturas y contar con el respaldo de una solución tecnológica que ayude a evitar errores humanos, aumente la eficiencia de las tareas y mejore la administración de la documentación. Corporate es uno de estos software que facilitan la recuperación del IVA, además de promover una gestión integral de los gastos de la empresa.

¿Quieres olvidarte de los problemas para recuperar el IVA?

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.