Existen muchas herramientas que el departamento de Recursos Humanos de una empresa puede utilizar para alcanzar sus objetivos de forma más eficaz y eficiente. Una de ellas es el profesiograma.

 

Descargar guía gratuita:

Profesiograma: ¿qué es?

El profesiograma es un documento que aumenta las probabilidades de acierto durante el proceso de selección de personal, gracias a que reúne los conocimientos y habilidades necesarios para cubrir un determinado puesto de trabajo.

En otras palabras, es un listado de todo lo que deben reunir los candidatos. Disponer de dicho listado es de gran utilidad para que el departamento de Recursos Humanos comprenda sin lugar a error qué es lo que la empresa necesita.

Veamos a continuación algunas claves para utilizar el profesiograma de forma eficaz.

Profesiograma: claves para su uso en la empresa

En primer lugar, es importante conocer algunos de los campos que suelen indicarse en un profesiograma:

  • Denominación del puesto de trabajo vacante. Esto permite al departamento de Recursos Humanos situar su planificación, ya que no organizará el proceso de selección de personal de la misma forma si el puesto de trabajo vacante es de diseñador gráfico que si es de comercial.
  • Descripción del puesto de trabajo vacante. Además de la denominación, es importante responder a otras preguntas como cuáles serán las responsabilidades del puesto de trabajo o qué objetivos debe alcanzar la persona que lo ocupe.
  • Requisitos curriculares mínimos. Es decir, los mínimos que un candidato debe reunir en su currículum para poder optar al puesto de trabajo en cuestión. Por ejemplo, si va a ocupar un puesto de atención telefónica en varios idiomas, será necesaria una acreditación para cada uno de ellos.
  • Requisitos curriculares adicionales. Es decir, aquellos otros requisitos que, sin ser imprescindibles, se valorarán bien si el candidato los reúne. En muchas ocasiones, estos requisitos adicionales son los que inclinan la balanza hacia uno de los candidatos que cumple con los requisitos mínimos al mismo nivel que otros. Hablamos sobre todo de habilidades como la creatividad o la capacidad de liderazgo, pero también de conocimientos y habilidades adicionales como, por ejemplo, relacionadas con la gestión del tiempo.
  • Vínculos con el organigrama empresarial. Para ayudar a contextualizar el puesto de trabajo en la empresa, es recomendable aclarar en qué lugar del organigrama se va a situar la persona que ocupe dicho puesto y qué relación va a tener con los demás escalones del organigrama.
  • Por supuesto, estos son solo algunos ejemplos recomendados de lo que un profesiograma puede incluir, pero en absoluto son campos obligatorios. No hay un modelo único, sino que cada empresa puede crear sus profesiogramas como mejor considere para cada uno de sus casos.

Además de todo lo anterior, es recomendable que el profesiograma sea elaborado por expertos en comunicación. Es habitual que en la empresa se generen malentendidos a través de distintos documentos porque la persona que los elabora quiere transmitir algo diferente a lo que comprende la persona que los recibe. Por ese motivo, la persona que elabore el profesiograma:

  • Tenga una redacción impecable.
  • Sea buena comunicadora, tanto oralmente como por escrito.
  • Sepa utilizar distintos recursos adicionales que permitan una mejor comprensión de lo transmitido por escrito, como por ejemplo las infografías o las multigrafías.

De este modo, el uso del profesiograma aportará a la empresa eficacia, eficiencia y, por supuesto, una mejor toma de decisiones en los procesos de selección de personal.

Guía

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.